"Doce nuevas recetas con queso feta, fáciles y exquisitas"

Doce nuevas recetas con queso feta, fáciles y exquisitas

Tanto si el queso feta es uno de vuestros preferidos y no falta en vuestro frigorífico, como si lo habéis adquirido alguna vez y no supisteis cómo gozarlo, aquí tenéis doce recetas con queso feta fáciles y exquisitas, seguro que más de una la vais a repetir. Tenéis recetas para incorporarlo en el aperitivo, en […]

Tanto si el queso feta es uno de vuestros preferidos y no falta en vuestro frigorífico, como si lo habéis adquirido alguna vez y no supisteis cómo gozarlo, aquí tenéis doce recetas con queso feta fáciles y exquisitas, seguro que más de una la vais a repetir. Tenéis recetas para incorporarlo en el aperitivo, en un entrante, en un plato principal o en un postre, con lo que podéis figurarse lo versátil que resulta.

Uno de los quesos extranjeros que más se han prolongado en nuestra gastronomía puede ser el queso feta, un queso originario de Grecia muy estimado por su sabor, por su textura, por su versatilidad, por lo mucho que puede contribuir a ensaladas, purés, verduras, pasta… Este queso se elaboraba normalmente con leche de oveja, aunque en la actualidad también se hace con otras leches, como la de cabra o la de vaca. Hay que mencionar que no todos los quesos que se etiquetan como ‘queso griego’ o algún nombre similar y tiene la misma presentación, un bloque de queso blanco, con una consistencia compacta, con su salmuera… son genuino queso feta.

El caso es que en nuestra cocina lo usamos bastante, ya hace unos años hemos hecho un recopilatorio dominical consagrado al queso feta, podéis recordarlo aquí, y hoy preparamos una nueva selección de recetas igual de fáciles de hacer y también están para chuparse los dedos, adicionalmente encontraréis todo tipo de platos, aperitivos, entrantes, platos principales e inclusive postres.

Así que os dejamos con estas doce nuevas recetas con queso feta, fáciles y exquisitas, y esperamos que vayáis probando una a una, veréis que hay platos ideales para hacer a diario teniendo poco tiempo para cocinar, y platos que por sus ingredientes pueden ser ideales para un alimento o cena de celebración. ¡Esperamos que os gusten!

Tarta de hojaldre con chutney de fresas y feta: Esta tarta salada y especiada puede ser un buen aperitivo, pero también es una buena idea para disfrutar en alguna ocasión de un desayuno o una merienda diferente, sorprende a quien lo prueba.

Según la versión local puede llevar adicionalmente otros ingredientes como ajos, el hummus es una crema de puré de garbanzos cocidos con jugo de limón, que incluye pasta de tahina y aceite de oliva, que pimentón, etc. Es un plato muy popular a lo largo y ancho de todo Oriente Medio, incluidos Líbano, Palestina, Turquía, Grecia, Siria, Armenia, Chipre e Israel, aunque el hummus que se consume en Grecia es bastante distinto del que se encuentra en el mundo árabe y en Israel.

Hummus con queso feta: Al hummus se le pueden agregar distintas guarniciones para disfrutar de un aperitivo o entrante diferente, esta es una propuesta sencilla, con queso y nueces, que va a gustar a todos.

Hojaldre de berenjenas, fresas y feta: Las tartas de hojaldre saladas son ideales para alimentos especiales, son fáciles de hacer y normalmente gustan a todos. Una buena combinación es la de esta receta, y tiene que aprovechar que las fresas están de temporada, armonizan muy bien con el queso feta.

Mini berenjenas con aliño de feta y limón: Esta es una excelente propuesta para comer unas berenjenas nutritivas, sabrosas y fáciles de hacer, se cocinan en el microondas y se condimentan con un delicioso aderezo de queso feta y limón, y algunas hierbas aromáticas.

Ensalada con fresas, feta y vinagreta de miel: Otra receta en la que cuando la probéis, combinamos el queso feta con fresas acordaréis que se queda en cuando la probéis, vuestrOtra receta en la que combinamos el queso feta con fresas acordaréis que se queda en vuestro recetario. Otra receta en la que combinamos el queso feta con fresas es una ensalada que está exquisita con su vinagreta de miel. Otra receta en la que combinamos el queso feta con fresas es una ensalada que está exquisita con su vinagreta de miel.

Ensalada de pasta con tomates, feta y vinagreta de balsámico: Con la pasta, este rico queso queda muy bien, tanto en platos calientes como en platos fríos como esta ensalada.

Ensalada de achicoria, higos y queso feta: El toque salado del queso feta hace que combine muy bien con las frutas en una ensalada, por ejemplo con los higos. Y para contrastar con el amargor de la achicoria, nada mejor que una vinagreta con miel.

Ensalada de sandía, feta y vinagreta de higos: No podemos dejar de recomendar esta ensalada con sandía, nueces, cebolla morada y queso feta, aderezada con una vinagreta hecha con mermelada de higos, vinagre balsámico de módena y aceite de sésamo, entre otros ingredientes, es refrescante, rica y bien nutritiva.

Patatas salteadas con cecina, feta y trufa: Las patatas no deben ser siempre una guarnición o acompañamiento, también pueden ser protagonistas en muchos platos, como este que está para chuparse los dedos. Combinamos tres variedades de patatas, pero se puede hacer con las que más os gusten.

Costillas de cordero con queso feta y limón: Seguro que esta receta de cordero os va a sorprender al observar con qué la carne es acompañada, pero os va a sorprender aún más al verificar lo rica que queda, y lo fácil de hacer que es.

Cuando asamos berenjenas y/o ajíes, bocadillo de caviar de berenjena con ajíes del piquillo y queso feta: muchas veces lo combinamos con queso, no sólo el queso feta le va bien, pero no podéis dejar de probar este bocadillo que también podéis elaborar en forma de tostada.

Pastelitos de polenta y queso feta: Pues sí, con el queso feta también podemos hacer recetas dulces, como estos pastelitos que se pueden tomar en el desayuno, en la merienda, y cómo no, como postre.

El Quiche de Claras de Huevo es un desayuno ideal bajo en colesterol y reducido en calorías. Es una receta exquisita de claras de huevo con espárragos y queso feta, muy fácil de preparar y que no te llevará mucho tiempo cocinarla. Puedes cambiar espinaca y/o champiñones. Es saludable para el corazón y ayuda a mantener un peso saludable. Será un gran éxito con toda la familia.Calentar la mantequilla en una sartén, añadir la mezcla de las claras y el queso feta.