La Pobreza en latinoamerica

Mar 21, 2006 | Noticias


La Pobreza en latinoamerica

Victor Manuel Castro Chinchilla

Actualizada: 21/03/2006

La pobreza es un mal social que tiende a incrementarse en lugar de disminuir, cada año en latinoamerica hay mas pobres. Noson suficientes los programas de ayuda que se ha venido ofreciendo.

Combatiendo la pobreza

 

Hay muchas maneras de combatir la pobreza, no a los pobres por supuesto. En términos generales, combatir la pobreza es para vencerla, para dar por terminado un estado que ha venido agobiando a los pueblos por décadas y en una trayectoria creciente que amenaza con alcanzar niveles insospechados.

 Para vencer la pobreza tenemos que irnos a los niveles mas bajos de la sociedad, bajo no en cultura sino en economía, en poder de compra, en poder de adquisición.

Para muchos, la pobreza se combate regalando comida, ropa y techo, y no es que sea malo esto, pero no es el camino para vencerla y exterminarla.

A la pobreza únicamente se le extermina haciendo menos pobres a los pobres, o sea dándoles un poco de riqueza, ese es el verdadero método de darle fin. Y ¿Cómo darle riqueza a un pobre? ¿Será acaso regalándole un lotecito de tierra?. Alguien dijo que el hambre no se combatía regalando comida al hambriento porque eso es temporal, solo se combate enseñándole a trabajar para que con su trabajo digna, obtenga mejores ingresos y con ellos pueda adquirir los bienes que necesite.

Paradójico asunto, en nuestro sistema, los ricos quieren ser mas ricos a costas de la pobreza de los pobres y no se dan cuenta que si el pobre obtiene mejores ingresos, es capaz de adquirir o de comprar mas bienes y servicios en donde los ricos pueden hacerse mas ricos pero no a costa de la pobreza sino de la riqueza de los pobres.

Según se sabe, los gobierno han invertido una cantidad considerable de millones de dólares en combatir la pobreza, dinero que no llegó por supuesto a los pobres sino que se esfumó en programas, en sueldos, en viajes, en reuniones y posible en cenas y cócteles.

¿Qué podríamos hacer para disminuir la pobreza de los pueblos?  

A mi manera de ver las cosas, hay al menos tres caminos posibles de seguir: Uno es  por medio de programas gubernamentales, otro de programas comunitarios y el otro de programas individuales.

No me voy a referir a los dos primeros porque son de sobra conocidos, mas bien voy a hacer énfasis en como los pobres pueden dejar de ser tan pobres mediante su propio esfuerzo. En primer lugar los pobres tienen que comprender que su futuro no es precisamente la ciudad capital sino el campo. Y me estoy refiriendo no solo a los ciudadanos rurales sino también a los capitalinos. En la ciudad los pobres tienen muy pocas posibilidades de subsistir fuera de los programas gubernamentales. Mientras que en el campo las posibilidades son mucho mayores. Yo me atrevería a recomendar al público en general que trate de abandonar la ciudad capital, que se instale en un pueblo y verá como las cosas cambian económicamente. En la capital el grado de competitividad es alto y los márgenes de ganancia son muy débiles, mientras que en los pueblos, hay bastante oportunidad de hacer negocios.

Tomando como ejemplo un capitalino que no ha progresado en la ciudad, se traslada a un pueblo donde hay todo por hacer, todo por construir y todo por vender. El problema de los pueblos es que allí no hay nada y todo mundo va a la capital a resolver sus necesidades, entonces, allí está el secreto, vámonos a los pueblos y establezcámonos allá.

¿Qué se puede hacer en los pueblos?

La lista de las posibilidades es enorme. Tómese en cuenta que para los capitalinos es bien difícil detectar donde venden lo que el necesita debido al tamaño de la ciudad pero en los pueblos especialmente pequeños y si están cerca de la capital mejor, allí es fácil que toda la gente se entere de un nuevo negocio o establecimiento, primero por que se pasan la noticia de boca en boca rápidamente todos, y segundo porque ellos mismos necesitan adquirir lo que el nuevo negocio les proporcione. Por otra parte, los capitalinos que salen de paseo por los pueblos cercanos, ven rápidamente este tipo de negocios y allí adquieren generalmente mas barato todo porque hay menos alquiler, menos impuesto, mas barata la mano de obra, etc, etc. Aun sin ninguna ayuda del gobierno, los comerciantes logran mejores resultados en los pueblos que en la capital.

En los pueblos se generan ciertas actividades que no se pueden generar en la ciudad, por ejemplo: Recoger abono del ganado vacuno y venderlo en sacos, posiblemente esos que sobran del cemento serian muy adecuados. Todo mundo que tiene en la capital ventas de plantas o jardines en su casa compraría ese tipo de abono y no cuesta ningún centavo. Otro producto sería recoger ramas secas y hacerlas pedacitos para vendérselas a la gente que aun cocina con estufas de fuego. Los aserraderos por ejemplo producen cantidades enormes de aserrín, eso se puede vender en sacos y los compradores son muchos porque lo utilizan para  el jardín, para pisos recién fraguados, para alfombras en la calle, etc. Etc. El pino seco podría ser buena materia prima para hacer adobes, reconstrucción de paredes para casas en donde el cemento y el hierro se vuelven objetos de lujo. El mismo gobierno en sus programas de construcción de viviendas puede utilizar adobes de lodo como material de construcción para las viviendas.

Una pequeña farmacia en donde se vendan artículos de primera necesidad y que no se requiera la presencia de farmacéuticos. En los pueblos pequeños también se consumen artículos y servicios de lujo como sistema de cable para televisión e internet, plantas telefónicas rurales, refrescos y conos, música, salones de reuniones, escuelas privadas, en fin todo lo que en la  ciudad se acostumbra se puede lograr en los pueblos y esto mas incentivará a que los capitalinos se trasladen a vivir al campo y habrá mas desarrollo en esas áreas olvidadas.

Un pobre no debe vivir quejándose de la pobreza y de la falta de ayuda gubernamental, sino mas bien aprovecharse de esos huecos para lograr instalar negocios que le permitan proveer los servicios y los bienes necesarios en su comunidad a la vez que le provea a el mismo de mejores recursos y mejor vida para el y sus familias.

L a pobreza nuestra no es sino falta de imaginación, falta de creatividad y falta de curiosidad. No sigamos regalándole comida a la gente sino enseñémosle a vivir mejor por su propio esfuerzo. Los grandes ricos en el mundo han comenzado desde lo más pobre.

 

Victor Manuel Castro Chinchilla





Etiquetas: venido, programas, archivo, disminuir, tiende, incrementarse