Malasia, la gran apuesta de Asia Pacífico - Noticias.com

Ene 1, 2010 | Noticias


Tanto es así que en los últimos cuatro años hemos visto una fuerte tendencia inversora hacia China, “donde el tamaño del mercado es inferior en términos económicos que en los países que forman la ASEAN” (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático), entre ellos Malasia, Singapur y Vietnam, según Antonio García Rebollar, Consejero Comercial de la Embajada de España en el país.

Sin embargo algunas empresas ya se han fijado en su alto potencial. Una de ellas es Acerinox, la cual cuenta con un centro de servicios en Johor, una de las ciudades más grandes del país. Benjamín Ramos, Director General de Acerinox SEA explica cómo precisamente aprovecharon sus buenas relaciones comerciales para conseguir un socio local: “en Malasia tenemos una empresa conjunta con uno de los mayores distribuidores de la zona. Nuestra relación con este cliente es de más de 15 años y debido a la buena experiencia durante todo este tiempo decidimos apostar por la relación con este cliente y país”. Otro ejemplo es el del Grupo Sol-Melià, el cual probablemente se dio cuenta de que la balanza turística del país es superavitaria y por ello se animó a implantar un hotel de 4 estrellas en la capital, Kuala Lumpur.

Pero aún hay otros datos que convierten a Malasia en una buena oportunidad de negocio. Se prevé que el crecimiento de su PIB para este año sea de un 5,5% según el FMI (un 6% según el Gobierno malasio), gracias principalmente a la demanda interna y al consumo de los hogares. El abandono del cambio fijo en julio de 2005 hizo que el ringgit o dólar de Malasia comenzara su camino hacia la apreciación, lo cual facilita el crecimiento basado en este tipo de demanda y el de las importaciones.

El gobierno de Malasia se muestra muy abierto a todo tipo de iniciativas empresariales

Los sectores que en este momento podrían conseguir una mejor acogida son, según García Rebollar, el consumo de bienes de lujo, los proyectos de obras públicas en agua, energía renovable (biodiesel con aceite de palma) y transportes, y la tecnología aplicada a la agricultura y la biotecnología. Aún así, él mismo reconoce que no todo son ventajas: por un lado, los aranceles que establece el país son elevados y, por el otro, para la implantación de empresas de servicios se exige la existencia de socios locales. Aún así, el Consejero Comercial de la Embajada asegura que “realmente esas barreras han dificultado las importaciones, pero no pueden ser citadas como la causa principal del rechazo de algunas empresas. De hecho, el problema del mercado malasio suele ser la percepción errónea que suelen tener las empresas españolas. Pero cuando visitan el país, suelen quedar impresionadas y con gran interés en hacer negocios allí”.

Buena acogida

El gobierno de Malasia se muestra muy abierto a todo este tipo de iniciativas empresariales, invirtiendo más de un 20% de su PIB (según la estimación del FMI para 2006) y apoyando las inversiones extranjeras. Y además, se está esforzando en aplicar políticas para fomentar el crecimiento del país. Un ejemplo es el llamado Third Industrial Master Plan a través del cual se pretende convertir a Malasia en un país totalmente desarrollado e industrializado, estableciendo como fecha límite el año 2020.

Manuel Condeminas, Cónsul honorífico de Malasia, resume con mucha claridad esta tendencia aperturista del gobierno malasio y sus esfuerzos en pro del desarrollo: “Es un país de gran estabilidad política, que cuenta con modernas infraestructuras, que viene registrando un desarrollo económico fuerte y estable y, además, cuenta con un gobierno que apoya cualquier iniciativa de negocio mediante atractivos incentivos a las empresas inversoras. Todo ello, unido a que es un puente a todos estos países que forman la ASEAN y a que es un país multicultural, tolerante y abierto a otras culturas”.





Etiquetas: términos, mercado, economicos, forman, inferior, archivo