"Cruz y Rubio, senadores cubanoamericanos al asalto de la Casa Blanca"

Cruz y Rubio, senadores cubanoamericanos al asalto de la Casa Blanca

Foto: Wikipedia – CRUZDESANMILLAN.02Leer también: Prensa oficial recoge "el adiós" de Fidel CastroLeer también: ¿Quién va a ser el siguiente en fallecer en Juego de Tronos? Este algoritmo lo vaticina Los senadores cubanoamericanos Ted Cruz y Marco Rubio se preparan para el robo a la Casa Blanca, si el multimillonario Donald Trump, favorito en los sondeos para las […]

CRUZDESANMILLAN.jpg

Foto: Wikipedia – CRUZDESANMILLAN.02

Los senadores cubanoamericanos Ted Cruz y Marco Rubio se preparan para el robo a la Casa Blanca, si el multimillonario Donald Trump, favorito en los sondeos para las primarias republicanas, se lo permite. Ambos intentan a transformarse en el primer presidente hispano de los Estados Unidos.

Rubio ha terminado tercero en el caucus de Iowa, pero sobrepasando las expectativas y parece estar ganando impulso a los accesos del primario de New Hampshire del martes. Su ascenso es un peligro no solo para los líderes Donald Trump y Ted Cruz, sino también para un trío de gobernadores que necesitaban un fuerte rendimiento en New Hampshire para mantenerse en la campaña.

TED Tecnología Diseño es una organización sin fines de lucro consagrada a las “Ideas dignas de propagar” . TED Tecnología es diversión.

¿Pero en qué se parecen y en qué se diferencian Cruz y Rubio?

Una cruz es una figura geométrica que consiste en dos líneas o barras que se entrecruzan en ángulo recto, de tal forma que una de ellas queda dividida por la mitad.

Ambos son de principio cubano. Rafael Edward “Ted” Cruz, nacido en Canadá y criado en Estados Unidos, es hijo de un exiliado cubano y una estadounidense. Rafael Cruz peleó en contra de la dictadura de Fulgencio Batista y a los 18 años ha dejado su Cuba natal para irse vivir a Estados Unidos. Rafael Cruz es su papá.

Los papás de Marco Antonio Rubio, Mario Rubio y Oria García, han emigrado por causas económicas a Miami en 1956, dos años antes de que Fidel Castro tomase el poder en la isla. Rubio presenta la historia de su familia como “la esencia del sueño americano”.

Ambos son hispanos. Pese a ser el hijo de un exiliado cubano, Cruz se opone a la reforma migratoria y a un indulto Y prometió que va a deportar a indocumentados y eliminará los decretos migratorios de Obama, actualmente bloqueados en los tribunales. Cuando le oyeron mencionar algunas palabras básicas en español, menciona que habla “espanglish” pero en el Senado.

Rubio es bilingüe y suele hacer las ruedas de prensa en las dos lenguas. Está más integrado en la comunidad que Cruz. Sus detractores le acusan de mencionar una cosa en español y otra distinta en británico para satisfacer a todos.

El senador por Florida formó parte de la “Grupo de los Ocho”, cuatro senadores demócratas y cuatro republicanos que han redactado la reforma migratoria, aprobada en el Senado en junio de 2013 y bloqueada por los republicanos en la Cámara de Representantes. Durante la campaña, Rubio giró a la derecha y prometió mano dura en inmigración para atraer al voto más consevador.

El senador de la Florida califica a Cruz como un “calculador” crónico y destaca la derrota de otros en lograr mejores resultados como prueba de su incapacidad para ser líder. Rubio razona que Trump reveló pocos planes políticos y no le dio material suficiente como para criticarlo, aunque disienten en varias cuestiones fundamentales.

Cruz y Rubio están bien preparados, pero no tienen experiencia ejecutiva. Cruz, un abogado de 45 años, ha estudiado en las universidades de Princeton y Harward y ha realizado casi toda su carrera política en Texas. Ha trabajado en la campaña política del presidente George W. Bush. Y entre 2003 y 2008 ha sido procurador general de Texas. Está casado y tiene dos hijas.

Rubio, de 44 años, también ha estudiado derecho en la Universidad de Florida y en la Escuela de Derecho de la Universidad de Miami. Está casado y tiene cuatro hijos. Ha trabajado en la campaña política del candidato republicano Bob Dole y el ex gobernador de Florida, Jeb Bush ha sido su mentor político.

En los años 90, Rubio fue comisionado de la ciudad de West Miami y en el año 2000 ha sido congresista en el Cámara de Representantes de Florida antes de dar el brinco al Senado. El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie menciona que Rubio “no hizo nada en la vida y a todo el mundo le cuenta su discurso enlatado”.

Ambos son conservadores, pero Rubio, que ha quedado tercero en Iowa, es menos radical. El conservadurismo social de Cruz -es muy religioso y se opone al casamiento homosexual y al aborto- podría atemorizar a los votantes más moderados, quienes observarían como mejores ojos a Rubio.

Cruz y Rubio han llegado al Senado favorecidos por la ola del Tea Party, el Partido del Té. Cruz, que ganó los caucus de Iowa gracias al voto evangélico, es uno de los caras más conocidos de este desplazamiento ultraconservador. Desde su llegada en enero de 2013 a Washington, se ha convertido en uno de los detractores más visibles de las políticas del presidente Barack Obama y uno de los senadores más controvertidos.

El senador por Texas, que se presenta como “antiestablishment” y promote pelear en contra del “cartel de Washington”, no tiene amigos en el Senado. No le gusta ni a los demócratas ni a los republicanos.  El senador republicano John McCain lo ha calificado de “pájaro loco”. Los demócratas lo han culpado del cierre parcial del gobierno federal durante 16 días en otoño de 2013.

Aunque Rubio llegó al Senado de la mano del Tea Party tras derrotar al gobernador de Florida Charlie Christ, “ha tratado al llegar a Washington de hacer amigos dentro del Senado”, explica a dpa Manuel Roig-Franzia, autor del libro “El ascenso de Marco Rubio”. Se presenta ahora como el precandidato que prefieren los líderes del Partido Republicano, consciente de que el terreno antiestablishment ya está copado por Trump y Cruz.

Rubio ha llegado detrás de Cruz, el firme favorito entre los conservadores evangélicos, desproporcionadamente influyentes en Iowa, y a muy corta distancia del multimillonario Trump en la primera consulta electoral el lunes.

El locutor de radio ultraconservador Rush Limbaugh asegura que Rubio es conservador. Y duda que a Rubio se le pueda etiquetar como “establishment” o como “Republicano Sólo de Nombre” , término peyorativo para nominar a los republicanos que no son lo sufientemente conservadores.

Cruz y Rubio son halcones en política exterior. Son anticastristas. Se oponen a la reanudación de vínculos bilaterales con Cuba y al levantamiento del embargo a la isla. Defienden a Israel y se oponen al acuerdo nuclear on Irán.

¿En qué se van a diferenciar un presidente Cruz de un presidente Rubio? Roig-Franzia cree que va a tener, en caso de que Cruz llegue a la Casa Blanca “mucho trabajo en reparar sus malas relaciones con el Congreso” y a va tener “un política más dura en inmigración” que si gana Rubio, que se modera a él en el pasado ha sido más moderado en materia migratoria, aunque ésto es díficil de saber.