"Nexus 6p tras un mes de empleo: a la cacería de algún punto débil, encargo casi imposible"

Nexus 6p tras un mes de empleo: a la cacería de algún punto débil, encargo casi imposible

Foto: Wikipedia – Huawei offices in Madrid (Spain) 01Leer también: Europa menciona que Google abusa del dominio de AndroidLeer también: Demandan a Google por violar ley antimonopolio en Europa Acabando el año pasado nos encontramos en los análisis de Xataka a uno de los terminales más completos que han pasado por nuestras manos. Hablamos del […]

HuaweiofficesinMadrid28Spain2901.jpg

Foto: Wikipedia – Huawei offices in Madrid (Spain) 01

Acabando el año pasado nos encontramos en los análisis de Xataka a uno de los terminales más completos que han pasado por nuestras manos. Hablamos del Nexus 6p, modelo fabricado por Huawei y comercializado bajo el paraguas de los terminales Nexus. Para este clásico que es el “tras un mes de empleo” en Xataka, nos planteamos un desafío con este modelo Nexus: encontrarle un punto débil.

Huawei Technologies Co. Ltd. es una empresa privada multinacional china de alta tecnología que se especializa en investigación y desarrollo, producción electronica y marketing de equipamiento de comunicaciones y da soluciones de redes personalizadas para operadores de la industria de telecomunicaciones.

Tanto a mi, editor responsable del análisis completo del Nexus 6p, como a Antonio, que ha estado utilizandolo este último mes de forma exclusiva, nos parece uno de los terminales más completos que probamos. En este análisis tras un mes de empleo indagamos en lo que nos pareció el terminal en busca de sus puntos débiles. ¿Lo habremos conseguido?

El metal o cristal podrá gustar más o menos, pero ambos terminados marcan diferencias, cuando hablamos de matiz alto. El Nexus 6P eligió por el metal y ha conseguido una robustez y solidez fuera de toda incertidumbre. Aquí la mano de Huawei, que nos dejó grandes diseños y terminados en estos últimos años, es evidente. Los detalles, el acabado, materiales, lo equilibrado del diseño … o hasta los botones. Todo nos parece pensado con el mayor de los esmeros.

El Nexus 6P es contundente en mano, y podría hacer apurado en el grosor para brindar una silueta más estilizada, pero cuando la percepción en mano y otros apartados como el de la batería habrían quedado, no habría mejorado tocados. Aunque quiebra la persistencia del diseño, inclusive la protuberancia de la cámara nos parece bien resuelta.

Con el botón trasero teníamos incertidumbres, pero como nos ha pasado con otros terminales con similar configuración , al final, por el tamaño global del equipo, es una solución acertada y cómoda que beneficia la experiencia de usuario.

A este nivel de exigencia, la resistencia al agua o al menos a las salpicaduras creemos que podría haber redondeado el diseño del Nexus 6P, que también se dejó de lado la ranura para tarjetas microSD, algo ya al alcance de los fabricantes inclusive en cuerpos de una sola pieza como el del Nexus.

Aunque tendrían que estar allí, no los citamos en el apartado del diseño, pero con los altavoces de este Nexus 6P nos llevamos una gran alegría. La configuración de dos altavoces colocados en el frontal del teléfono le da al mismo tiempo algo de personalidad pero sobre todo contundencia en el sonido que nos permite conseguir. En este mes de empleo nos hemos encontrado escuchando música sin necesidad de altavoces con una solvencia relevante.

Pero lo mejor es combinar el sonido oriundo de los altavoces con la espectacularidad de una pantalla AMOLED que está en lo más alto del segmento. Es la misma que utiliza Samsung en sus últimos Note y se agradece. Contraste, resolución, luminosidad, buenas visibilidad … en decisiva una pantalla brillante en todos los apartados en que puedas estimarla. Ser un panel AMOLED se aprovecha también para brindar Ambient Display y tener notificaciones en la pantalla bloqueada con un consumo inapreciable para la batería.

