Adelantos en el tratamiento oral del síndrome de Sjögren

Dic 5, 2005 | Noticias


Adelantos en el tratamiento oral del síndrome de Sjögren

Francisco Acedo Torregrosa

Actualizada: 05/12/2005

El 78% de los pacientes tratados presentan mejoría de la sequedad oral y el 66% de la sequedad ocular

 “Del 1 al 3% de la población adulta padece Síndrome de Sjögren, la enfermedad reumatológica autoinmune más frecuente junto con la artritis reumatoide”,  según ha explicado el doctor Manuel Ramos Casals, especialista del Servicio de Enfermedades Autoinmunes del Hospital Clínic de Barcelona. Esta patología, que predomina en mujeres mayores de 40 años (el 95% de los pacientes son mujeres), sobre todo de 50 a 60 años, daña de forma crónica las glándulas exocrinas, especialmente las salivares (productoras de saliva) y las lagrimales (productoras de lágrimas).   Además de la sequedad ocular, oral y dermatológica, síntomas más característicos de la enfermedad, el doctor Ramos afirma que “el uso constante y obligado de saliva y lágrimas artificiales y la frecuencia de manifestaciones generales como cansancio, insomnio, depresión y dolor de las articulaciones, empeora de forma muy significativa la calidad de vida de los pacientes con Síndrome de Sjögren en todos sus aspectos: laboral, social y personal”.

No obstante, según los resultados de un trabajo realizado por el Servicio de Enfermedades Autoinmunes del Hospital Clínic de Barcelona, en el que se han evaluado a 100 pacientes con Síndrome de Sjögren primario (no asociado a ninguna enfermedad), en tratamiento oral de esta patología con pilocarpina clorhidrato, este tratamiento mejora de forma significativa los síntomas de sequedad en aproximadamente el 80% de los pacientes. “El objetivo del estudio fue analizar de forma prospectiva y continuada en el tiempo la respuesta de una serie importante de pacientes al tratamiento con pilocarpina clorhidrato”, explica el doctor Ramos, investigador principal del trabajo. Los resultados fueron presentados por los doctores Manuel Ramos Casals, Pilar Brito Zerón y Josep Font en el Congreso Anual del Colegio Americano de Reumatología (ACR), celebrado recientemente en San Diego (EEUU).

“Tras un año de tratamiento con pilocarpina clorhidrato”, añade este experto, “el 78% de los pacientes presenta mejoría de la sequedad oral y el 66% de la sequedad ocular. Además, este tratamiento mejora la sequedad nasofaríngea y la dermatológica, en el 66 y 52% de los pacientes, respectivamente”.

Otro de los trastornos que padecen los pacientes con Síndrome de Sjögren de sexo femenino es la sequedad vaginal, que ocasiona dificultad en la mujer para mantener relaciones sexuales. En este sentido, el 46% de las pacientes analizadas manifestó una mejoría de la sequedad vaginal.

Prevención de trastornos oculares y orales

La mejora de la secreción glandular con clorhidrato de pilocarpina oral se demostró también a través de la realización de gammagrafía de las glándulas salivares, que aporta información sobre la cantidad y estado de las glándulas enfermas. A este respecto, el 83% de los pacientes que participaron en el estudio tuvo una estabilización o mejoría del funcionamiento de las glándulas salivares.

 Según el doctor Ramos, “el hecho de mejorar la secreción lagrimal y salival, pilocarpina clorhidrato va a prevenir la queratitis, conjuntivitis y la afectación de la córnea causada por la sequedad ocular, así como las caries, infecciones bucales y candidiasis inducidas por la sequedad oral”.

Otras complicaciones del Síndrome de Sjögren

Además de sequedad ocular, oral, nasal, de la piel y vaginal, el Síndrome de Sjögren puede afectar a otros órganos del cuerpo y causar manifestaciones extraglandulares, como dolor o inflamación de las articulaciones, fatiga, afecciones musculares, endocrinas, o hematológicas. De esta forma, más de la mitad de los pacientes con Síndrome de Sjögren primario padece alguna de estas complicaciones.

