"Infantino consulta a Platini durante campaña en la FIFA"

Infantino consulta a Platini durante campaña en la FIFA

Foto: Wikipedia – Gianni Infantino.jpegLeer también: Argentina: Fallecen cinco en festival de música electrónicaLeer también: Boca urna: Fujimori a segundo regreso, pelean por 2do lugar Michel Platini dio consejos a Gianni Infantino, quien busca la presidencia de la FIFA, en una campaña que llegó a su recta final, aunque está suspendido de toda actividad relacionada […]

GianniInfantino.jpeg

Foto: Wikipedia – Gianni Infantino.jpeg

Michel Platini dio consejos a Gianni Infantino, quien busca la presidencia de la FIFA, en una campaña que llegó a su recta final, aunque está suspendido de toda actividad relacionada con el fútbol.

Se designó a Infantino como Michel Platini por su castigo por un pago antiético de parte de Joseph Blatter. Después que se ha derrumbado la candidatura de su jefe y presidente de la UEFA, michel Platini es candidato.

Gianni Infantino, es un administrador futbolístico y abogado suizo de principio italiano.

Michel François Platini, mejor conocido como Michel Platini es un exfutbolista y dirigente deportivo francés.

Infantino debió aventurarse a un lugar que le se desconoce el cabildeo, para buscar votos. Alcanzó acuerdos con distintas federaciones y cobró fama después de ocupar un cargo poco conocido, como el principal administrador de asuntos deportivos para la UEFA presidida por Platini.

“Él está suspendido de asuntos relacionados con el fútbol, pero no se le prohibió hablar con la gente”, mencionó Infantino el lunes, en alusión a Platini, durante una entrevista con The Associated Press. “Entonces, definitivamente hablé con él. Hablamos de muchas cosas”.

Cuando la FIFA ha suspendido a su jefe, infantino, de 45 años, nunca ha manifestado ambiciones por encabezar la institución rectora del fútbol mundial sino hasta octubre.

El intento de Platini por suceder a Joseph Blatter en la presidencia de la FIFA se descarriló por la suspensión de ocho años que se le impuso en diciembre, cuando se determinó que el ex astro francés había solicitado y recibido 2 millones de francos suizos de la FIFA en 2011.

Platini afirma que esa plata se le dio como pago por un empleo realizado nueve años antes, sin que hubiese un contrato por escrito.

Los castigos, que además anticiparon el fin del negociación de Blatter, aparecieron en medio de la peor crisis en la historia de la FIFA, tras dos oleadas de arrestos de altos jerarcas del fútbol el año pasado.

Infantino no se ha mostrado dispuesto a abandonar a Platini. Defendió al ex capitán de la selección francesa, quien ha apelado la suspensión y quien llegó a ser el favorito para ocupar la presidencia de la FIFA.

Infantino ha recordado: “Hay un proceso en curso”. “Tenemos que esperar los resultados finales”.

Infantino aguarda otros resultados: los de la votación por parte de las 209 sociedades integrantes de la FIFA, el 26 de febrero.

El dirigente suizo-italiano disputa el cargo con el presidente de la confederación asiática jaque Salman bin Ibrahim al Khalifa, de Bahréin; el ex vicepresidente de la FIFA príncipe Ali bin al-Hussein, de Jordania; el exdirigente de la FIFA Jerome Champagne, y el empresario sudafricano Tokyo Sexwale.

Al Khalifa se perfila como el principal adversario de Infantino. El triunfador va a heredar una institución con la credibilidad en ruinas.

Y ante el recelo existente hacia los líderes del fútbol, la presidencia de la FIFA no luciría ya como un puesto tan atractivo.

Infantino desde el graderío de Wembley, como parte de su visita a Londres para favorecer su campaña mencionó: “Hago esto porque quiero el fútbol, porque siento la responsabilidad de hacer lo correcto por el fútbol”. “No puedo simplemente quedarme sentado en mi asiento de secretario general de la UEFA y observar cómo la FIFA se rompe a sí misma o se rompe a ella. Necesito funcionar y asumir responsabilidades”.

Noel Le Graet mencionó que 11 de los 12 miembros de su comité ejecutivo privilegiaron apoyar al secretario general de la UEFA en la decisión del 26 de febrero. Noel Le Graet es el líder de la federación.

Infantino se ha mostrado más precavido, cuando se le solicitó que mencionara quién está rompiendo a la FIFA.

“Queda muy claro que tiene que ir a cárcel, si alguien ha hurtado plata. Eso está muy claro, así que aplaudo a las autoridades que están investigando”, respondió. “No tienes nada qué temer, si no hiciste nada… y yo quiero asumir esta responsabilidad porque es importante restaurar la imagen de la FIFA y su reputación”.

Se desconoce cuánto poder tendría en realidad Infantino en la FIFA. Ha ayudado a delinear las reformas de la institución que van a reducir los poderes del presidente. Un nuevo director ejecutivo, que cambiará al secretario general, asumiría el control de las operaciones de negocios.

“Queremos abrir los accesos a la administración de la FIFA. Estoy persuadido de que el secretario general no debería ser europeo”, declaró Infantino a la prensa el lunes en Londres. “¿Por qué no un africano?”, ha acotado.

A la vez, parece que varios abogados estadounidenses van a contar con una autoridad considerable en las oficinas generales de la FIFA en Zúrich, a medida que prosiguen las investigaciones penales.

Infantino ha comentado: “No sé quién está dirigiendo la FIFA”. “No creo que sean los abogados estadounidenses. Ciertamente, confío bastante en que, si me eligen presidente de la FIFA, sea yo quien esté al mando… Estoy seguro de que puedo desempeñar ese trabajo muy bien con ayuda de todos, incluidos los abogados estadounidenses”.

Buena parte de los actos de coima y lavado de plata que han desatado el escándalo en la FIFA habría sucedido en el continente americano.

Infantino sostiene que va a haber más supervisión sobre cómo se gasta la plata de la FIFA, particularmente en la CONCACAF y en la CONMEBOL. La FIFA informó el lunes que se han suspendido los pagos a esas confederaciones por parte de las oficinas generales del organismo mundial, incluidos 10 millones de dólares que se adeudaban a la CONCACAF, mientras continúan las investigaciones sobre corrupción.