España condonó en la pasada legislatura 1.936 millones de deuda externa de países en desarrollo - Noticias.com

Ene 1, 2010 | Noticias


Asimismo, explicó que la deuda externa española es de casi 8.500 millones de euros, 4.195 millones correspondientes a créditos FAD y 3.661 millones a deuda comercial, y precisó que los principales deudores siguen siendo Cuba (con el 70%), Argelia y Argentina.

   La condonación de la deuda en el periodo 2004-2007 es un 39% superior a lo condonado entre 1996 y 2003, afirmó Vegara, quien advirtió de que "las condonaciones no son un fin en sí mismas" y deben constituir "un instrumento adecuado" para fomentar el desarrollo y para solucionar las situaciones de "endeudamientos insostenibles, que son un lastre para las posibilidades de los países". "Es imprescindible que los recursos liberados se utilicen de manera responsable", señaló.

   Con este objetivo, las condonaciones españolas se dividieron en dos grandes apartados, según el secretario de Estado. Un poco más de la mitad, 976 millones de euros, se debió a acuerdos bilaterales que incluyen 523 millones correspondientes a la firma de 18 programas de conversión de deuda --"todos ellos ya ejecutándose"-- y 453 millones correspondientes a un acuerdo bilateral con Guatemala, prosiguió.

   Asimismo, 960 millones de euros han sido condonados para acciones coordinadas multilateralmente con otros acreedores, con el objeto de maximizar el impacto de la condonación, 444 millones para los países fuertemente empobrecidos (HIPC) y otros 516 millones a través del Club de París, explicó el secretario de Estado.

   Asimismo, indicó que el Gobierno tiene intención de promover algunas iniciativas que se están discutiendo en el propio Club de París, como los aplazamientos de deudas con vistas a su condonación para los países que salgan de conflictos.

Cambios en el FAD

   Vegara dedicó buena parte de su intervención a explicar el proceso de reforma del Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD), que se plasmará, indicó, en la creación de tres nuevos instrumentos que atiendan a objetivos específicos para garantizar su eficacia. Por una parte, el Fondo de Promoción al Desarrollo (FONPRODE), dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, estará dedicado exclusivamente a la cooperación al desarrollo.

   Asimismo, el Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM) dependerá del Ministerio de Comercio y Turismo y sólo será computado como ayuda oficial al desarrollo (AOD) en los casos en que lo permita las definiciones de la OCDE. El tercer instrumento serán las aportaciones financieras internacionales, cuyo control recaerá en el Ministerio de Economía y Hacienda.

   Respecto a este apartado, Vegara defendió la implicación de España en el fortalecimiento del Fondo Monetario Internacional (FMI) como instrumento de fomento del desarrollo y, en ese sentido, calificó de "fundamental" que este organismo reforme sus mecanismos de gobierno y representación a fin de "que pueda adaptarse a la realidad".

   En cuanto al Banco Mundial (BM), el secretario de Estado destacó la mejora de las relaciones de España con este organismo, en el que es un "donante relevante", y defendió "la necesidad de incrementar la flexibilidad y la personalización" en las relaciones entre el banco y los países beneficiarios de sus préstamos.

   "España es el país que más ha aumentado su contribución" a las llamadas "ventanillas blandas" del BM, destinadas a las ayudas no reembolsables al desarrollo, pasando del 2,2% al 3% para el periodo 2009-2012.

PP: se condona la deuda a países corruptos

   En su turno de intervención, el portavoz del PP, Gonzalo Robles, afirmó que estos datos de condonación adolecen de un mayor análisis de su impacto cualitativo y puso como ejemplo que según el último informe de Transparencia Internacional, más de 40 países beneficiados por la política española figuran entre los más corruptos del mundo, cuando uno de los objetivos de la Ley de Deuda de 2006 para las condonaciones es precisamente el fortalecimiento institucional.

   Robles también llamó la atención sobre el hecho de que la AOD se ha estado financiando durante estos años gracias a los recobros anticipados de los créditos FAD y se preguntó si se podrá mantener el actual nivel de financiación en el contexto de la actual crisis económica.

  Al respecto, Vegara respondió que el AOD no depende de estos recobros, sino de la "decisión consciente del Gobierno". "Los recobros pudieron haberse utilizado para otras cosas, como reducción de deuda o subidas de sueldo", explicó.

La cúpula de Barceló

   En cuanto a la polémica por la cúpula de la sala de Naciones Unidas en Ginebra, del artista Miquel Barceló y para la que se han destinado 500.000 euros procedentes del FAD, Robles afirmó que "la cooperación al desarrollo debe ir destinada a las iniciativas programadas directamente para el terreno".

   El secretario de Estado se remitió a las explicaciones dadas la semana pasada por el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, ante el Senado y a las que dará mañana en el Congreso y aseguró que esa cantidad "no figura como ayuda al desarrollo".

   En este sentido, el portavoz socialista, Eduardo Madina, afirmó que ese tema ha sido tratado con una demagogia "impropia de un buen parlamentario como Gonzalo Robles" y aseguró que "no se ha quitado ni una sola vacuna a los niños de África a causa de la cúpula".

Deuda externa

   En su intervención, Vegara también explicó que al 31 de diciembre de 2007 la deuda externa española total era de 8.496 millones de euros, de las cuales 4.195 millones correspondían a créditos FAD, 3.661 millones a deuda comercial y 639 millones a otros capítulos de deuda. Un año antes, la deuda total era de 9.569 millones.

   Entre las causas de ese descenso, aparte del pago del principal de la deuda, que ha aumentado hasta 540 millones (sin intereses), está la baja cotización del dólar respecto al euro del año pasado, ya que buena parte de las deudas estaban fijadas en la moneda estadounidense. A finales del pasado mes de septiembre, añadió, la deuda total era de 8.367 millones de euros.

   Asimismo, los impagos a finales del año pasado eran de 2.639 millones de euros, el 31% del total de la deuda externa. Los principales deudores siguen siendo Cuba (con el 70%), Argelia y Argentina. Entre los tres suponen el 87% del total. Con Cuba ha habido "contactos recientes" para afrontar el tema y con Argentina se acordó en 2007 una reestructuración de los créditos concedidos por España en 2001, añadió Vegara.





Etiquetas: comercial, principales, archivo, euros, precisó, deudores