"​Foxconn pisa el freno a la adquisición de Sharp tras contratiempos: informe"

​Foxconn pisa el freno a la adquisición de Sharp tras contratiempos: informe

La compañía china de manufactura Foxconn ha puesto pausa a la adquisición de la fabricante japonesa de electrónicos Sharp, luego de recibir el miércoles una serie de documentos que ponen en incertidumbre el futuro financiero de Sharp, ha reportado el jueves el Wall Street Journal. Hon Hai Precision Industry Co. Ltd. conocida como Foxconn es […]

La compañía china de manufactura Foxconn ha puesto pausa a la adquisición de la fabricante japonesa de electrónicos Sharp, luego de recibir el miércoles una serie de documentos que ponen en incertidumbre el futuro financiero de Sharp, ha reportado el jueves el Wall Street Journal.

Hon Hai Precision Industry Co. Ltd. conocida como Foxconn es una multinacional taiwanesa con sede en el Distrito de Tucheng, Nuevo Taipéi que fabrica productos electrónicos por pedido.

Añadió el diario estadounidense, lo que estaría afectando el cierre de la gestión, según el informe, mencionados documentos detallan un “pasivo contingente” con valor de 350,000 millones de yenes.

El pasivo contingente es un término de contabilidad relacionado a costos que una empresa debe cubrir en el futuro y que genera incertidumbre financiera. Estos valores vienen a raíz de demandas, fallar en contratos con distribuidores o demandas laborales.

La recepción de estos documentos cambió la firma del acuerdo de adquisición entre ambas compañías, algo que ya se había acordado, comunicó por su parte Reuters la tarde del miércoles.

El propio Journal, en un informe de enero, mencionó que la gestión estaba valuada en US$5,300 millones; pero la mañana de este jueves, el periódico ha corregido la cifra al comunicar que la adquisición, de concretarse, se cerrará en US$6,240 millones.

Foxconn se observaría favorecida con la tecnología en desarrollo de paneles de Sharp Foxconn es la compañía de manufactura más grande a nivel mundial. y así mejorar sus procedimientos de producción para mantenerse a tope con las demandas de Apple, uno de los clientes más relevantes de la fabricante asiática.

Apple necesita mejorar la calidad y resolución de los paneles en dispositivos móviles, debido a la presión ejercida por otros participantes del mercado como Samsung, que en el marco del Congreso Mundial de Dispositivos Móviles , anunció sus más recientes teléfonos inteligentes, el Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge, y que especialistas en la industria declaran como los smartphones con las mejores pantallas.

Nada no es confirmado al respecto, pero la realidad es que la planta número 1 de Sharp en Kameyama está específicamente dedicada a fabricar las pantallas de los artefactos móviles de Apple. La firma ya invirtió casi 1.000 millones de dólares para convertir aquella planta -en la que se fabricaban paneles HDTV- en una factoría de producción de pantallas LCD, y ahora parece claro que el desplazamiento de Foxconn está dirigido a que tanto la habilidad en Sharp como la capacidad de producción del gigante nipón den una nueva ventaja competitiva a una Apple que indudablemente parece implicada en la operación.Pero donde es evidente que Sharp mantiene una postura muy importante es en el de las citadas pantallas para artefactos móviles. Hace tiempo que Apple pretende introducir mejorías notables en estos componentes, y por ejemplo observamos como su interés por las pantallas de zafiro terminó costándole algún que otro descontento tras la derrota de su sociedad con GT Advanced Technologies.

Se rumora que Apple comunicará el iPhone 7 y próximos teléfonos inteligentes con pantallas del tipo OLED; aunque estos paneles aún continuarán siendo fabricados por Samsung.

Terry Gou, presidente de Hon Hai, busca adquirir Sharp para tener acceso a su tecnología y manufactura de paneles para televisores digitales y pantallas de teléfonos inteligentes, según expertos en la isla. La compañía nipona ha venido sufriendo una mala situación financiera en el último lustro afectada por las fuertes pérdidas de su rama de pantallas de cristal líquido a pesar de haber implementado un agresivo programa de reestructuración en 2012 que ha incluido el recorte de miles de puestos de empleo.