"Tom Flores, un pionero hispano en la NFL"

Tom Flores, un pionero hispano en la NFL

Cuando Tom Flores ganó su primer Super Bowl como entrenador de los Raiders de Oakland hace 35 años, el impacto de convertirse en el primer estratega de origen hispano en alcanzar esas alturas no le aturdió hasta después del partido. Se ha hecho muy poco ruido sobre la hazaña en la antesala al partido en […]

Cuando Tom Flores ganó su primer Super Bowl como entrenador de los Raiders de Oakland hace 35 años, el impacto de convertirse en el primer estratega de origen hispano en alcanzar esas alturas no le aturdió hasta después del partido.

Se ha hecho muy poco ruido sobre la hazaña en la antesala al partido en Nueva Orleáns que los Raiders han ganado por 27-10 en contra de los Eagles de Filadelfia. Y más allá de unas cuantas entrevistas con periodistas de medios en español, tampoco se le ha dado demasiada relevancia tras el duelo.

Nueva Orleans es la ciudad más grande del estado de Luisiana, en los Estados Unidos, así como el principal puerto del río Misisipi.

No ha sido hasta los meses posteriores en los que Flores empezó a comprender el impacto que había tenido.

Mencionó: “Ha sido durante el receso de la temporada y me ha tocado trasladar un poco para hacer presentaciones”. “Me han llamado la atención sobre el orgullo que se tenía en las comunidades hispanas. Ha sido algo muy especial”.

Flores siente algo de ese orgullo de cara a la edición de este año en la que un entrenador que le ha tenido como modelo está a punto de emular sus pasos. Cuando sus Panthers de Carolina afronten a los Broncos de Denver el próximo domingo en Santa Clara, ron Rivera podría acompañar a Flores como los únicos entrenadores de principio hispano en dedicarse campeones del Super Bowl.

Ronald Eugene Rivera es actualmente es el entrenador en jefe de los Carolina Panthers del NFL donde en el 2.013 ha ganado Premio de entrenador del Año.

Flores ha continuado la carrera de Rivera desde sus tiempos como jugador universitario en California en la década de los 80. Los dos se han conocido bien el año pasado al reunirse durante un torneo benéfico de golf. Flores espera encontrarse con Rivera por algunos minutos para continuar diciendo y quererle buena fortuna.

Rivera ha mencionado que Flores es un pionero, y que el éxito de Flores le ha abierto el paso para ser entrenador tras retirarse como jugador de la NFL. Se aprecia a Ese Flores clase de estima es muy apreciado a él.

“Uno trabaja durante muchos años, te consagras a muchas cosas, y sabes que te están viendo y que en ciertos casos eres un ejemplo”, ha señalado Flores. “Eso me pone contento”.

A pesar de ganar un segundo título del Super Bowl tras la temporada de 1983 con los Raiders, y un récord de 97-87 en una trayectoria de 12 campañas, más títulos del Super Bowl como entrenador asistente en Oakland y quarterback suplente en Kansas City, Flores nunca recibió el reconocimiento que se merece por sus hazañas.

La presencia de Manning en el Super Bowl asegura que el tema va a volver al tapete —seguramente varias veces— en los próximos 10 días. Pero el quarterback de los Broncos de Denver sostuvo el jueves que guarda el mismo desprecio a lo publicado que cuando reaccionó por primera vez.A 10 días del Super Bowl, y por lo menos tres comparecencias que Manning tendrá que tener ante la prensa, es obvio que no va a ser la última vez que deberá contestar preguntas sobre el asunto, al prepararse para el que sería su último partido.La presencia de Manning en el Super Bowl asegura que el tema va a volver al tapete —seguramente varias veces— en los próximos 10 días. Pero el quarterback de los Broncos de Denver sostuvo el jueves que guarda el mismo desprecio a lo publicado que cuando reaccionó por primera vez.

Flores ha indicado que se le desagradó incluso en los días previos a su primer Super Bowl, lo que cree causó que no se va a prestar atención al hito.

Flores ha contado: “No se dijo”. “Y lo primero que me tocó hacer fue convencer a toda esa gente que yo era quien estaba dirigiendo al equipo y no Al”, añadió en alusión a Al Davis, el dueño de los Raiders.

“Se ha hablado de un duelo entre el gran Dick Vermeil y los Raiders de Al Davis, cuando trasladamos a Nueva Orleáns. No se dijo para nada”, ha acotado. “Al final se acordaron de que existía. El asunto racial nunca ha sido un tema”.