"Clinton y Trump buscan un golpe de autoridad en Nueva York"

Clinton y Trump buscan un golpe de autoridad en Nueva York

Foto: Wikipedia – Donald Trump by Gage Skidmore 3Leer también: Julianne Moore, Amy Schumer y Susan Sarandon, votos famososLeer también: Y el bebé que esperan Adam Levine y Behati Prinsloo es… Los favoritos Hillary Clinton y Donald Trump buscan dar un golpe de autoridad en las primarias presidenciales de sus respectivas fuerzas el martes en […]

DonaldTrumpbyGageSkidmore3.jpg

Foto: Wikipedia – Donald Trump by Gage Skidmore 3

Los favoritos Hillary Clinton y Donald Trump buscan dar un golpe de autoridad en las primarias presidenciales de sus respectivas fuerzas el martes en Nueva York, donde loaspirantesohan multiplicadoon el domingo sus actos de campaña.

Donald Trump es un ejecutivo, político, empresario y multimillonario de Estados Unidos.

Nueva York es la ciudad más poblada del estado homónimo y de los Estados Unidos de América.

Nueva York es el segundo estado dlalnacións en número de delegados, y de allí su relevancia, en particular para lo contrincante de Clinton, que tiene una ventaja de dos dígitos sobre el senador por Vermont para los comicios del 19 de abril: 53%en contra dea 40% según la universidad de Quinnipiac, Bernie Sanders, que quiere mantener las esperanzas luego de haber ganado siete de las últimas ocho primarias. , y 50% en contra de 37% para NY1 Baruch.

La discusión se llevará a cabo desde las 21H00 locales en la Duggal Greenhouse de Brooklyn, el barrio dondeha nacidoó Sanders, de 74 años.Pese a estos números, Sanders no pierde la esperanza, y así lo ha hecho saber en un multitudinario acto el miércoles por la noche en el parque Washington Square, en el sur de Manhattan.

De su lado, entre los republicanos, esas encuestas mencionan que Trump agrega entre 55% y 60% del propósito de voto, en contra de 20% y 17% del gobernador de Ohio, John Kasich, y 19% y 14% del senador ultraconservador de Texas, Ted Cruz.

El carácter crucial de las primarias neoyorquinas ha quedado demostrado este domingo con el aluvión de actividades de los aspirantes, que han multiplicado sus esfuerzos sobre todo en la ciudad de Nueva York, la más grande de Estados Unidos.

El magnate Trump, de 69 años y que ha hecho su patrimonio sobre todo a nivel inmobiliario en la Gran Manzana, empezó su actividad proselitista por la mañana en Staten Island y por la tardetrasladarseó al norte del estado.

“Los sondeos son tan buenas. Realmente me quiero centrar en Sectores en la que la gente me conoce pero no tan bien”, aseguró el empresario al ser consultado sobre la causa por la cual no había hecho más campaña en el centro de la ciudad de Nueva York.

De su lado, Clinton , exsecretaria de Estado y exsenadora por Nueva York, se ha presentado en los cuatro distritos más poblados de la ciudad: Bronx , Brooklyn , Manhattan y Queens .

Clinton añadió que esa oficina va a trabajar a partir del equipo especial creado en 2014 durante la Administración de Barack Obama y va a buscar coordinar las acciones de migración a nivel federal, estatal y local.

Hillary en un acto en el barrio de mayoría afroestadounidense de Bedford Stuyvesant, en Brooklyn mencionó: “Necesito que ustedes y todos los que me conocen salgan a elegir el martes”.

Por su parte, Bernie Sanders, el autodenominado “socialista democrático” de 74 años y nativo de Brooklyn, festejó un acto por la tarde en el gran parque de ese barrio, Prospect Park.

Sanders, recordando que “solía venir a este parque con mi familia” mencionó: “Vamos a modificar el status quo”, pero que nunca había hablado “ante 20.000 personas”.

Sus seguidores todavía creen que una victoria es probable, si la diferencia que le lleva Clinton parece difícil de descontar.

“Realmente pienso que ganará el martes. Hillary es un monstruo, Bernie es real. Si gana, no va a ser una sorpresa ”, mencionó a la AFP Kevin Clay, un electricista jubilado de 64 años que vive en Long Island.

«Es su forma de ganar voto de confianza, buscando esa enfrentamiento en contra de latinoamericanos y mahometanos o de blancos contra negros», reafirmaba cerca suyo Leda, una inmigrante hondureña que había acudido con su hijo adolescente, Álex. «Trump menciona que los latinoamericanos le adoran; no es así».

El estado de Nueva York es el que más delegados atribuye después de California , cuyas primarias tendrán lugar en junio. En la primaria demócrata hay 291 delegados en juego, y 95 entre los republicanos.

El senador ha disparado con munición gruesa a Clinton el jueves pasado en una discusión en Brooklyn en el que la exprimera dama ha salido no obstante indemne, haciendo valer su idea de que es la candidata mejor preparada para la Casa Blanca.

“El senador Sanders mencionó que no estoy calificada. Me llamaron muchas cosas en mi vida, pero nunca así. Cuestiona mi capacidad de proceso. Bueno, el pueblo de Nueva York me eligió dos veces para ser su senadora y el presidente Obama meescogióó como su secretaria de Estado”,aseguróó.

Sanders atrae en particular a los jóvenes, pero tiene un indigente rendimiento entre la comunidad negra, lo que privilegia a Clinton en un estado muy diverso como Nueva York.

Según las estimaciones, Clinton aventaja a Sanders con 1.790 delegados en contra de 1.113. 2.383 delegados son pedidos para obtener la nominación en el congreso demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre.

Luego de que Ted Cruz se impusiera en las primarias de Utah, Dakota del Norte, Wisconsin y Colorado, del lado republicano, para Trump se trata, sobre todo, de recobrar la iniciativa. Ted Cruz es su principal adversaria.

Se pide llegar a 1.237 delegados para asegurarse la nominación en el congreso republicano de julio, una cifra lejana aún para Trump, que cuenta por ahora con poco menos de 750 y una diferencia de unos 200 sobre Cruz.

El congreso va a quedar abierta, en caso de que ningún aspirante obtenga la mayoría de delegados pedida y no se observaría obligada a designar a Trump.