"¿Por qué la RAM es tan relevante para tu tablet?"

¿Por qué la RAM es tan relevante para tu tablet?

Resulta que de pronto hemos comenzado a leer sobre especificaciones y atributos técnicas que antiguamente parecían irrelevantes, pero que en la actualidad con el mundo tablet ganaron especial importancia. Núcleos, rapideces y frecuencias, megapíxeles, medidas y resoluciones… y gigas y gigas de memoria RAM. Todos los artefactos electrónicos incluyen diferentes cantidades de memoria RAM, uno […]

Resulta que de pronto hemos comenzado a leer sobre especificaciones y atributos técnicas que antiguamente parecían irrelevantes, pero que en la actualidad con el mundo tablet ganaron especial importancia. Núcleos, rapideces y frecuencias, megapíxeles, medidas y resoluciones… y gigas y gigas de memoria RAM.

Todos los artefactos electrónicos incluyen diferentes cantidades de memoria RAM, uno de los grandes ejes sobre los que gira la informática casi desde sus principios. Pero ¿qué es la memoria RAM y por qué es tan relevante? Porque no es lo mismo uno que dos gigas, a priori cuanto más va a ser mejor… ¿por qué? Descubriremoslo.

A finales de 2015, la gigante sudcoreana presentó módulos de memoria RAM de hasta 12GB del tipo LPDDR4 y que se pueden utilizar en teléfonos inteligentes, lo que permitiría que Samsung dé el salto de 4 a 6GB en RAM en dispositivos móviles.

La memoria RAM, random access memory, es el componente del ordenador que se encarga de gestionar la información temporal a medida que el resto de componentes la procesan, y es uno de los componentes elementales de todo equipo informático. La tienen los ordenadores, y también los artefactos más modernos como smartphones y tablets.

Al inverso que en ordenadores —escritorio y portátiles— donde la encontramos en forma de módulos, en los artefactos más modernos como smartphones y tablets la RAM se encuentra integrada en pequeños circuitos de medida muy reducido, soldados o incluso en algunas oportunidades directamente incluidos en la placa principal. Por ello, es importante elegir bien la cantidad que deseemos al inicio, ya que posteriormente no podremos aumentarla o mejorarla. Nos vamos a quedar con aquella cantidad inicial, la que el artefacto tenga al adquirirlo.

Al igual que otros tipos de almacenaje, la memoria RAM la memoria RAM es medida en bytes, pues ésta es la unidad de información que un ordenador gestiona. Con el tiempo ha ido cambiando, y en la actualidad lo habitual es que un tablet tenga 1, 2 o 4 gigabytes de memoria RAM, si bien hace algunas décadas lo normal era hablar de kilobytes o megabytes.

La RAM es memoria flash, si el circuito pierde la corriente energética la información será perdida

Es memoria flash —muy eficaz— y volátil, lo que significa que si el circuito pierde la corriente energética la información será perdida. Justo lo inverso a otros métodos de almacenaje donde los datos se mantienen aunque apaguemos el artefacto. Dado que la RAM suele usarse como almacenaje temporal esto no es una dificultad para el usuario.

¿Como almacenaje temporal? ¿ Para qué la memoria RAM es usada realmente la memoria RAM? Existen innumerables ejemplos que caracterizan el funcionamiento de la RAM, y de todos ellos tal vez el más reconocible sea el de las aplicaciones que se ejecutan en segundo plano.

Prácticamente la suma de artefactos actuales —sea del tipo que sea— son multitarea, por lo tanto, permiten realizar múltiples empleos al mismo tiempo. Mientras navegamos por la web en nuestro tablet, el cual está conectado a la red WiFi, podremos estar copiando música y recibiendo notificaciones push del correo electrónico, Twitter y también Facebook. Cada uno de estos ‘empleos’ está ejecutándose en segundo plano y la información que gestiona y el código que ejecuta hace uso de la memoria RAM para procesarse de forma correcta y rápida.

Si por ejemplo estamos usando un editor de fotografía, igualmente los datos relativos a la imagen están almacenándose en la memoria RAM para que la entrada y la alteración sean lo más rápidos probable; o por ejemplo un videojuego hace una gran carga de la memoria RAM por la misma causa, que pueda manejar y gestionar información velozmente.

Todo en un tablet se basa en la memoria RAM, con mayor o menor peso según la aplicación. Y sabiendo esto, ¿cuánta RAM tiene que llevar mi nuevo artefacto?

En general, cuanta más memoria RAM siempre va a ser mejor. Esto va a repercutir ligeramente en el valor —y no en todas las oportunidades—, pero indudablemente que va a ser mejor tener 2 GB de memoria RAM a 1 GB, y por supuesto 4 mejor que 2.

