"El histórico concierto de los Rolling Stones en Cuba"

El histórico concierto de los Rolling Stones en Cuba

Foto: Wikipedia – Mick Jagger Deauville 2014Leer también: Jennifer Aniston: ¿La más hermosa del mundo?Leer también: Luis Ventura no para: ahora ha criticado fuertemente a los panelistas Ha sido una explosión de música y color. Los Rolling Stones han hecho historia el viernes con un mega recital, el primero de su tipo en la isla […]

Foto: Wikipedia – Mick Jagger Deauville 2014

Ha sido una explosión de música y color. Los Rolling Stones han hecho historia el viernes con un mega recital, el primero de su tipo en la isla y el broche de oro con el que han cerrado su gira latina “Olé”.

Michael Philip «Mick» Jagger es un músico de rock inglés conocido, sobre todo, por ser el vocalista, compositor y cofundador del grupo The Rolling Stones.

El eléctrico Mick Jagger, con saco ha venido tinto y plateado, camisa roja y pantalón negro, ha subido a un escenario fabricado para la oportunidad en la Ciudad Deportiva ante medio millón de personas que han esperado por horas para conseguir los primeros lugares, observar a sus ídolos y realizar con ellos una ceremonia de clásicos del rock.

“Hola Habana, buenas noches mi gente de Cuba”, ha lanzado Jagger en perfecto y modulado español ante un público que lo vitoreaba a poco de comenzar el recital que ha arrancado con el clásico “Jumpin’ Jack Flash”.

“Sabemos que años atrás era difícil escuchar nuestra música aquí en Cuba, pero aquí estamos. Pienso que los tiempos están modificando”, cuando al calor de la revolución se los acallaba, añadió el vocalista en relación a los impedimentos que los grupos angloparlante han tenido en los años 60 y 70 en la isla en las radios y medios bajo el argumento que su estática representaba la decadencia del capitalismo occidental, aunque los isleños se las ingeniaban pasándose los discos de vinilo de mano en mano.

En los años 80 ese contexto modificó, y aunque sus temas se transmitían por la radio y sus recitales por la televisión, el grupo nunca había tocado en vivo en la isla.

Entre los espectadores no han faltado los carteles con mensajes como “We Love Stone” o banderas de naciones que se declaraban “República Stone”, ni las personas vestidas con camisetas que lucían el popular logo del grupo de la boca con la lengua afuera.

El público empezó a llegar desde el amanecer a las cercanías del lugar portando gorras, botella de agua y luciendo sudaderas con la emblemática imagen de la boca roja de los Rolling.

Se han cortado las calles el jueves en las cercanías de la Ciudad Deportiva, el espacio al aire libre donde se ha instalado un escenario de metal y todo el equipo de audio del show que ha sido de entrada gratuita,.

Desde hace un mes trabajan trabajadores, técnicos y especialistas en la Ciudad Deportiva, donde se va a hacer el recital, para dejar listo el escenario. El recital gratuito va a ser el cierre de su gira Olé, que los ha llevador por Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Perú, Colombia y México.Desde hace un mes trabajan trabajadores, técnicos y especialistas en la Ciudad Deportiva, donde se va a hacer el recital, para dejar listo el escenario. El recital gratuito va a ser el cierre de su gira Olé, que los ha llevador por Chile, Argentina, Uruguay, Brasil, Perú, Colombia y México.

Emocionado Joaquín Ortiz, un custodio de 62 años mencionó: “Yo he crecido con los Beatles, con los Rolling, en los años 60 y 70, soy de esa época”. “Después del día de hoy me puedo fallecer”.

Ken Smith, un marinero retirado de 59 años, y Paul Herold, de 65, han navegado a La Habana desde Key West, Florida, en el yate de este último. “Este fue uno de mis sueños de toda la vida, venir a Cuba en mi velero,” ha manifestado Herold.

Según los organizadores, gran parte de la infraestructura se ha estrenado en Cuba, incluyendo 1.300 kilogramos de sonido, el más grande que se haya instalado en el país caribeño.

El Instituto Cubano de la Música ha indicado que la mayor parte de la infraestructura que se utilizará para el recital es completamente nueva e incluye un audio de 1,3 toneladas, ocho repetidores de sonido y siete pantallas que serán instaladas para que el público pueda estimar mejor el show.

Emocionado a la AP el locutor radial y especialista en música rock Juanito Camacho mencionó: “Es un sueño que toquen aquí, para los cubanos”. “Gustarále a muchos jóvenes cubanos pero también satisfacer las añoranzas de las generaciones con más edad”.

Todo el equipamiento se ha transportado en 65 contenedores que durante casi un mes se han desplegado con decenas de trabajadores y técnicos, informaron los organizadores. Adicionalmente, se van a desplegar siete pantallas gigantes.

“Es muy relevante. Un recital de estos atributos nunca se ha observado en Cuba”, informó el musicólogo Joaquín Borges. “Significará un puente para que otros grupos de este rango vengan a hacer sus presentaciones.

Los Rolling Stones han llegado a Cuba la tarde del jueves en un vuelo privado y el propio Mick Jagger ha dado un pequeño saludo en español a sus seguidores antes de expresar en británico su deseo de visitar la isla.

Cuba está revolucionada. Y no tienen nada que observar con la Revolución que la gobierna desde 1959. Es por las visitas que les evita a los habaneros retomar ese ritmo cansino y salsero que llevan desde siempre. Primero ha sido el presidente Barack Obama y ahora son los Rolling Stones. La Habana está en silencio esperando que explote esta noche en la Ciudad Deportiva todo el rock que van a impulsar los 1.300 kilogramos de equipos que han traído los legendarios ingleses. Y como siempre en Cuba hay en el medio algún elemento argentino. Guevara, Fangio, Libertad Lamarque, los exiliados de los setenta, Mercedes Sosa, innumerables rockeros argentinos, y esta mañana, aquí en la enorme Plaza de la Revolución, bajo la efigie del Che, decenas de chicos argentinos haciendo “un banderazo” por los Rolling, Cuba y Argentina. “Ohhhhh, vamos los Stones, vamos los Stones”, cantan a los brincos. Los serenos del ministerio de Defensa, enfrente, hacen señas y solicitan instrucciones por sus radios, pero dejan hacer. Los turistas de todo el mundo no comprenden pero ven fascinados. Algunos se atreven a solicitar que les saquen una fotografía con los chicos que han venido de Salta, de Belgrano, de Rosario. Juan Ignacio Muñoz, tiene 41 años y una taberna temática stone en Villa Devoto que se llama 40X5. Ya observó 28 recitales del grupo. Cuba es la décima nación en que los continúa y el décimo de esta gira “Olé” por América Latina. Ha estado anoche en la recepción que le ha dado el embajador inglés a Mick Jagger, Keith Richards, Charlie Watts y Ron Wood. Han invitado a unas 200 personas y Muñoz ha sido con un amigo suyo músico cubano. “Ha sido increíble. Yo ya los conozco. Los observé muchas veces. Y ayer estaban allí con todos los colegas cubanos. Estaban todos muy contentos”, menciona. También informa que no se ha atrevido a aproximarse por terror a que no lo dejasen pasar. “Un rechazo de los Stones para mí hubiese sido un golpe muy duro, no se si lo hubiera podido soportar. He preferido saludarlos con mucho”, informa.

Los Rolling terminaron en La Habana su gira latina llamada “Olé” y vienen de realizar masivas presentaciones en Brasil, México, Argentina y Chile .