Dos enfoques de la globalización - Noticias.com

Ene 1, 2010 | Noticias


Globalización no es más que apertura generalizada (aunque no exhaustiva) al comercio exterior de bienes y servicios (incluso los financieros), e integración en la división mundial del trabajo. Los países que lo hacen, tanto si son pequeños como Estonia, Andorra, enormes como China e India o intermedios como Vietnam o Tailandia, obtienen los mismos beneficios que los que iniciaron antes ese camino, como Irlanda o  España.

Lo peor para cualquier país es la autarquía económica, el control férreo del comercio exterior, el dirigismo económico de los gobernantes, los tipos de cambio múltiples, la reticencia frente a la inversión extranjera, el déficit público y la inflación. Por el contrario, la apertura al exterior en un marco de regulación estable, derechos de propiedad respetados, dinero sano, fiscalidad soportable y equilibrio presupuestario del sector público, especialmente si éste permite una buena educación y la provisión de infraestructuras adecuadas, son condiciones que permiten el despliegue de las iniciativas empresariales y facilitan el crecimiento. La apertura al comercio permite que incluso los menos eficientes, como explica la ventaja comparativa, puedan encontrar salida a su actividad, sin embargo, en un primer momento puede perjudicar a algún grupo protegido, como agricultores o alguna industria manufacturera.

“Los críticos dicen que otra globalización es posible pero no explican cuál ni como se consigue”

La evidencia de los logros de países que dejan la planificación basada en el socialismo fabiano (India) o en el comunismo soviético (China) es tan clamorosa que insta a pensar en los motivos de quienes la combaten y en el realismo de sus posturas. En realidad los críticos dicen que otra globalización es posible, lo que es verdad y quizás deseable en abstracto, pero no explican cuál ni como se consigue.

La crítica antiglobalizadora es múltiple y entre los grupos que la configuran hay varias categorías básicas: los proteccionistas más o menos disfrazados que quieren seguir disfrutando de precios altos y ausencia de competidores. Algunas ONG’s que aluden a la defensa de derechos básicos y fin de trabajo infantil, pero olvida la mejora rápida que se produce cuando aumenta la producción y la renta y callan acerca de la peor situación de los no globalizados. Teóricos que postulan formas sofisticadas de intervencionismo estatal para evitar ineficiencias del mercado, prescindiendo de los fallos de las administraciones públicas. Otras ONG´s instan a más ayuda en forma de créditos que engrosan cuentas personales o mantienen tiranuelos en el poder. Una corriente exige a las empresas que vayan más allá de la ley para forzar situaciones como las de los países desarrollados. El conglomerado es variopinto y pintoresco, pero tiene una característica en común: defienden sus privilegios y sólo ven aspectos parciales de la realidad.





Etiquetas: exterior, comercio, incluso, division, financieros, archivo, generalizada, exhaustiva