El Reto de India - Noticias.com

Ene 1, 2010 | Noticias


Dos semanas atrás se celebró en Nueva Delhi la segunda edición de la Tribuna Hispano-India, foro de debate creado para promover y profundizar las relaciones bilaterales entre ambos países. Además de discutir asuntos de la agenda bilateral e internacional, la Tribuna permitió tomar el pulso a una de las economías más dinámicas del planeta, llamada a convertirse en una potencia de primer orden en pocas décadas.

Desde el inicio de la liberalización económica en 1991, India ha escalado posiciones de forma acelerada. A tan sólo quince años del comienzo de la reforma, los resultados son tan espectaculares como podía palparse en China en los años noventa. De hecho, la diferencia entre ambos “gigantes asiáticos” radica precisamente en que el gobierno chino lleva ya casi tres décadas de creciente e ininterrumpida reforma económica, mientras que el proceso en India ha sido mucho más reciente y errático. Aún hoy día se debate en el país la creación de zonas económicas especiales con importantes incentivos a la exportación y la inversión, cuando China ya experimentó con este sistema en los años ochenta y cuenta actualmente con más de 3.000 zonas industriales de este tipo.

“Las zonas económicas se interpretan como un paso más para lograr el despegue de la producción industrial a gran escala en India”

La ejemplar democracia india implica que medidas de este calado despierten la oposición de partidos de izquierda y de grupos defensores de los campesinos, cuando las zonas económicas chinas se construyeron demasiado a menudo sobre terrenos injusta o forzosamente expropiados a los agricultores. Con razón afirmó en una ocasión el actual primer ministro indio que China “podía permitirse ciertas cosas que no cabían en la democracia india”.

Las zonas económicas se interpretan como un paso más para lograr el despegue de la producción industrial a gran escala en India, a imagen y semejanza de China. Sólo esto y el desarrollo del sector servicios permitirán que millones de indios salgan de la pobreza en un país cuya renta por persona es la mitad de la china. No debemos olvidar que servicios mundialmente famosos como la informática, los “call centres” o los diagnósticos médicos apenas emplean un par de millones en una fuerza laboral de más de quinientos.

Precisamente en los días de la Tribuna debatían los medios indios sobre la apertura del comercio minorista y la hostelería, que algunos ven como la manera de incorporar trabajadores de forma masiva. Sin embargo, nuevamente los partidos de la izquierda han limitado la inversión extranjera a los hoteles y los comercios monoproducto, donde existen sin duda enormes posibilidades para empresas españolas. Los supermercados e hipermercados extranjeros multiproducto ven por tanto cerrado su paso al mercado indio, por lo menos hasta 2009.

“Los representantes indios tienen un enorme interés por las empresas españolas por su doble presencia en Europa y América Latina”

Aún cuando India carece por el momento de los medios de producción masiva que caracterizan a China, el país posee una sólida tradición en manufacturas artesanales. La Feria de Artesanía India celebrada también en Delhi durante la Tribuna es el punto de encuentro de compradores de todo el mundo y en él se dieron cita destacados diseñadores españoles. Desde el mobiliario hasta la joyería, pasando por la moda y sus accesorios, son múltiples los campos en los que destacan los brillantes e imaginativos talleres indios. Ante los graves riesgos de imitación y copias en China, son cada vez más las marcas y cadenas occidentales que dirigen su mirada a India para fabricar sus artículos con la máxima calidad. Si tan sólo tres años atrás China era el lugar indiscutible de compra para la mayoría de grandes enseñas de moda occidentales, hoy día India acapara un peso ya significativo y creciente en muchos ámbitos (como en los complementos o en los productos de materiales nobles).

La pujante industria india, aún sin haber inundado el mundo con sus productos como su homóloga china, está también realizando importantes compras en el exterior. Sólo en las últimas semanas hemos presenciado la adquisición de la marca coreana Daewoo Electronics por 700 millones de dólares y la sonada OPA de Tata Steel sobre la holandesa Corus por 8.000 millones. La liberalización económica en India ha alcanzado también a las cuentas en divisas, permitiendo el endeudamiento en moneda extranjera por parte de sus empresas. Los directivos indios, a diferencia de los chinos, dominan el inglés y tienen “línea directa” con la City londinense, lo cual les facilita una financiación rápida y en las mejores condiciones. La mencionada OPA de Tata Steel, por ejemplo, se realiza sobre una empresa más grande y se financia en un 80% con deuda y activos de la propia Corus.

En este contexto, en la propia Tribuna Hispano-India, los representantes indios expresaron el enorme interés que despertaban las empresas españolas por su doble presencia en Europa y América Latina. No tardaremos pues a ver en nuestro país alguna operación de este calibre protagonizada por empresas indias.





Etiquetas: ambos, segunda, celebró, semanas, atrás, archivo, delhi