Con menor frecuencia, el Síndrome de Sjögren puede ocasionar inflamación de los vasos de la piel o vasculitis, afectar al aparato digestivo y otros órganos como el riñón, el sistema nervioso o los pulmones y provocar algunos tipos de linfomas.   En cuanto a los beneficios de pilocarpina clorhidrato en la calidad de vida y prevención de las complicaciones que puede provocar esta patología a largo plazo, el doctor Ramos afirma que “el uso de pilocarpina clorhidrato parece proporcionar una estabilidad en la evolución de este tipo de manifestaciones, de forma que los pacientes no presentan un empeoramiento de las mismas”.

Una enfermedad de diagnóstico tardío

Aunque se desconoce su causa, en el Síndrome de Sjögren se produce la infiltración lenta y progresiva de linfocitos en las glándulas exocrinas, como son las salivares y lagrimales, causada por una reacción autoinmune del organismo. Además de las manifestaciones sintomáticas de sequedad que provoca el Síndrome de Sjögren y que deben alertar a pacientes y médicos de la existencia de la enfermedad, la presencia de anticuerpos antinucleares en la sangre y la realización de algunas pruebas como la gammagrafía de las glándulas salivares ayudan a diagnosticar la patología.

Se estima que el Síndrome de Sjögren tarda en diagnosticarse de 8 a 10 años, debido, en parte, “a la falta de información sobre la enfermedad, la asociación de los síntomas a otras enfermedades y al desconocimiento de éstos por parte de los pacientes, que no le dan importancia a los síntomas que aparecen en el inicio de la enfermedad”, afirma el doctor Ramos. “Esto conlleva una falta de atención por parte de las autoridades gubernamentales y las instituciones sanitarias a las personas afectadas por la enfermedad”.

Sin embargo, este experto hace hincapié en la importancia de diagnosticar cuanto antes el Síndrome de Sjögren: “es muy importante tratar cuanto antes la enfermedad no sólo para mejorar la calidad de vida de los pacientes, sino también para prevenir y/o alertar sobre la aparición de complicaciones asociadas más graves y la existencia de otras patologías”.

Mientras que el Síndrome de Sjögren primario se presenta aislado, esta enfermedad también puede aparecer en una forma secundaria asociada a otras enfermedades, como la artritis reumatoide o la fibromialgia. Así , se estima que el 40% de los pacientes con artritis reumatoide presenta también Síndr“Del 1 al 3% de la población adulta padece Síndrome de Sjögren, la enfermedad reumatológica autoinmune más frecuente junto con la artritis reumatoide”,  según ha explicado el doctor Manuel Ramos Casals, especialista del Servicio de Enfermedades Autoinmunes del Hospital Clínic de Barcelona. Esta patología, que predomina en mujeres mayores de 40 años (el 95% de los pacientes son mujeres), sobre todo de 50 a 60 años, daña de forma crónica las glándulas exocrinas, especialmente las salivares (productoras de saliva) y las lagrimales (productoras de lágrimas).   Además de la sequedad ocular, oral y dermatológica, síntomas más característicos de la enfermedad, el doctor Ramos afirma que “el uso constante y obligado de saliva y lágrimas artificiales y la frecuencia de manifestaciones generales como cansancio, insomnio, depresión y dolor de las articulaciones, empeora de forma muy significativa la calidad de vida de los pacientes con Síndrome de Sjögren en todos sus aspectos: laboral, social y personal”.

 No obstante, según los resultados de un trabajo realizado por el Servicio de Enfermedades Autoinmunes del Hospital Clínic de Barcelona, en el que se han evaluado a 100 pacientes con Síndrome de Sjögren primario (no asociado a ninguna enfermedad), en tratamiento oral de esta patología con pilocarpina clorhidrato, este tratamiento mejora de forma significativa los síntomas de sequedad en aproximadamente el 80% de los pacientes. “El objetivo del estudio fue analizar de forma prospectiva y continuada en el tiempo la respuesta de una serie importante de pacientes al tratamiento con pilocarpina clorhidrato”, explica el doctor Ramos, investigador principal del trabajo. Los resultados fueron presentados por los doctores Manuel Ramos Casals, Pilar Brito Zerón y Josep Font en el Congreso Anual del Colegio Americano de Reumatología (ACR), celebrado recientemente en San Diego (EEUU).

