El por qué de las NIC/NIIF - Noticias.com

Ene 1, 2010 | Noticias


La globalización es un proceso imparable del cual difícilmente nos podemos quedar al margen. La proliferación del inglés como lengua adicional a la propia, la introducción del Euro como moneda conjunta de países diferentes, o la creación de un Banco Central Europeo, que externaliza buena parte de las decisiones económicas a una entidad que se encuentra fuera de las propias fronteras, son fruto de la globalización.

El mundo de los negocios no ha quedado exento de este proceso: cada vez hay más empresas sin patria real que tienen como único mercado el mundo como conjunto.

El lenguaje que utilizan las empresas para comunicarse con los bancos, accionistas, potenciales inversores o Hacienda Pública, por ejemplo, es la contabilidad. Hasta hace pocos años este lenguaje era local: si una empresa de Alemania se tenía que “comunicar” únicament con agentes alemanes, entonces utilizaba el sistema legal obligatorio para hacerlo: los Deutsch GAAP (principios contables alemanes). Pero ¿qué pasaba cuando estas mismas empresas se tenían que comunicar con usuarios de fuera del país que no entendían el lenguaje contable alemán?

Vamos a suponer, por ejemplo, que tuvieran que comunicarse con un agente inglés que sólo conoce los UK GAAP (principios contables ingleses). Cómo podía tomar una decisión este agente inglés si los activos, pasivos, ingresos y gastos se valoran de manera distinta en Alemania y en Inglaterra? La única solución era proceder a una traducción del lenguaje contable para que la persona que estaba fuera del país de origen pudiera entender la información ofrecida por la empresa y pudiera, de esta manera, tomar la decisión adecuada.

"Otros países como Japón, la India o Estados Unidos tienen en su agenda la implementación de este lenguaje contable universal"

En un mundo globalizado, este proceso de traducción de los lenguajes contables presentes en los diferentes países era poco ágil y ponía ciertos obstáculos a la circulación de capitales. Es por eso, entre otras razones, que se decidió que todos los países miembros de la Unión Europea utilizaran un lenguaje contable común. Este lenguaje son las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC) / Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), que son emitidas por un organismo de carácter privado con sede en Londres llamado International Accounting Standards Board (IASB). Adicionalmente en los países europeos, otros países como Japón, la India o Estados Unidos tienen en su agenda la implementación de este lenguaje contable universal.

Hasta este momento, la utilización de las NIC/NIIF sólo era obligatoria para los grupos consolidados de las empresas cotizadas en los Mercados de Valores. De todos modos, se ha decidido que las empresas no cotizadas en Bolsa deben aplicar un nuevo Plan General de Contabilidad (PGC) a partir del 1 de Enero de 2007 que , aunque no será idéntico, se habrá inspirado en las NIC/NIIF.

Éste será sólo el primer paso para que las Pymes, en un futuro no muy lejano, adopten totalmente este lenguaje universal y se puedan comunicar con usuarios de la contabilidad independientemente de su país de origen.

Independientemente de que se crea más o menos oportuno obligar a las pymes a hablar este lenguaje contable común, la globalización de los negocios sigue avanzando y va adquiriendo unas necesidades de información que no sólo se centran en las grandes empresas. Deberíamos preguntarnos si no sería una oportunidad para las Pymes formar parte de este proceso. O, quizás mejor, si no sería una amenaza para las Pymes quedarse al margen de este proceso.





Etiquetas: globalizacion, proceso, introducción, euro, moneda, difícilmente, imparable, archivo