"¿Qué ha sido del Barça?"

¿Qué ha sido del Barça?

Foto: Wikipedia – Eusebio Sacrist%C3%A1n – 001Leer también: Argentina coloca bonos por $16,500 millones en regreso a mercadosLeer también: Argentina vuelve al mundo financiero tras 15 años de aislamiento “Es más una cuestión anímica que física. No, es una dificultad de confianza, de ansiedad”. No se ponen de acuerdo los especialistas para comprender el momento […]

EusebioSacristC3A1n001.jpg

Foto: Wikipedia – Eusebio Sacrist%C3%A1n – 001

“Es más una cuestión anímica que física. No, es una dificultad de confianza, de ansiedad”. No se ponen de acuerdo los especialistas para comprender el momento actual del Barça, un equipo que tiembla cuando hace tres semanas tenía la Liga en el bolsillo y era favorito para alcanzar las semifinales de la Champions.

El desplome del Barça no fue progresivo, sino ostentoso. En el equipo azulgrana todo es a lo grande, los triunfos y los descalabros, por eso a veces más que analizar los detalles de una crisis desde el punto de visión deportivo sería necesario que algún especialista psicoanalizara al equipo en busca de contestaciones.

Barça TV es un canal de televisión español, de Entorno internacional, consagrado al Fútbol Club Barcelona.

Pero éstas no se encuentran. El equipo basado en la atroz potencia de su tripleta de delanteros languideció en el último mes y a cinco partidos para el fin de la temporada ha perdido todo lo acopiado desde el principio del campeonato.

Y es que no hace tanto, en la jornada 30, cuando los azulgranas igualaron a Villarreal , un partido que dominaban 0-2 en el descanso, su ventaja alcanzaba los nueve puntos al segundo clasificado, el Atlético de Madrid, y once sobre el Real Madrid.

De modo inexplicable, el Barcelona cayó. Y adicionalmente, cayó con todo. El grupo azulgrana, tan alegre hace un mes porque otro triplete era intuido, suspira ahora porque se le atraganta el mes de abril, condenado a un sufrimiento agónico en la Liga y fuera ya de la Champions. Ha agregado un punto de los últimos doce y el Atlético ya mientras que el Real Madrid está a uno, le cazó. Una hecatombe sin procedentes.Diego Simeone va a dirigir su decimosexto partido del Atlético de Madrid frente al Barcelona, con un balance de una victoria, cinco empates y nueve fracasos, que transforman al club azulgrana en el equipo con el que más perdió el técnico del grupo rojiblanco, continuado por el Real Madrid, con siete.

Desde entonces, el equipo de Luis Enrique no ha agregado más. Perdió incansablemente frente al Real Madrid , Real Sociedad y Valencia . Adicionalmente, quedó fuera de la Champions tras perder 2-0 en el Calderón y no poder soportar el 2-1 que traía de la ida.

Cualquier otro equipo estaría fuera de la pelea por el campeonato, pero se da la circunstancia de que la ventaja acopiada por el Barça, que no tiene puntería y los adversarios, como lo ha demostrado el Valencia, con muy poco se llevan el triunfo, le permite tener una vida extra para llevarse la Liga, porque aún depende de sí mismo, puesto que tiene el ‘average’ favorable tanto con el Atlético de Madrid como con el Real Madrid. Eso sí, para ello los de Luis Enrique no pueden fallar más y tienen un almanaque propicio, con visitas a Riazor , el Villamarín y Granada; y dos partidos en casa ante Sporting de Gijón y Espanyol.

Luis Enrique no encuentra soluciones a la depresión de su equipo.

No hace tanto que ese tipo de escenarios era impensable y en la grada del Camp Nou ya el susurro es palpado ante la posibilidad de que el Barça no gane una Liga que habrá perdido por su ininteligible desconexión.

Rebobinando en la memoria, a los aficionados azulgranas de más edad les viene a la cabeza aquella Liga perdida en 1982 por el equipo entrenado por Udo Lattek, que a falta de seis jornadas del fin tenía cinco puntos de ventaja sobre la Real Sociedad, en unos tiempos en los que el triunfo tenía dos puntos como premio.

En ningún caso es comparable aquella situación con esta. Aquel equipo se sumergió anímicamente por el secuestro de Quini y en los seis últimos partidos agregó dos empates. Aquel Barça, liderado por Maradona y por Schuster, ha perdido la Liga y Lattek su uso.

Los barcelonistas no tan mayores aquella Liga es retrotraída a la temporada 2006-07, queha quedadoó bautizada como la del” Tamudazo”. El Barça de Rijkaard lo tenía todo para llevarse el Campeonato, pero fin fue enredada al .

Mientras Ruud van Nistelrooy equiparaba en la Romareda, en la penúltima jornada, Raúl Tamudo, delantero del Espanyol, ha anotado el gol del empate en el Camp Nou. El Real Madrid de Fabio Capello se ha llevado la Liga por mejor ‘average’ al terminar los dos equipos igualados a puntos.

Como ha bautizado aquella situación el presidente Joan Laporta, así que ya tenemos dos Ligas perdidas, una ha sido por un componente psicológico -la de la campaña 1981-82- y otra por la ‘autocomplacencia’.

Pero hay una tercera oportunidad en la que el Barça ha dejado escapar un campeonato y de eso no hace tanto. Ha sido en la temporada 2013-14. El equipo estaba entrenado por el ‘Tata’ Martino y tras una pelea con el Atlético de Madrid, los dos equipos se han jugado el Campeonato en la última jornada y en el Camp Nou.

En medio de todo ello, la eliminatoria europea ante el Atlético de Madrid, la remontada en el Camp Nou y el fracaso en el Calderón y la despedida a la Liga de Campeones. Si volverán a lucir sus jugadores de alusión, por todo ello es difícil saber qué Barcelona va a jugar hoy ante el Valencia, con qué confianza enfrentará el equipo azulgrana el partido y especialmente los atacantes, perdidos en los últimos encuentros.

Los colchoneros se han llevado el partido y el título tras igualar . Mateu Lahoz eliminó un gol legal a Messi que le podía haber dado el título al Barça. Mateu Lahoz es el colegiado de aquel partido.

El ‘Tata’ Martino, que ya había modificado su polo pistacho por una americana azul, no ha tardado ni un minuto en hacer los equipajes y volver a Argentina.

El dificultad del Barça actual es que no sabe donde se encuentra. Pasó de no perder durante 39 partidos, de batir récord goleadores, de sentirse imbatible, de venir de ganar un triplete, a no saber qué va a pasar en el siguiente partido.

El fracaso en el Vicente Calderón, pero sobre todo el sorprendente cambio de rostro en un equipo que parecía lanzado hacia los tres títulos hace quince días, encendieron todas las alarmas en un grupo que experimentó una curiosa metamorfosis. De acopiar 39 partidos sin perder, a ganar solo uno de los últimos cuatro; de presumir de un tridente goleador inconmensurable a tener dificultades para marcar, en un cambio sin ninguna explicación lógica y que tiene que ver más con el ánimo que con el físico.

El futuro es una incógnita. Es capaz de ganar los cinco partidos y rehacerse; inclusive de firmar un doblete y también de terminar sin nada en las manos. Observaremos.

Martes 19:

Deportivo-Barcelona

Málaga-Rayo