"Edward Mordrake, el hombre con dos caras"

Edward Mordrake, el hombre con dos caras

Conoce la historia del inglés Edward Mordrake, el hombre que nació con un problema genético por el que tenía dos caras funcionales, su rostro normal y otro en el cuello.

Edward Mordrake
Edward Mordrake fue un hombre que nació con dos caras. (Foto: Twitter)

El caso de Edward Mordrake es uno de los más curiosos en la historia médica, aunque muchos datos de su vida no se conocen con seguridad. Lo que se sabe es que este hombre nació con un problema genético que le hacía tener un segundo rostro. Edward tenía dos caras, una natural y otra en la parte de atrás de su cuello.

Se cree que nacer con esta malformación le provocó una severa depresión por lo que decidió suicidarse a los 23 años ahorcándose en un balcón. Mordrake nació en el siglo XIX, aunque no se sabe la fecha exacta. Era hijo de la condesa de Darlington de Inglaterra y desde nacer fue rechazado por la comunidad por tener dos caras.

Según cuenta la leyenda, su segundo rostro se encontraba en la parte de atrás de su cuello y era funcional. Se cree que el rostro era deforme, pero que se movía. Era capaz de sonreír y hacer gestos independientes de su otro rostro. Edward nació con un síndrome llamado Diprosopia, que causa una anomalía genética que implica la duplicación de rasgos de la cabeza. Comúnmente esta condición se presenta en partes concretas como ojos o nariz. Los bebés con este síndrome no suelen sobrevivir a excepción de casos únicos como el de Edward, Pascual Piñón, Lali Signh y otros.