El Galaxy Note 6 va a tener una monstruosa memoria RAM de 6GB, según informes.No obstante, los chismes ya han empezado, y según la información que ha llegado a las manos de la web SamMobile el Galaxy Note 6 va a ser aún más grande que su antecesor y tendrá más memoria RAM que ningún smartphone hasta la fecha.

Cuanta más RAM… mejor. Y lo vamos a notar en muchas oportunidades, como por ejemplo cuando estemos ejecutando decenas de aplicaciones a la vez —en segundo plano— y el sistema continuará funcionando de forma eficiente.

También en los videojuegos. Cuanta más RAM tenga un tablet, mayores texturas será capaz de mover, y esto es especialmente relevante en los tablets con altas resoluciones. Si por ejemplo estás manejando una imagen de una resolución muy alta el artefacto, lo mismo con las imágenes: usará la RAM como intermediario.

¿Y qué ocurre cuando la memoria RAM es insuficiente? Es posiblemente uno de esos puntos a los que no te gustaría llegar. Cuando la RAM se llena el propio sistema, dado que los sistemas operativos están incesantemente manejando memoria RAM libera las partes que menos necesita, por ejemplo aquellas que hace más tiempo que no usa.

Cuando tu RAM se llene lo más posible, un ejemplo más práctico: si primero abriste el navegador Opera pero luego sólo has utilizado Chrome es que desaloje la parte que usaba Opera para otros menesteres, como por ejemplo el juego que terminas de abrir.

Los programas task killers no siempre benefician, ya que pueden impedir que recibamos mensajes en el WhatsApp o que las apps tarden mucho en cargarse todo el rato

Todos conocemos el software que libera de memoria, y que trabaja de manera autónoma procurando que el sistema esté siempre lo más libre posible. Más allá de la discusión sobre si son útiles o no tienen un amenaza muy relevante, y es que eliminen los procedimientos que no deberían haber eliminado. Por ejemplo, uno de estos programas pueden detectar que WhatsApp consume mucha memoria, eliminándolo del segundo plano; esto evitará que recibamos nuevos mensajes hasta que no abramos nosotros la aplicación manualmente. También Esto puede ser aplicado a cualquier app que esté ejecutando se en segundo plano, y no sólo a WhatsApp.

En algunas ocasiones habrás notado que cuando abres por primera vez una app —por ejemplo después de un reinicio— ésta tarda un buen rato en abrir, y que luego se inicia de forma casi instantánea. Esto es porque “está metida” en memoria RAM, y por consiguiente no necesita cargar información porque ya la tiene. Los task killers también actúan eliminando este tipo de información para liberar a la RAM, con lo que es probable que al fin la experiencia sea que siempre “tarda mucho” en cargar o abrir una determinada app.

Otro punto relevante es que las aplicaciones son cada vez más exigentes, y piden más memoria RAM. Más texturas “pesadas” o complejos procedimientos que cargan el tablet, por no hablar de los aumentos en la resolución de las pantallas, las nuevas posibilidades multiuso o los versátiles 2-en-1 que agregan nuevas posibilidades y, por tanto, un nuevo y superior nivel de exigencia a los tablets.

Cuanta más RAM, mejor. ¿Siempre? Bueno, generalmente; no siempre es así. Lo ideal es que cada usuario escoja adaptándose al empleo que le vaya a dar al artefacto. Y aquí, determinaremos una mínima cantidad de memoria RAM según el tipo de usuario y el para qué quiera el artefacto, como hablaremos de tablets.

Depende mucho del empleo, como observáis. El usuario que quiera y necesite lo mejor le va a gustar tener un tablet con 4 GB de memoria RAM, y ASUS pensó en ello con el ASUS ZenPad S 8.0, el nuevo tablet de la compañía taiwanesa que pone esta cantidad de RAM en el mercado.

Un tablet Android que se presenta con una pantalla LED de 8.0 pulgadas y resolución 2K que van a agradecer la presencia de los 4 GB de memoria RAM integrada, junto con los 64 GB de almacenaje interno . Es un tablet pequeño de sólo 6.6 milímetros de grosor y está dominado por un procesador Intel Atom Z3580 de cuatro núcleos con tecnología de 64 bits capaz de mover los juegos más exigentes del mundo Android.

También dispone de conector USB Type-C, el reversible, Bluetooth 4.0 y WiFi hasta 802.11ac, cámaras de 8 y 5 megapíxeles y un par de altavoces frontales con tecnología DTS HD Premium Sound y Sonic Master.