"Probamos el Samsung Galaxy S7: las seis cosas que necesitas saber del nuevo terminal"

Probamos el Samsung Galaxy S7: las seis cosas que necesitas saber del nuevo terminal

Foto: Wikipedia – Past(1969-79) samsung logoLeer también: Europa menciona que Google abusa del dominio de AndroidLeer también: Demandan a Google por violar ley antimonopolio en Europa Samsung acaba de revelar el Galaxy S7 durante el Mobile World Congress de Barcelona. El Galaxy S7 es su nuevo terminal insignia. Tuvimos la suerte de probar durante un […]

Past2819697929samsunglogo.PNG

Foto: Wikipedia – Past(1969-79) samsung logo

Samsung acaba de revelar el Galaxy S7 durante el Mobile World Congress de Barcelona. El Galaxy S7 es su nuevo terminal insignia. Tuvimos la suerte de probar durante un rato el teléfono para sacar una conclusión bastante clara: Samsung todavía sabe cómo hacer un gran, gran teléfono Android.

Es el chaebol más grande de Corea del Sur que disfruta de gran reconocimiento a nivel mundial, también es líder mundial en diversas ramas de la industria electrónica.

El mejor modo de definir al Galaxy S7 es como un ejercicio de ajuste, de perfeccionamiento. La cámara es, por supuesto, mejor que la el año pasado. La calidad de construcción es mejorada pero, tal vez lo más relevante, Samsung ha vuelto a agregar una ranura para tarjetas micro-SD, de modo que puedes ampliar la memoria del terminal sin gastar mucho dinero.

Hay mucho y muy bueno en el nuevo Galaxy S7 y su contrapartida el S7 Edge. Aquí va un breve resumen con las seis cosas que necesitas conocer de los nuevos terminales:

El informe añade que además del S7 Edge temático de la nuevo film del Caballero de la noche y el Hombre de acero, Samsung va a lanzar una variante de los Juegos Olímpicos 2016, además de un modelo como resultado de una sociedad con un popular cantante sudcoreano.El video, en estado oculto pero que puede ser visitado por cualquiera que tenga la relación de YouTube – muestra a una adolescente atleta con su Galaxy S7 Edge como leal acompañante de sus actividades deportivas – inclusive corriendo bajo un torrencial aguacero, durante el cual la protagonista continúa usando el artefacto sin aparente inquietud.

Pese al refinamiento en el diseño del Galaxy S6 el año pasado, su falta de almacenaje extraíble ha sido, para muchos, una error imperdonable. Allí es donde el Galaxy S7 introduce sus primeras mejorías. Utilizando una bandeja híbrida para la SIM el S7 puede ampliarse hasta los 200 GB. Tiene también acreditación IP68, lo cual significa que puede sobrevivir a una inmersión de metro y medio de profundidad durante 30 minutos. Implica, también que teóricamente puedes ducharte con él, aunque los chorros de agua interfieren con la pantalla capacitiva, dejándola inusable. Sobreviviría el remojón, eso sí.

Samsung también se las ha apañado para reducir un milímetro o dos de la cámara en la trasera del teléfono, usando al mismo tiempo los bordes más curvados que aparecieron por primera vez con en el Galaxy Note 5 y haciéndolo, por tanto, mucho más cómodo en la palma de la mano. Es, con bastante certeza, uno de los teléfonos más cómodos de sujetar que he probado en un tiempo.

Dejaréme los pormenores para el análisis detallado que continuará en las próximas semanas, pero el tiempo que pasé jugando con al cámara de S7 me dejó una impresión indeleble. El brinco en capacidades técnicas está encaminado, sobre todo, al desempeño en baja luminosidad. Aunque el sensor redujo sus megapixeles de 16 a 12, los nuevos píxels más grandes permiten que entre hasta un 56% más de luz, según Samsung. Con una apertura de f/1.7 y una disposición del sensor reorganizada para mejorar la rapidez de encuadre, el S7 se ha convertido en la cámara móvil más espectacular que yo haya probado jamás.

Aunque las pruebas las realizamos en una habitación de pruebas discretamente apartada, conseguí hacer a un lado una cortina para tomar algunas fotos de las siempre atareadas calles de Nueva York . Aunque por maldición no tengo la fotografía en cuestión, la rapidez de obturación ha sido endiabladamente rápida, la fidelidad de color fantástica utilizando HDR y el detalle, inclusive con el zoom al máximo, innegablemente bueno. Si hay algo sobre lo que emocionarse con el nuevo Galaxy es esto, la nueva cámara.

Muchísimos smartphones han tratado de brindar información siempre disponible en la pantalla del terminal. Pocos lo consiguieron, pero Samsung parece haber superado la dificultad de una vez por todas. Con su pantalla eficiente AMOLED y su procesador Snapdragon 820 el S7 hace uso de una pantalla que está siempre encendida de manera opcional y que puede mostrar continuamente información como la hora, el calendario, notificaciones o incluso algunos fondos de pantalla con un diseño bastante espartano.

