"Scott Kelly abandona la NASA tras pasar un año en el espacio"

Scott Kelly abandona la NASA tras pasar un año en el espacio

Foto: Wikipedia – ScottKelly-NeurosisLeer también: La NASA presenta un festival de auroras en ultraalta definiciónLeer también: Antes que impactase el asteroide, los dinosaurios se estaban extinguiendo , menciona un estudio El cosmonauta Scott Kelly, el primer estadounidense en pasar un año en el espacio, comunicó este viernes que se desvincula de la Agencia Espacial de […]

ScottKellyNeurosis.jpg

Foto: Wikipedia – ScottKelly-Neurosis

El cosmonauta Scott Kelly, el primer estadounidense en pasar un año en el espacio, comunicó este viernes que se desvincula de la Agencia Espacial de EE.UU. , tras 20 años de carrera y cuatro encargos.

No va a ser menos relevante prestar atención a la psicología de los cosmonautas. Scott Kelly ha reconocido que estaba queriendo volver a ponerse unos zapatos y comerse un simple plátano. Y, sin querer criticar, ha reconocido que aún se podía hacer mucho para mejorar la habitabilidad de las naves, en un futuro viaje a Marte: «Comes allí, duermes allí, trabajas allí, es muy relevante poder descansar y divertirse», mencionó. Las comunicaciones también son fundamentales. A 400 kilómetros de altura Kelly se convirtió en cosmonauta 2.0 y ha enviado «tuits» e imágenes para compartirlas con la humanidad, y con su novia, tal como ha reconocido. ¿Alguien va a enviar «tuits» desde Marte?

Scott Michael Kelly es uno de los tres miembros fundadores del grupo de metal experimental Neurosis nativa de Oakland, California, en la que es vocalista y guitarrista.

Lo cosmonauta en un comunicado de la NASA informó: «Este año en el espacio ha sido un enorme desafío para todos los involucrados y me dio una visión única y mucho tiempo para reflexionar sobre cuál tendría que ser mi siguiente paso en nuestro continuo encargo para mejorar nuestras capacidades en el espacio y en la Tierra».

La anunciación de su retirada llega diez días después su retorno a la Tierra al lado de su compañero ruso Mikhail Kornienko, tras 340 días en la Estación Espacial Internacional como parte de un encargo para verificar la resistencia humana y determinar si sería seguro enviar personas al planeta Marte. Tras dejar la NASA el próximo día 1 de abril, Kelly, que se ha hecho con un doble récord: es lo cosmonauta de su nación que más tiempo consecutivo y más tiempo total estuvo en el espacio, seguirá participando en los estudios de su encargo de un año en el espacio, que incluyen pruebas doctoras y otras pruebas. Kelly y Kornienko han pasado un año en el espacio, pero su encargo es en realidad de tres.

En cuanto ha aterrizado, lo primero que han hecho los especialistas con Scott ha sido llevarlo a Noruega para someterlo a pruebas doctoras.

Un año antes de partir a la EEI, los dos cosmonautas empezaron a participar en una serie de investigaciones encaminadas a comprender mejor cómo contesta el cuerpo humano a las largas estancias espaciales. Entonces se les han tomado muestras de sangre, orina y saliva, unas pruebas que se les repitieron durante su año en el espacio y a las que continuarán sometiéndose durante los doce meses posteriores a su retorno.

Kelly y su hermano gemelo Mark participan en diez investigaciones sobre psicología humana, salud, microbiología y estudio molecular en las que se comparan sus datos, uno en el espacio y otro en la Tierra. Mark es un cosmonauta retirado.

Lo cosmonauta, que ingresó en la NASA en 1966, trasladarse cuatro veces al espacio. En 1999 en el transbordador Discovery para un encargo del telescopio Hubble; en 2007 en un encargo a la EEI a bordo del transbordador Endeavour; en 2010 ha pasado seis meses en la Estación; y en 2015 ha vuelto para su encargo récord de tiempo en el espacio.

«Estoy emocionado por las nuevas ocasiones que pueda tener de respaldar y compartir el increíble empleo que la NASA hace para ayudarnos a volar más lejos en el Sistema Solar, y de trabajar con la nueva generación de líderes investigadores y tecnológicos», mencionó Kelly en su nota. Lo cosmonauta, con pareja y papá de dos hijas, ha contado poco después de volver a Estados Unidos que en la Estación echaba de menos a su familia, aunque ha podido aliviar la tristeza hablando con ellos por un teléfono desde el que podía hacer llamadas pero no recibirlas.

«Podría quedarme otros cien días. Si debiera hacerlo, podría quedarme otro año. Dependería de que lo que estuviera haciendo tuviese sentido, aunque tengo ganas de volver a hogar», había confesado en una charla con periodistas desde la EEI poco antes de su retorno.

En su primera rueda de prensa ya en Houston lo cosmonauta ha dejado el acceso abierto a «adquirir billetes para vuelos comerciales, tal vez en 20 años». «Creo que nunca mencionaré que abandono al cien por cien el espacio exterior».

“Estoy sorprendido de cuán distinto me siento físicamente, en comparación con el primer encargo que he hecho”, ha confesado en una rueda de prensa pocos días después de regresar a la Tierra.