"Brasil ya no está entre los países con más hambre en el mundo"

Brasil ya no está entre los países con más hambre en el mundo

La ONU informó hoy que Brasil ya no está entre los países con más hambre en el mundo, según el mapa del hambre. También la tasa de pobreza extrema disminuyó en el país.

Hambre en Brasil
La cantidad de personas en el mundo que no tiene suficientes alimentos bajó a 805 millones en el período 2012-2014. (Foto: Facebook)

El Gobierno de Brasil declaró como algo histórico el hecho de que el país ya no se encuentre entre la lista de los países con más hambre del mundo, los cuales publica la ONU en un mapa de hambre. Brasil ha cumplido con la meta relativa a la alimentación establecida en los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

“Superar el hambre era una de las principales metas del Estado brasileño y se ha logrado”, declaró la ministra de Desarrollo Social y Combate al Hambre, Tereza Campello.

La ministra reaccionó así a un informe sobre la situación alimentaria en el mundo presentado hoy en Roma por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Según ese informe, en los últimos diez años Brasil ha reducido a la mitad el porcentaje de su población que padece hambre, con lo que ha logrado uno de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio que las Naciones Unidas establecieron para el año 2015.

Los organismos de la ONU precisaron que la tasa de desnutrición en Brasil bajó del 10,7 % a menos del 5 % desde 2003.

También señalaron que la pobreza en el país se redujo del 24,3 % al 8,4 % entre 2001 y 2012, mientras que la pobreza extrema también cayó del 14 % al 3,5 %.

En un comunicado oficial, Campello sostuvo que eso fue posible “gracias a un conjunto de políticas públicas que garantizaron el aumento de renta de los más pobres y un aumento de la oferta de alimentos, y consolidaron la red de protección social”.

La ministra mencionó, entre esas políticas, las que han permitido “revalorizar el salario mínimo, inversiones en agricultura familiar y programas de transferencia de renta” que “han llevado a Brasil a superar la pobreza extrema“.

Como ejemplo, mencionó también un programa de merienda escolar, que es abastecido con productos de la agricultura familiar, mediante el cual “hoy se le ofrecen alimentos de calidad a los 43 millones de alumnos” de las escuelas públicas.

“Eso significa alimentar diariamente a más de la población de Argentina, en las escuelas y guarderías públicas”, indicó.

“Tenemos mucho que celebrar, pero también falta mucho por hacer”, reconoció la ministra, que repitió así una de las frases que más se escucha en la campaña de la presidenta, Dilma Rousseff, de cara a las elecciones del 5 de octubre próximo.

Las posibilidades de reelección de la mandataria, sin embargo, están amenazadas por la ecologista Marina Silva, candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB), con quien se encuentra empatada en intenciones de voto, según coinciden todas las encuestas.