"Carpaccio de calabacín con aguacate y frambuesas. Receta saludable"

Carpaccio de calabacín con aguacate y frambuesas. Receta saludable

Me encantan los carpaccios, a pesar de que no soy lo que se menciona una gran aficionada a la carne. Hoy en día es una técnica que se aplica a muchedumbre de productos diferentes, no sólo carne de ternera, y me gusta recobrarla cuando comienzan a subir las temperaturas. Una receta como este carpaccio de […]

Me encantan los carpaccios, a pesar de que no soy lo que se menciona una gran aficionada a la carne. Hoy en día es una técnica que se aplica a muchedumbre de productos diferentes, no sólo carne de ternera, y me gusta recobrarla cuando comienzan a subir las temperaturas. Una receta como este carpaccio de calabacín con aguacate y frambuesas es una buena manera de disfrutar de todo el sabor de verduras y hortalizas crudas.

Es también una buena manera de dar salida a sobras o productos que se nos hayan quedado en la nevera, si tenemos poco tiempo para cocinar, son perfectos para comer en hogar y también para llevar a la oficina o a una excursión. Los garbanzos se pueden tener listos con antelación, lo mismo que el huevo cocido, y sólo nos queda montar el cuenco en el último momento. Esta “receta” básica se puede personalizar y completar al gusto sin ninguna dificultad.

El único impedimento de este plato está en cortar el calabacín, ya que para que sea un éxito lo mejor es lograr rodajas muy, muy finas. Lo ideal es una mandolina, pero con un buen cuchillo aguzado y un poco de maña se puede lograr también sin mayores dificultades. Aunque si las cortamos más gruesas lograremos un toque crujiente que es preferido por mucha gente, me gusta que queden casi transparentes.

Ingredientes para 2-4 personas

2 calabacines pequeños, 1 aguacate pequeño o 1/2 grande, 100 g de frambuesas, jugo de lima o limón, aceite de oliva virgen extra, pimienta negra, pimienta rosa, sal fina, vinagre de frambuesas o de manzana, 1 pizca de cayena , sésamo negro y escamas de sal gruesa.

Cómo hacer carpaccio de calabacín con aguacate y frambuesas

Empezar lavando y secando bien los calabacines. Lavar también, con suavidad, las frambuesas, y dejar escurrir sobre un colador. Cortar los extremos de los calabacines y pelar con un pelaverduras, si los preferimos sin piel.

Cortar en rodajas muy finas utilizando una mandolina o un cuchillo bien aguzado. Repartir en una gran bandeja o en platos. Cortar el aguacate en dados y agregar al calabacín. Añadir las frambuesas, ligeramente troceadas o desmenuzadas con las manos.

Exprimir el jugo de media lima o limón y agregar aceite de oliva, vinagre de frambuesas o de manzana, las pimientas, sal y un poco de cayena, si queremos un punto picante. Batir bien para lograr una emulsión ligera y aliñar con esta vinagreta. Añadir sésamo negro y unas escamas de sal gruesa en el momento de servir.

Escurrir muy bien los garbanzos si los utilizamos de conserva, limpiándolos con agua sobre un colador con suavidad para no quebrarlos. Secarlos sobre papel de cocina y precalentar el horno a 200ºC. Colocarlos en una fuente y agregar el aceite y todas las especias más la sal. Remover con cuidado.

Tiempo de elaboración | 15 minutos

Dificultad | Fácil

Si cortasteis el calabaín algo más grueso, buscando ese punto crujiente, mejor no aliñar el carpaccio de calabacín, aguacate y frambuesas hasta ahora de servir, para mantener la textura. Se puede guardar en la nevera una o dos horas para que marine, si son lonchas finas y cariñosas y coja gusto. En cualquier caso, es un primer plato muy ligero que si incrementamos las raciones, termina saciando bastante, gracias a la fibra y el agua que contiene la verdura.