"Brasil: Rousseff anuncia paquete anticorrupción"

Brasil: Rousseff anuncia paquete anticorrupción

Millones de personas se manifestaron a través de protestas en Brasil por lo que Dilma Rousseff anunció un paquete anticorrupción para luchar contra el desvío de dinero.

Dilma Rousseff
Dilma Rousseff anuncia iniciativas en respuesta a las recientes protestas. (Foto: Twitter)

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, presentó hoy un paquete de medidas en contra de la corrupción en respuesta a las recientes manifestaciones antigubernamentales. En un acto solemne en el Palacio del Planalto, la presidenta y el ministro de Justicia, Eduardo Cardozo, anunciaron las nuevas iniciativas para luchar en contra del desvío de dinero y la corrupción. Estas iniciativas serán enviadas de inmediato al Congreso.

El domingo pasado se reunieron más de dos millones de personas durante las manifestaciones antigubernamentales. Estas protestas podrían continuar y aumentarse durante las próximas semanas y según expertos esto podría desembocar en una crisis política y económica para Rousseff. Estas manifestaciones representan una crítica directa al gobierno de actual. Los ciudadanos están descontentos, en especial la clase media urbana brasileña. Desde el 2013 muchas de las promesas hechas por Rousseff no se han cumplido.

De ser aprobadas, esto significaría que se podrá castigar con años de prisión (entre 3 y 6 años) a los infractores. Rouseff señaló que piensa proponerle al Congreso que se castigue el lavado de dinero en campañas electorales con años de prisión. El paquete de medidas prevé un pedido de urgencia para que se tramite un proyecto de ley que pueda castigar el enriquecimiento ilícito de funcionarios públicos. Además, que se prohiba la opción a las personas de ocupar cargos públicos de confianza si se tienen antecedentes por corrupción.

Rousseff afirmó:

“Tengo la convicción de que se debe investigar y castigar a los corruptos y corruptores para garantizar la protección de los inocentes. Mi compromiso con el combate a la corrupción es coherente con mi vida personal y con mi actuación política”.

La intención de la presidenta es responder a las masivas protestas que se han realizado por todo el país y fortalecer su gobierno. Únicamente el 13% de la población brasileña considera que el gobierno de Rousseff es “bueno“.