"El error más habitual en las Dragon Flags y cómo corregirlo"

El error más habitual en las Dragon Flags y cómo corregirlo

Ayer os dejábamos un vídeo-tutorial muy interesante para llegar a hacer las dragon flags, uno de los ejercicios más duros para nuestro core. No solo pide de fuerza relativa para poder mover nuestro cuerpo, sino que el empleo de estabilización que se realiza a través de la musculatura externa y sobre todo interna del abdomen […]

Ayer os dejábamos un vídeo-tutorial muy interesante para llegar a hacer las dragon flags, uno de los ejercicios más duros para nuestro core. No solo pide de fuerza relativa para poder mover nuestro cuerpo, sino que el empleo de estabilización que se realiza a través de la musculatura externa y sobre todo interna del abdomen es enorme.

Hacer bien una dragon flag pide una buena fuerza relativa puesto que trabajarás con el peso de tu cuerpo en una palanca muy larga. En Youtube podéis encontrar muchos tutoriales para aprender a hacerlas, pero la mayoría de ellos empiezan ya con empleo abdominal rodando hacia atrás. Este empieza desde cero, trabajando los ejercicios más básicos, y adicionalmente realiza toda la progresión en el piso. ¡Dentro vídeo!

En caso de que lo hagamos mal, como todos los ejercicios, puede facilitar la aparición de heridas : por eso insistimos siempre en la relevancia de la técnica por delante del peso o, en este caso, de tener apuro por hacerlo y saltarnos las diferentes progresiones. Para que impidas esas probables heridas te hablamos del error más habituales al realizar las dragon flags y cómo corregirlo.

El error más habitual al realizar las dragon flags es que no formemos una línea recta con nuestro cuerpo durante todo el ejercicio: puede ser normal que durante la subida tendamos a elevar primero las piernas y después la cadera, ya que es bastante más fácil que si lo hiciéramos de la forma correcta. Esto es producido porque todavía no tenemos la fuerza suficiente en el abdomen como para mover el peso de las piernas.

En las siguientes progresiones ya empezamos a trabajar la parte de descenso de las dragon flags: primero con una pierna flexionada y luego con las dos piernas estiradas. En este caso haríamos la etapa de bajada de la dragon flag de forma rigurosa y subiríamos con el ejercicio de la vela que practicamos previamente .

No llevar el cuerpo perfectamente alineado no es demasiado grave en la parte de subida , pero sí es más arriesgado en el momento de la bajada: es que las piernas caigan hacia debajo y de esta manera, en caso de que pretendamos hacerlo sin tener la suficiente fuerza lo más frecuente carguemos demasiado la área lumbar, llegando inclusive lesionarnos. Si trabajamos a tope el abdomen, esto también puede suceder pero no nos hemos decidido de la musculatura lumbar durante nuestro entrenamiento.

La solución más obvia es continuar trabajando el abdomen y la área lumbar con ejercicios de fuerza y de estabilización hasta que nos observemos seguros en todas las posturas del ejercicio. No viene mal tampoco entrenar con un spotter que nos corrija la posición, ayudándonos al comienzo a mantener nuestro cuerpo en línea recta o simplemente comunicandonos cuando no lo estemos haciendo bien para que podamos corregir sobre la marcha.