“Tras un año de tratamiento con pilocarpina clorhidrato”, añade este experto, “el 78% de los pacientes presenta mejoría de la sequedad oral y el 66% de la sequedad ocular. Además, este tratamiento mejora la sequedad nasofaríngea y la dermatológica, en el 66 y 52% de los pacientes, respectivamente”.

Otro de los trastornos que padecen los pacientes con Síndrome de Sjögren de sexo femenino es la sequedad vaginal, que ocasiona dificultad en la mujer para mantener relaciones sexuales. En este sentido, el 46% de las pacientes analizadas manifestó una mejoría de la sequedad vaginal.

Prevención de trastornos oculares y orales   La mejora de la secreción glandular con clorhidrato de pilocarpina oral se demostró también a través de la realización de gammagrafía de las glándulas salivares, que aporta información sobre la cantidad y estado de las glándulas enfermas. A este respecto, el 83% de los pacientes que participaron en el estudio tuvo una estabilización o mejoría del funcionamiento de las glándulas salivares.

Según el doctor Ramos, “el hecho de mejorar la secreción lagrimal y salival, pilocarpina clorhidrato va a prevenir la queratitis, conjuntivitis y la afectación de la córnea causada por la sequedad ocular, así como las caries, infecciones bucales y candidiasis inducidas por la sequedad oral”.

 Otras complicaciones del Síndrome de Sjögren

Además de sequedad ocular, oral, nasal, de la piel y vaginal, el Síndrome de Sjögren puede afectar a otros órganos del cuerpo y causar manifestaciones extraglandulares, como dolor o inflamación de las articulaciones, fatiga, afecciones musculares, endocrinas, o hematológicas. De esta forma, más de la mitad de los pacientes con Síndrome de Sjögren primario padece alguna de estas complicaciones.

Con menor frecuencia, el Síndrome de Sjögren puede ocasionar inflamación de los vasos de la piel o vasculitis, afectar al aparato digestivo y otros órganos como el riñón, el sistema nervioso o los pulmones y provocar algunos tipos de linfomas.

En cuanto a los beneficios de pilocarpina clorhidrato en la calidad de vida y prevención de las complicaciones que puede provocar esta patología a largo plazo, el doctor Ramos afirma que “el uso de pilocarpina clorhidrato parece proporcionar una estabilidad en la evolución de este tipo de manifestaciones, de forma que los pacientes no presentan un empeoramiento de las mismas”.

Una enfermedad de diagnóstico tardío

Aunque se desconoce su causa, en el Síndrome de Sjögren se produce la infiltración lenta y progresiva de linfocitos en las glándulas exocrinas, como son las salivares y lagrimales, causada por una reacción autoinmune del organismo. Además de las manifestaciones sintomáticas de sequedad que provoca el Síndrome de Sjögren y que deben alertar a pacientes y médicos de la existencia de la enfermedad, la presencia de anticuerpos antinucleares en la sangre y la realización de algunas pruebas como la gammagrafía de las glándulas salivares ayudan a diagnosticar la patología.

Se estima que el Síndrome de Sjögren tarda en diagnosticarse de 8 a 10 años, debido, en parte, “a la falta de información sobre la enfermedad, la asociación de los síntomas a otras enfermedades y al desconocimiento de éstos por parte de los pacientes, que no le dan importancia a los síntomas que aparecen en el inicio de la enfermedad”, afirma el doctor Ramos. “Esto conlleva una falta de atención por parte de las autoridades gubernamentales y las instituciones sanitarias a las personas afectadas por la enfermedad”.

 Sin embargo, este experto hace hincapié en la importancia de diagnosticar cuanto antes el Síndrome de Sjögren: “es muy importante tratar cuanto antes la enfermedad no sólo para mejorar la calidad de vida de los pacientes, sino también para prevenir y/o alertar sobre la aparición de complicaciones asociadas más graves y la existencia de otras patologías”.

Mientras que el Síndrome de Sjögren primario se presenta aislado, esta enfermedad también puede aparecer en una forma secundaria asociada a otras enfermedades, como la artritis reumatoide o la fibromialgia. Así , se estima que el 40% de los pacientes con artritis reumatoide presenta también Síndrome de Sjogren.





Etiquetas: mejoria, tratados, pacientes, archivo, presentan, adelantos, ocular, sequedad