En la pantalla la única pega que le podemos poner tiene que ver con los perfiles para adecuar la apariencia de la pantalla AMOLED a gustos personales. Aquí Huawei y Google no van de la mano de Samsung y se dejan esa opción por el sendero.

En anteriores Nexus la idea de que algún apartado del terminal tenía que presentarse a un nivel inferior al que cabría esperar era continuo. Y la cámara fue en varias generaciones un pequeño dolor de cabeza. Asumible, pero dolor al fin y al cabo. No pasa nada de eso con el Nexus 6P. Como en enfoque, efectiva en la mayoría de situaciones aunque en escenas nocturnas lo observamos padecer más, su cámara es rápida tanto en tiro de lo que debería, y mantiene un nivel de detalle relevante por un buen procesamiento y suficiente resolución.

Lo que no ayuda nada a sacar más provecho de la cámara del Nexus 6P es la interfaz por defecto de Google, a años luz de lo que se merece cualquier smartphone que tenga aspiraciones fotográficas. No tenemos ningún control manual, así que es recomendable que te hagas con alguna aplicación de terceros para observar el potencial de la cámara del Nexus 6P.

Para mientras que el Nexus 6P de Google y Huawei viene con 3.450 mAh, que tengas un poco de visión respecto a otros equipos del hogar y de la competencia, el Galaxy S6 Edge+ disfruta de un módulo de 3.000 mAh.

El desempeño del Nexus 6P es el que esperábamos, y no tiene que temer en absoluto por los viejas dificultades de calentamiento de los primeros Snapdragon 810. Aquí no hemos estimado calor fuera de lo normal en ningún momento. A que el equipo se mueva con total fluidez ayuda el contar con Android puro. Esto es siempre una buena noticia para quienes no casan con personalizaciones de marcas. No obstante, aquí la relevancia de la variante no es tanta como la de asegurarnos que las actualizaciones oficiales comunicadas por Google no tardaremos en obtenerlas. Para consumidores que gustan de tener siempre la última versión de su sistema operativo, es casi la única opción del mercado con la que lo podemos conseguir.

Aunque no podemos olvidarnos, sobre la memoria interna, el modelo que probamos fue el de 32 GB, un buen principio de que no contamos con ranura para tarjetas microSD.

Contar con un peso y grosor no muy reducidos permitió al Nexus 6P integrar en su cuerpo una gran batería que nos da lo mínimo que le pedimos hoy en día a un phablet: bastar con solvencia el día y medio de empleo, como os hemos anticipado previamente.

La C es la tercera letra del abecedario español y del abecedario latinoamericano básico y la segunda de sus consonantes.

La carga adicionalmente es rápida, y contamos con puerto microUSB de tipo C, todo un acierto que sin embargo nos obliga a realizar un desembolso para invertir en cables nuevos. Necesitaremos un par para asegurarnos la carga en escenarios donde hasta el momento no teníamos esa dificultad por la proliferación de los cables microUSB clásicos. Un apunte: ojo con la adquisición de los cables USB tipo C porque tiene que asegurarse una mínima calidad con ellos para impedirnos sorpresas.

Sí, vale, todo muy bien en el Nexus 6P pero, ¿qué me decís del precio? Si has llegado hasta aquí y pensado en lo que os proponemos, la decisión de compra puede que ya solo dependa del precio del equipo. Actualmente se puede conseguir por 599 euros, que teniendo en cuenta lo que nos brinda a cambio, es un valor que creemos realista o al menos acorde con el mercado y la competencia.

Pero esta mañana todo parece haber modificado después de que una supuesta unidad de este móvil haya surgido en una tienda online de Dubai. No podemos estar 100% seguros de que sea real, y en cualquier caso podría ser una maqueta o una unidad previa con un diseño que podría padecer cambios. Pero de ser cierta, teniendo en cuenta la cercanía de su presentación nos sirve para poder echarle un primer vistazo lo que nos podría deparar el próximo artefacto de los coreanos.