"¿Asesinamos a los neandertales de un contagio?"

¿Asesinamos a los neandertales de un contagio?

Foto: Wikipedia – Helicobacter sp 01Leer también: Europa menciona que Google abusa del dominio de AndroidLeer también: Julianne Moore, Amy Schumer y Susan Sarandon, votos famosos La extinción de los neandertales de Europa hace unos 40.000 años es uno de los misterios más grandes de la evolución humana. Varias son las teorías que pretenden informar […]

Helicobactersp01.jpg

Foto: Wikipedia – Helicobacter sp 01

La extinción de los neandertales de Europa hace unos 40.000 años es uno de los misterios más grandes de la evolución humana. Varias son las teorías que pretenden informar su desaparición de la faz de la Tierra, desde una inteligencia menor en competencia con el hombre moderno, a factores climáticos, una sociedad del Homo sapiens con los lobos para la cacería o inclusive la práctica del canibalismo en tiempos de carencia. Un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de las universidades de Cambridge y Oxford Brookes sugiere que hemos podido ser quienes terminamos con la otra especie humana inteligente… sin querer. El artículo, publicado en la revista American Journal of Physical Anthropology, plantea la suposición de que los sapiens han infectado a los neandertales con enfermedades que han llevado logro en su viaje fuera de África. Resulta que como ambas eran especies de homínidos, habría sido más fácil para los patógenos saltar entre poblaciones. Y para los neandertales habría resultado fatal.

Lo que no se conocía, y que un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford en California terminaa de revelar, es que hay una parte neandertal clave quedesaparecióo completamente, y desde hace mucho tiempo, de las poblaciones modernas. Se trata de los genes del cromosoma Y neandertal que se transmite exclusivamente de papás a hijos. Neandertal es el cromosoma sexual masculino.

Nuestros ancestros se atravesaron varias veces con los neandertales yhan tenidon descendencia,causao por el que todos, menos los africanos, tenemos hasta un 4% de la marca neandertal en nuestro ADN. Algunos de los genes que han intercambiado en esos encuentros están asociados con enfermedades. Existen evidencias de que los seres humanos se favorecieron de la recepción de componentes genéticos a través de los cruces, que los cuidaban de algunas de ellas, como la sepsis bacteriana -infección de la sangre por lesiones- y la encefalitis causada por garrapatas que moran en los bosques de Siberia. Mientras todavía estaban en África, de igual forma, también se conoce que otros homínidos han pasado virus a las personas. Por consiguiente, según los investigadores, tiene sentido suponer que los seres humanos podrían, a su vez, haber transmitido enfermedades a los neandertales. Y probablemente lo hemos hecho, si nos copulamos con ellos.

Charlotte Houldcroft, de la División de Antropología Biológica de Cambridge, apunta que muchas de las infecciones que podrían haber pasado de los seres humanos a los neandertales, como la tenia, la tuberculosis, las úlceras de vientre y algunos tipos de herpes, son males crónicos que habrían perjudicado la cacería y la recolección entre los neandertales, haciéndolos más débiles y menos capaces, por tanto, de encontrar comidas, lo que podría haber causado la extinción de la especie.

Los datos del cromosoma Y también lanzan nueva luz sobre la línea de tiempo en la que han divergido seres humanos modernos y neandertales. Las estimaciones previas basadas en el ADN mitocondrial ubican el desacuerdo de los linajes humanos y neandertales hace entre 400.000 y 800.000 años. El estudio basado en el cromosoma Y lo coloca hace unos 550.000 años.

Houldcroft menciona: «Los seres humanos que emigraron fuera de África habrían sido un relevante reservorio de enfermedades tropicales». «Para la población neandertal de Eurasia, exponerse a esos nuevos patógenos ha podido haber sido catastrófico». Los neandertales vivían en grupos pequeños, de entre 15 y 30 miembros, así que la enfermedad habría explotado de vez en cuando, sin ser capaz de llegar muy lejos. Por esta causa, la investigadora no cree que los contagios fueran producidos como tras la llegada de Colón a América, cuando las poblaciones oriundas fueron diezmadas. Menciona: «Es más posible que cada pequeño grupo de neandertales tuviese su propia infección desastrosa, lo que debilita el grupo e inclina la balanza contra la supervivencia».

Las enfermedades infecciosas fueron expandidas con el amanecer de la agricultura hace unos 8.000 años, ya que las poblaciones humanas, cada vez más densas y sedentarias, coexistían con el ganado, creando el caldo de cultivo perfecto para que las enfermedades se difundieran. De hecho, los investigadores creen que muchas estimadas tradicionalmente las personas , transferidas por los animales a los seres humanos , como la tuberculosis , han sido en realidad transmitidas zoonosis al ganado en primer lugar. Los investigadores caracterizan la Helicobacter, que se calcula que los sapiens fueron infectados en África por primera vez hace de 88.000 a 116.000 años, pylori, un bacilo que ocasiona úlceras estomacales, como lo principal aspirante para una enfermedad que los seres humanos pudieron haber pasado a los neandertales. Otro aspirante es el virus que ocasiona el herpes genital, transmitido a las personas en África hace 1,6 millones de años por otro homínido desconocido, que a su vez lo compró de los chimpancés. Esto muestra que las enfermedades podrán saltar entre las especies de homínidos. El virus del herpes es transmitido por vía sexual y mediante la saliva.

Helicobacter es un género de bacilos Gram-negativas que poseen una forma característica de hélice.

«Es posible que una combinación de factores causara la desaparición de los neandertales -termina Houldcroft- y las evidencias mencionan que la propagación de enfermedades ha sido muy relevante».