"El efecto Jolie: crece el número de mujeres con cáncer de mama que optan por una mastectomía bilateral"

El efecto Jolie: crece el número de mujeres con cáncer de mama que optan por una mastectomía bilateral

Foto: Wikipedia – 1897 HaymarketSq Boston Aug5Leer también: ¿Quién va a ser el siguiente en fallecer en Juego de Tronos? Este algoritmo lo vaticinaLeer también: Los Celtics protagonizan el peor cuarto de la historia El porcentaje de mujeres que, tras ser diagnosticadas de cáncer de mama en uno de sus pechos, eligen por extraerse ambas […]

1897HaymarketSqBostonAug5.png

Foto: Wikipedia – 1897 HaymarketSq Boston Aug5

El porcentaje de mujeres que, tras ser diagnosticadas de cáncer de mama en uno de sus pechos, eligen por extraerse ambas mamas para advertir el desarrollo de un nuevo tumor se triplicó en tan solo una decenio. O así ha ocurrido, cuando menos, en Estados Unidos, según muestra un estudio llevado a cabo por investigadores del Brigham and Women’s Hospital en Boston y en el que se incide que esta alternativa quirúrgica no supone ningún beneficio en términos de supervivencia sobre la cirugía con conservación del pecho, mucho menos agresiva.

La densidad mamaria, esto es, la cantidad de tejido fibroso y glandular de los troncos o mamas, condiciona el peligro que tiene una mujer de desarrollar cáncer de mama. Concretamente, cuanto mayor es la densidad mamaria, mayor es la probabilidad de sufrir el tumor. Y a ello se aúna, adicionalmente, que el comentario de las marcas o anomalías que pueden conllevar a la detección del cáncer es también más difícil en las mamas más densas. Tal es así que, tal vez, la mamografía resulte insuficiente para el cribado del tumor en esta situación. O por lo menos, y la mamografía tendría que complementarse con otras técnicas para posibilitar la detección de los cánceres de mama en mujeres con troncos densos que, de no ser así, pasarían inadvertido, según termina un estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Génova .En decisiva, se necesita una mayor participación de las personas en los ensayos clínicos. Es relevante que las personas con cáncer de mama participen en los generales sobre la enfermedad, como incide la directora a de la investigación, «, pues dado que es difícil llevar a cabo ensayos clínicos solo con hombres dada la rareza de este tumor en la población masculina. Se excluye a las personas de hecho, han sido persistentemente excluidos de estos estudios sin que hubiese una causa investigadora para ello “.

Boston es la capital y ciudad más poblada de la Mancomunidad de Massachusetts.

Nuestros resultados llaman la atención sobre el aumento de la popularidad de la mastectomía bilateral preventiva a pesar de que cada vez contamos con más evidencias que muestran que no brinda ningún beneficio significativo en la supervivencia de las mujeres con un primer diagnóstico de cáncer de mama», como informa Mehra Golshan, director de esta investigación publicada en la revista «Annals of Surgery», «.

Así, indica Mehra Golshan, «tanto los profesionales sanitarios como las propias pacientes deberían estimar tanto los beneficios como los peligros potenciales de la mastectomía bilateral, incluido un mayor tiempo de recuperación, un peligro superior de dificultades quirúrgicas, un mayor valor económico y los efectos sobre la imagen de la paciente».

No en vano, recuerdan los autores, «las mujeres que son diagnosticadas de cáncer en uno de sus pechos tienen una probabilidad menor que el resto de ser diagnosticadas del tumor en la otra mama».

En el estudio, los autores estimaron los historiales doctores de 469.488 mujeres diagnosticadas de cáncer de mama unilateral en estadio 1 a 3 entre los años 1998 y 2012. Los resultados muestran que, analizando el tiempo en su grupo, el 59,6% de las pacientes se ha sometido a una mastectomía parcial –también denominada ‘tumerectomía’ o ‘cirugía con conservación del pecho’–, en la que únicamente se extrae el tejido tumoral de la mama; que el 33,4% se ha sometido a una mastectomía unilateral, en la que se extrae completamente la mama en la que encuentra el tumor; y que el 7% restante se ha sometido a la mencionada mastectomía bilateral preventiva –también denominada ‘mastectomía preservativa contralateral’ o ‘doble mastectomía’.

Y los porcentajes de las distintas opciones quirúrgicas, ¿se han mantenido invariables a lo largo del tiempo? No. Los resultados muestran el notable aumento de mastectomías bilaterales preventivas a lo largo del tiempo estudiado, pasando de un 3,9% en el año 2002 a un 12,7% en 2012. Como muestran los resultados, todo ello a pesar de que esta extirpación de las dos mamas no se asocia con una mejor tasa de supervivencia cuando se compara con la mastectomía parcial.

Los resultados muestran que la ecografía es más eficiente que la tomosíntesis, como incide Nehmat Houssami, «. Pero la ecografía es una prueba aparte que consume mucho tiempo y que, en manos inexpertas, puede conllevar la aparición de un alto número de falsos positivos. Por su parte, la tomosíntesis es una forma refinada de mamografía, por lo que puede llevarse a cabo como parte de la mamografía 2D convencional o, inclusive, cambiarla. No en vano, la tomosíntesis detecta más de un 50% de los tumores de mama adicionales en estas mujeres, por lo que tiene el potencial de transformarse en la técnica primaria de cribado sin la necesidad de ninguna prueba complementaria».

La mastectomía bilateral preventiva podría estar indicada en mujeres con mutaciones en los genes ‘BRCA1’ o ‘BRCA2’, con un historial familiar de cáncer de mama o de ovario, o con un historial de exposición a radioterapia, como indican los autores, «. Sin embargo, un número muy significativo de mujeres adolescentes eligen activamente por esta mastectomía bilateral preservativa en detrimento de la cirugía con conservación de pecho. Y solo una de cada tres mujeres que eligen por la extirpación bilateral tienen uno o más de estos factores de riesgo».

Entonces, ¿qué empuja a las pacientes a escoger la mastectomía bilateral preventiva? Pues según la encuesta llevada a cabo en el estudio, el deseo de las mujeres de minimizar la asimetría entre sus senos y las mejoras desarrolladas en la cirugía reconstructiva de la mama. De hecho, la tasa de reconstrucciones tras la mastectomía bilateral ha crecido desde un 33,5% a un 55,4% a lo largo del estudio.

Como fuere, sea , termina Mehra Golshan, «las mujeres con cáncer de mama unilateral que se someten a una mastectomía bilateral preventiva continúan comunicandonos que uno de los factores principales por los que escogen esta opción terapéutica es su deseo de extender su vida. Y en este contexto, saber por qué las mujeres escogen someterse a esta cirugía bilateral podría brindarnos la ocasión de aconsejar a las pacientes sobre las distintas opciones quirúrgicas, tranquilizar sus ansiedades y analizar sus predilecciones individuales».