"Los astrónomos resuelven el misterio del interior del cometa 67P: no hay cuevas ni cavernas"

Los astrónomos resuelven el misterio del interior del cometa 67P: no hay cuevas ni cavernas

Foto: Wikipedia – Laptop dustLeer también: Europa menciona que Google abusa del dominio de AndroidLeer también: ​Samsung estrena Galaxy S7, S7 Edge en oro rosa Polvo y hielo. El doble de polvo que de hielo en volumen y el cuádruple en masa. Eso es, básicamente, lo que hay dentro de 67P/Churyumov–Gerasimenko, el primer cometa en […]

Laptopdust.jpg

Foto: Wikipedia – Laptop dust

Polvo y hielo. El doble de polvo que de hielo en volumen y el cuádruple en masa. Eso es, básicamente, lo que hay dentro de 67P/Churyumov–Gerasimenko, el primer cometa en el que la humanidad consiguió aterrizar. Como se pensaba, los astrónomos desestiman que haya cuevas y cavernas en su interior.

Polvo es un nombre genérico para las partículas sólidas con un diámetro menor a los 500 micrometros y, en forma más general, substancia fina.

67P se ha convertido en uno de los cosas más estudiados del sistema solar. Como otros cometas, el de Rosetta tiene una densidad muy baja, lo que ha llevado a los científicos a pensar podía haber pliegues dentro de su cuerpo helado. Un estudio publicado por Nature elimina que sea el caso y afirma que 67P tiene un núcleo homogéneo lleno de pequeñas y ligeras partículas de polvo.

Cuando el cometa estaba en el lado opuesto de su órbita, la cola inferior, que tiene una parte central brillante, está formada por partículas de polvo liberadas en marzo de 2015 , cuando se aproximaba al Sol.67P/Churyumov-Gerasimenko se ha convertido en uno de los cosas más estudiados del sistema solar desde que la Agencia Espacial Europea hiciera historia aterrizando sobre su área. Pero todavía hoy el cometa puede sorprendernos. Para muestra, esta foto en la que se deja observar con dos colas.

Para llegar a esta conclusión, los astrónomos han estudiado el efecto de la gravedad del cometa en las señales de radio de la sonda Rosetta. En relación con la Tierra sería más fuerte o más débil dependiendo de la órbita de la nave, si 67P tuviese un interior poroso, pero eso no sucede. El interior del cometa es suave y esponjoso, pero tiene una densidad continua.

Los científicos no eliminan que existan pequeñas cuevas que no puedan detectar a través de estas mediciones. Se espera que, al estrellarse sobre el cometa en su adiós, Rosetta pueda enviarnos mediciones más precisas. Se suele mencionar que los cometas son cápsulas del tiempo porque contienen restos de hielo y piedra que proviene de la formación del sistema solar. [vía ESA]