"Asesino se toma una foto con su víctima y la sube a Snapchat"

Asesino se toma una foto con su víctima y la sube a Snapchat

Un adolescente fue acusado de asesino debido a que se tomó una foto con su víctima y luego la subió a Snapchat, lo cual sirvió como prueba para poderlo acusar.

Asesino de Snapchat
La foto mostraba a Ryan Megan con un disparo en la cabeza. (Foto: Twitter)

Una foto subida a Snapchat fue la prueba perfecta para poder acusar a un adolescente de homicida. El joven mostró una imagen de su víctima minutos después de haber sido asesinado por un disparo en la cabeza.

“Fue una pieza clave de evidencia que llevó a los investigadores a la parte demandada”, aseguró el fiscal de distrito del condado de Pensilvania.

Según la información que la policía dio a conocer, la fotografía mostraba a la víctima sentada en una silla con una herida en la cabeza. El asesinado tenía 16 años y fue identificado como Ryan Magan.

Cuando la mamá de Magan llegó a su casa, encontró a su hijo muerto con un disparo en la cabeza, pero ninguna bala cerca de él. Por lo que rápidamente avisó a la policía y se empezó una investigación al respecto.

Días después, la policía recibió una llamada de una madre que aseguraba tener información sobre la muerte de Magan. La mujer contó cómo su hijo había recibido una foto, a través de Snapchat, del adolescente muerto, lo cual fue prueba suficiente para culpar al homicida.