"El aterrizaje de SpaceX no será lo más llamativo del próximo lanzamiento de la NASA"

El aterrizaje de SpaceX no será lo más llamativo del próximo lanzamiento de la NASA

Foto: Wikipedia – Transhab-cutawayLeer también: Europa menciona que Google abusa del dominio de AndroidLeer también: ​Samsung estrena Galaxy S7, S7 Edge en oro rosa El 8 de abril, la NASA, que está lista para ampliar la Estación Espacial Internacional con su primer módulo hinchable, va a volar con SpaceX para una nueva misión de reabastecimiento […]

Transhabcutaway.jpg

Foto: Wikipedia – Transhab-cutaway

El 8 de abril, la NASA, que está lista para ampliar la Estación Espacial Internacional con su primer módulo hinchable, va a volar con SpaceX para una nueva misión de reabastecimiento de la ISS. Esta vez, además de continuar atentos al tradicional tentativa de aterrizaje del Falcon 9, veremos hacia arriba curiosamente. La causa es una de estas llamativas cápsulas inflables llamadas BEAM. Es básicamente un globo de 2,5 metros de diámetro por 3,6 de largo fabricado por Bigelow Aerospace. Se va a lanzar plegado, ocupando mucho menos espacio, dentro de la nave Dragon de SpaceX. Una vez arriba lo van a extraer con el brazo robótico Canadarm-2 y lo van a acoplar al puerto de atraque trasero de la ISS. Tras pulsar un botón, el BEAM comenzaráá a inflarse solo hastacomprarr un volumen útil de 11 metros cúbicos. El procedimiento va a durar 45 minutos y va a tener este aspecto:

Bigelow Aerospace es una empresa privada creada por el magnate hotelero Robert Bigelow con el objetivo de fabricar estaciones espaciales para empleo comercial.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, más conocida como NASA, es la agencia del gobierno estadounidense responsable del programa espacial civil, así como también de la investigación aeronáutica y aeroespacial.

BEAM lleva en pruebas desde el año 2006. En 2012, la NASA ha firmado un contrato de 17,8 millones de dólares con Bigelow Aerospace para construir un prototipo como parte de la Misión a Marte. La expedición del espacio profundo pedirá nuevos sistemas habitacionales extensos y fiables pasar largas temporadas muy lejos de la Tierra, y los módulos inflables pueden ser la solución. Especialmente porque son muy ligeros y pueden lanzarse sin inflar.

La NASA esperaba acoplar uno a la ISS el año pasado, pero el lanzamiento se postergó hasta esta primavera. La idea es probar el desempeño del BEAM durante dos años, sin aprovechar permanentemente el espacio extra de la cápsula por una cuestión de seguridad. Más adelante, este módulo va a dotar a la tripulación de un mayor espacio de almacenaje a bordo, como una nueva habitación.

Además de conocer el lugar de nacimiento de Peake -quien ha partido hacia la ISS el pasado 15 de diciembre- Blumenthal trasladarse a los laboratorios de la NASA para conocer mejor la biología del cuerpo humano en ambientes de gravedad cero.

Los cosmonautas ingresarán cuatro veces al BEAM para verificar la temperatura, la protección en contra de la radiación y el funcionamiento general. La prueba más larga va a durar tres horas. Si quisiesen, podrían permanecer mucho más : aunque sea inflable y flexible, el BEAM brinda una gran protección. El tejido con el que están fabricados estos módulos es más resistente que el metal de la Estación Espacial Internacional. Bigelow utiliza muchas capas superpuestas de Vectran, un material el doble de resistente que el Kevlar.

Esta semana el cocinero ha presentado en el canal Channel 4 de Inglaterra un programa llamado Heston’s Dinner in Space, que registra los dos años de empleo que le ha tomado a Blumenthal cumplir el reto que le planteó el cosmonauta británico Tim Peake: crear una carta que le recordara a su nación natal y que pudiera comer en su misión de seis meses a bordo de la Estación Espacial Internacional .

La tripulación se va a encontrar como en hogar dentro de la cápsula inflable. Lo único que modifica son las temperaturas, ligeramente más frías, y el aire condensado cuando el módulo se expande por primera vez. Se va a expulsar a El BEAM de la ISS hacia el espacio dentro de dos años; si la misión resulta un éxito, entonces ingresarán en juego sus posibilidades más interesantes.

Bigelow Aerospace figurarse varios de sus módulos inflables interconectados para albergar a toda una tripulación. Con varios BEAM de mayor medida que el de este lanzamiento se podrían construir naves enteras, con espacios más diáfanos que los de la ISS. Una de sus propuestas es una estación espacial de 2.100 metros cúbicos presurizados, casi el triple que los 916 disponibles en día en la ISS . Estas mismas estructuras podrían funcionar para construir colonias enteras en la Luna y en Marte. [Bigelow, NASA]

Matías tiene dos grandes fervores: Internet y el dulce de leche