La única pega es que las opciones son bastante limitadas y tampoco puedes leer las notificaciones. Si Samsung consigue reunir toda esa información y mostrarla de modo permanente, supondrá un inmenso avance.

Samsung siempre llevó la delantera en lo relativo a la realidad virtual en smartphones, y el S7 no es una excepción. Va a ser compatible con su propio casco de realidad virtual y se va a ayudar para ello de una torreta de Portal, menciono… de una Gear 360 Camera. Puedes montarte tus films en realidad virtual directamente desde el S7 dejando que el procesador del teléfono haga todo el empleo. Obtienes una previsualización en vivo de lo que la cámara observa, cuando está conectada al S7 también y también puedes alternar entre las diferentes maneras. Puedes leer toda la información en nuestras primeras impresiones aquí.

Pero el encuadre de Samsung en el gaming va más allá del hardware. TouchWhiz viene con un nuevo portal para juegos. TouchWhiz es la variante personalizada de Android que usa el Galaxy S7. La característica permite grabar vídeo y transformar llamadas entrantes o mensajes en pequeños iconos sobre la pantalla de modo que nadie te aparte de esa apasionada partida a Candy Crush. Son funcionalidades que ya hemos observado en otros servicios, como Google Play Games, pero con sinceridad la integración de Samsung es bastante más sencilla de utilizar.

Tenía, sin ningún tipo de incertidumbre, ese factor “wow” respecto de él, cuando Samsung ha lanzado el S6 Edge, pero no mucho más. Ahora, Samsung redobló su aguzada plan con los márgenes del teléfono agregando más paneles cuando deslizas tu dedo por ellos. La funcionalidad clave es totalmente personalizable y te permite construir atajos rápidos de modo similar a como funciona IFTTT. En caso de que acostumbres enviar muchos emails a tu jefe, por ejemplo puedes automatizar un atajo que va a abrir automáticamente tu cliente de email con la información de contacto de tu jefe ya añadida.

Samsung ya ha hecho algo similar en 2015, con el lanzamiento de una variante del Galaxy S6 Edge disfrazado de Iron Man. El teléfono se vendió como pan caliente y debido a que sólo se fabricaron 1,000 unidades, el teléfono ahora es una reliquia que en algunos sitios de Internet se ha llegado a vender hasta en US$92,000.

El S7 normal ahora incluye la variante mejorada de la bandeja de aplicaciones en el lateral, los contactos y la nueva bandeja para tareas. Dichas bandejas son ahora el doble de grandes, permitiendo añadir todavía más atajo y accesos directos a aplicaciones. El teléfono todavía va a realizar esa pequeña danza de luz cada vez que te llame un contacto favorito. En el S6 del año pasado la funcionalidad lucía precisamente así:

Samsung también se ha aliado con Yahoo para mejorar radicalmente la experiencia del borde del S7 Edge. Así, Yahoo contribuye información sobre resultados deportivos, noticias de última hora y toda una serie de opciones que modifican la experiencia delo margen arqueado en algo más que un simple capricho de diseño para llegar a ser algo que de verdad quieras usar. Me sorprende un poco porque esta integración no llegó al S7 normal pero supongo que es simplemente una manera de distinguir ambos modelos.

Aunque el S7 es un refinamiento en cuanto al S6 del año pasado Samsung tampoco reinventó la rueda. Adicionalmente, los artefactos que yo utilicé estaban cargados con aplicaciones que ni quiero ni necesito, incluyendo la suite de Office que no puede borrarse.

Samsung mejoró también el diseño de TouchWhiz para hacerlo sentir algo más ligero y menos intrusivo. Si ya has utilizado un artefacto Samsung con anterioridad, se va a continuar sintiendo como una interfaz muy familiar. De hecho, he cogido un S6 por error, mientras probaba el S7 y no me di cuenta del cambio hasta que he reparado en la variante algo más antigua del sistema operativo. Tampoco lo va a hacer este, en caso de que el año pasado no te haya gustado el diseño.

Samsung ha optado también por seguir usando un cargador micro-USB en lugar del nuevo estándar USB-C que ya usan otros terminales. No tendría que ser una dificultad para la mayoría de personas, pero conviene resaltarlo.

Y sí, no hay batería extraíble. C’est la vie.

Teniendo en cuenta que esto son solo unas primeras impresiones, la conclusión por ahora es que Samsung tiene en sus manos un caballo ganador con este nuevo teléfono. Demasiado pronto para determinar si tu búsqueda de teléfono nuevo termina aquí o no, pero no cabe incertidumbre de que consiguieron que su mejor teléfono sea, exactamente, mejor.