"“Recuerdos secretos”: La memoria y la venganza"

“Recuerdos secretos”: La memoria y la venganza

Recuerdos secretos es un film que puede leerse en varios planos. Uno más llano, el relato lineal del filme, con esa historia de dos viejitos planeados para cazar a un nazi. Y uno múltiple y cautivante, que resulta de ese juego que Atom Egoyan, el director, que el mismísimo guión de Benjamin August, le proponen […]

Recuerdos secretos es un film que puede leerse en varios planos. Uno más llano, el relato lineal del filme, con esa historia de dos viejitos planeados para cazar a un nazi. Y uno múltiple y cautivante, que resulta de ese juego que Atom Egoyan, el director, que el mismísimo guión de Benjamin August, le proponen al espectador, , y Pensar y pensarse desde la memoria de un suceso delincuente brutal, perpetrado en la Alemania nazi.

Max a Zevmencionae: “Solamente tú puedes reconocer al hombre quematóó a nuestras familias”.. Son los últimos sobrevivientes de Auschwitz y Max dirige a Zev en una misión para asesinar a un nazi responsable del exterminio que se tapó en Norteamérica. Resulta más increíble todavía cuando observamos que Zev perdió su memoria por completo, si ya es inverosímil que dos octogenarios conspiren una estrategia de estos atributos, y día tras día tiene que recordar su misión.

Pero es parte del juego ese inverosímil, un juego arriesgado que involucra y manipula también al espectador. La de Egoyan entonces, es sin incertidumbre una mirada novedosa sobre el tema de la memoria, la venganza, la verdad y la justicia.  Por eso su elección de no recurrir a los flashbacks típicos de los films sobre el Holocausto.

Por eso Zev sembrará pistas sobre el pasado, y por eso Egoyan apuesta a simbolizar varios niveles de traumas para conducir esta historia enigmática de comienzo a final, que se convierte en una pieza novedosa e interpeladora, una persistencia auspiciosa para viejos títulos del director, como El dulce futuro, o en menor grado Ararat.

El dulce futuro Cuenta unsucesoo trágico en un pueblo de Canadá. Ha ganado el Gran premio del Jurado en Cannes.

¿ un film puede ser juzgada por el impacto que produce? ¿ Y por la profundidad de las preguntas que plantea? Esa es otra discusión, que no obstante concierne a Recuerdos secretos, un thriller bien actuado, actual, sobre un tema pesado, con algunos flancos débiles, pero con la finalidad cumplida a la hora de involucrar al espectador. Un búsqueda para aproximarse a los propios traumas, a los efectos residuales, pero siempre dolorosos de la historia. Colectiva o personal.

Su film muestra una caza de nazis muy particular, animada por un par de viejitos que no quieren saber nada con cualquier idea de reconciliación. Zev padecee una avanzada demencia, y Max que lo manda a asesinar al hombre maneja a él que en Auschwitzha aniquiladoó a su familia Max es titiritero de sus actos.s. y que vive en los Estados Unidos bajo un nombre falso. Nace ahí una road movie, un thriller psicológico, una historia actual sobre el nazismo y sus consecuencias. El director, que tras Ararat, injustamente su filme más famoso, recurre nuevamente a Plummer y a su viejo productor Roger Lantos menciona: “Cuando hay un trauma de por medio, he pensado en los efectos residuales de la historia a lo largo de los años y la manera en que nos formamos, particularmente”.

“Recuerdos secretos”

Buena