"No todo suena igual: según un estudio, la música nunca fue tan variada como hoy"

No todo suena igual: según un estudio, la música nunca fue tan variada como hoy

Foto: Wikipedia – Beatles loveLeer también: Jennifer Aniston: ¿La más hermosa del mundo?Leer también: Luis Ventura no para: ahora ha criticado fuertemente a los panelistas Con su “I Want to Hold Your Hand”, The Beatles han conquistado los Estados Unidos. La canción, lanzada el 26 de diciembre de 1963, ha sido su primer número uno […]

Foto: Wikipedia – Beatles love

Con su “I Want to Hold Your Hand”, The Beatles han conquistado los Estados Unidos. La canción, lanzada el 26 de diciembre de 1963, ha sido su primer número uno en esa nación y marca, para muchos historiógrafos de la música, el momento de la gran revolución del pop en el suelo del rock and roll. No obstante, un estudio de más de 17.000 éxitos publicados desde 1960 hasta hoy mantiene que, la escena musical estadounidense ya había comenzado a modificar, antes de que los chicos de Liverpool llegasen. La misma investigación, respaldada en las matemáticas y la biología, lanza más sorpresas: la decenio de los ochenta ha sido la más monótona de la historia de la música y los mayores revolucionarios de la canción popular no han sido ni los rockeros ni los poperos, sino los raperos.

El estudio asegura que los Beatles y los Stones no comenzaron la revolución pop, sino que se agregaron a la ola de las diferentes músicas de los EE.UU.

The Beatles ha sido un grupo de pop-rock inglés activo durante la decenio de 1960.

La música popular es una de las mayores manifestaciones de la cultura moderna. Estudiar su evolución fue hasta hace poco cosa de historiógrafos y musicólogos. Pero detrás de su estética y capacidad de emocionar está la ciencia, en particular las matemáticas y la biología. Sin el orden y sentido que brindan propiedades como la tonalidad, la sonoridad o el timbre, aquello sonaría a cualquier cosa menos a música. Y estas propiedades se pueden medir, agregar o restar.

Ingenieros y biólogos ingleses tomaron dos de esas propiedades -los acordes y el timbre- para estudiar su evolución. Han aplicado una serie de algoritmos matemáticos para analizar 17.094 canciones que ingresaron en el Billboard Hot 100, la principal lista de éxitos norteamericana, entre 1960 y 2010. Han podido así agrupar las canciones más exitosas en 13 grandes estilos musicales y continuar la historia de estos 50 años de la música pop como si fuese un procedimiento evolutivo.

“La cultura, la música no cambian precisamente como los seres vivos, pero creemos que hay profundas semejanzas -informa Armand Leroi, biólogo evolutivo del Imperial College de Londres y coautor del estudio-. Esto se debe a que la cultura es el resultado de un procedimiento de descendencia con alteración, por utilizar la frase de Charles Darwin: copia lo que se hizo previamente, cuando un artista hace una nueva canción lo mezcla y le agrega algo nuevo. La música tiene una historia y por eso pensamos que podemos estudiarla utilizando herramientas evolutivas.”

El estudio de Leroi muestra cómo la música ha cambiado desde los años 60, y que no siempre lo hizo igual. En el sendero se quedaron arrinconados algunos estilos, aunque muchas veces dar a luz otros. Los acordes propios de la música melódica y el rock son los más comunes en el Hot 100, con una presencia casi persistente entre las canciones más populares. Pero hay otros estilos que padecen los vaivenes del tiempo. Por ejemplo, los acordes de séptima, utilizados en el jazz y el blues, estaban muy presentes en esa lista en los primeros años, pero se han reducido en un 75% entre 1960 y 2009. Hoy es música para minorías.

“Hot”, es una denominación genérica que han usado los musicólogos para comprender todos los estilos que se han desarrollado en el jazz anterior a 1930.

Desde mediados de los 60 y hasta finales de los 70 la presencia de acordes de séptima menor es duplicada. Muy utilizados para dar color armonioso al soul, adelantan la llegada del funk y el victoria de la música disco. Casi en paralelo, también enfatizan los acordes rockeros de grupos como Mötley Crüe, Queen o Kiss. Sus éxitos coinciden con el fenómeno del arena rock, cuando los grupos eran capaces de llenar estadios, honor reservado por estos días a pocos grupos.

El estudio señala a Phil Collins como uno de los mayores enemigos de la diversidad musical. Su In the Air Tonight, de 1981, se respalda en la percusión artificial nacida de una caja de ritmos que, al lado de los samplers, se popularizaría entre las canciones de la new wave y la música baile y disco durante el resto de esa decenio. Estos mecanismos y la contracción en la diversidad de acordes presentes en el Hot 100 hacen de los años 80, según el estudio, los años de menor diversidad musical de la historia.

Aunque en la mayor parte de su historia la música vivió un procedimiento de acumulación, los investigadores han encontrado tres momentos que la han revolucionado. El primero el año del principio de la llamada fue producido en 1964, ” invasión inglesa” de las listas norteamericanas. Los datos muestran cómo el patrimonio en acordes y timbres se multiplica en varios estilos, como el soul, el rock y el pop. Otros, en cambio, se contraen hasta casi desaparecer, como el country y el meloso du va a duá. Aunque The Beatles y Rolling Stones tienen un papel importante, los autores del estudio creen que, en realidad, se limitaron a subirse a la ola.

En la historia musical Un segundo hito es producido en 1983. Pero la gran revolución, comprendida como presencia en las listas de éxitos, se comienza a principios de los 90. Aunque ya previamente ha habido pioneros como Grandmaster Flash o los Public Enemy, la era dorada del hip-hop y el rap Nas Snoop Dogg o Busta Rhymes son comenzados con los raperos Nas, Snoop Dogg o Busta Rhymes encaramando se a los primeros puestos del éxito. El dominio de estos estilos es mantenido hasta bien ingresado este siglo, cuando ha comenzado a decaer en favor de una recuperación de la canción de autor de soporte folk y, en especial, del rock más clásico.

El estudio desmonta un último mito. A toda persona mayor a la que se le interrogue, no importa la edad que tenga, mencionará que la música de su tiempo era más rica y variada que la que hoy escuchan los adolescentes. No obstante, con respecto a diversidad de acordes, timbres y estilos, la música no fue tan diversa como hoy, al menos en la lista de éxitos de Estados Unidos.

Luego del reinado del hip hop, ha empezado cierta recuperación del cantautor y también del rock más clásico.

Por su variedad tímbrica y la persistencia de su éxito, el hip hop también dominó la primera decenio del nuevo milenio en los EE.UU.