"Los 20 juguetes Fisher Price que te transportarán a la infancia"

Los 20 juguetes Fisher Price que te transportarán a la infancia

Si quieres recordar tu infancia, entonces no te pierdas estas fotos de los 20 juguetes de Fisher Price más populares y clásicos de los años 80 y 90. Transpórtate al pasado.

Juguetes de Fisher Price clásicos
¿Cuál de estos juguetes te recuerda a tu niñez? (Foto: Twitter)

No hay época más bonita que cuando eres pequeño, y es que no te importa nada más que divertirte y ser feliz. Si estás leyendo esto seguro echas de menos esa época en la que de lo único que te tenías que preocupar era de portarte bien y obedecer a tus padres para que te siguieran comprando juguetes.

Te invitamos a viajar en el tiempo con estas imágenes de los 20 juguetes Fisher Price que no pudieron faltar en tu casa cuando eras pequeño.

¿Listo para recordar?

Donitas

Donitas de Fisher Price.

Estas donitas no podían faltar en una casa, eran el regalo que todos los tíos daban en bautizos y primeros cumpleaños.

Caja registradora

Caja registradora de Fisher Price.

Ahora la caja registradora puede ser tu peor enemiga al momento de pagar en cualquier tienda, pero en ese entonces el escuchar el “cling” de los botones era lo mejor.

Trastecitos

Trastecitos de Fisher Price.

Fun with Food era el nombre original de estos divertidos juguetes, pero en Latinoamérica no podían faltar los “trastecitos” entre las niñas.

Discos

Discos de Fisher Price.

Antes de los iPods y toda la tecnología que existe en la actualidad, tuviste un reproductor plástico de canciones que te hacía distraerte por horas.

Grabadora

Grabadora de Fisher Price.

Y con los años se fue transformando en una grabadora muy divertida de cassettes.

Escritorio

Escritorio de Fisher Price.

Este escritorio fue tu primer contacto con los días de colegio. ¿Lo recuerdas?

Patines

Patines de Fisher Price.

¡Nada más genial que presumirlos con tus vecinos! Estos patines te enseñaron que todo es más divertido sobre ruedas, incluso los regaños de mamá.

Teléfono

Teléfono de Fisher Price.

¿Aló? Mientras los niños de ahora tienen móviles inteligentes, este fue tu primer teléfono y vaya que te gustaba que moviera los ojitos.

Perrito

Perrito de Fisher Price.

¿Recuerdas a tu primera mascota? Habían problemas al pasearla en el pasto porque sus llantitas no resbalaban bien, pero era muy bien portado.

Ruedita de sonidos

Ruedita de sonidos de Fisher Price.

No importaba cuántos años tuvieras, jugar con esta ruleta era demasiado entretenido; tanto, que si el juguete era de tu hermanito lo usabas más tú.

Tinker toy

Tinker Toy de Fisher Price.

Al ver esta foto incluso recordarás el olor peculiar que tenían los “Tinker Toys”, estas rueditas con las que podías crear mil figuras.

View Master

View Master de Fisher Price.

La vida no era nada sin un View Master con los mejores cuentos de Disney.

Chinitos

Chinitos de Fisher Price.

Tener de estos era indispensable, y tenías que tener la granja, el aeropuerto, la casa, guardería, supermercado, bebés y todo lo que anunciaban. La colección no estaba completa si no tenía a este perrito (que ahora cuesta mucho dinero):

Perrito familia

Perrito familiar de Fisher Price.

¿Lo viste alguna vez?

Xilófono

Xilófono de Fisher Price.

El morado y el azul te enojaban porque al tocarlos no emitían ningún ruido. ¿Recuerdas?

Televisión

Televisión de Fisher Price.

Televisión a colores antes que cualquiera de tu familia, y los programas no eran muy variados.

Juguete Fisher Price

Juguete clásico de Fisher Price.

Aunque nunca pedías tener uno, estos aparecían en tu casa sin ninguna explicación.

Carrito

Carrito de Fisher Price.

Un camioncito de seis ruedas que te desplazaba por toda tu casa alborotando los nervios de tus papás.

Cámara

Cámara de Fisher Price.

Tu primer contacto con el arte fue esta cámara con la que fotografiabas a todos tus familiares de manera imaginaria.

Cocina

Cocina de Fisher Price.

Jugar a la casita no era nada sin una cocinita, y tus papás te complacían todos los caprichos.

Aritos

Aritos de Fisher Price.

Era frustrante que los aritos no entrara en los palos, y en todos estos años jamás lo lograste.

Pizarrón

Pizarrón de Fisher Price.

Por último los pizarrones rojos que marcaron tun infancia, y lo mejor de todo era borrar.

Al terminar de ver esto descubrirás que tuviste una excelente infancia.