"El gobierno ahora quiere ayuda de Apple para desbloquear un iPhone en Nueva York"

El gobierno ahora quiere ayuda de Apple para desbloquear un iPhone en Nueva York

Foto: Wikipedia – Apple first logoLeer también: Europa menciona que Google abusa del dominio de AndroidLeer también: Julianne Moore, Amy Schumer y Susan Sarandon, votos famosos La pelea de Apple en contra del FBI sigue. Apple Inc. es una empresa multinacional estadounidense que diseña y produce equipos electrónicos y software, con sede en Cupertino y […]

Applefirstlogo.png

Foto: Wikipedia – Apple first logo

La pelea de Apple en contra del FBI sigue.

Apple Inc. es una empresa multinacional estadounidense que diseña y produce equipos electrónicos y software, con sede en Cupertino y otra pequeña en Dublín .

La Federal Bureau of Investigation más conocido por sus siglas en británico, FBI, es la principal rama de investigación delincuente del Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

El gobierno de Estados Unidos todavía necesita la ayuda de Apple para tener acceso a un iPhone. Pero esta vez no se trata de un caso de terrorismo. El Departamento de Justicia de EE.UU. mencionó el viernes a un juzgado federal de Nueva York que apelará una determinación de fines de febrero en la que se ha determinado que Apple, que presentará su contestación por escrito el jueves, no debía ayudar a desbloquear un iPhone 5S usado por un traficante de drogas. El hombre involucrado en el caso ha confesado sus crímenes y se va a condenar a él en mayo.

La agencia en un documento judicial mencionó: “El gobierno continúa necesitando la asistencia de Apple para entrar a los datos a los que está autorizado a revisar por orden judicial”.

Un abogado de Apple, que ha hablado con reporteros el viernes pero en condición de anonimato, ha expresado su desilusión porque el gobierno acordó continuar adelante con el caso en Nueva York, pero mencionó que Apple no está sorprendida. El abogado repitió la posición de Apple de que el gobierno está tratando de establecer un antecedente para obligar a Apple a ayudar a la policía a desbloquear iPhones a diestra y siniestra. y entonces va a haber una audiencia sobre el tema.

El de Nueva York es uno en una serie casos en los que el gobierno ha solicitado a Apple que ayude a tener acceso a un iPhone. El caso más notable tiene que ver con el iPhone 5C de uno de los terroristas en San Bernardino en diciembre. En ese caso, después de una fuerte resistencia por parte de Apple, el gobierno terminó dando el empleo a una tercera empresa.

Esa solución temporal sólo se aplica al 5C y no a modelos posteriores del iPhone. El FBI todavía no ha mencionado cómo consiguió desbloquear ese teléfono.

En ambos casos, el gobierno de EE.UU. invocó una ley de dos siglos de antigüedad para obligar a Apple a ayudar. Un magistrado de Nueva York había determinado que esa ley no podría ser usada para forzar la mano de Apple, algo que el Departamento de Justicia ahora quiere revertir.

Un abogado de Apple mencionó el viernes que Apple usará el caso de Nueva York para determinar las medidas que el FBI tomó para ingresar en el teléfono. Para poder usar la All Writs Act, el gobierno debe demostrar que la ayuda de Apple es elemental para obtener información del artefacto y que al hacerlo no va a ser una carga indebida para Apple.

Cuando investigaban un negocio ilegal de juegos de azar que operaba, en 2014, unos agentes del FBI lograron un consentimiento similar desde dentro de tres chalets en el hotel Caesar’s Palace en Las Vegas. Los agentes han incautado varios iPhones e iPads, y un magistrado federal sentenció que Apple debía “prestar asistencia técnica razonable… para desbloquear la clave de acceso de protección y… extraer datos de los artefactos”. Apple les mencionó que le llevaría nueve meses.”No había causas para saber que había tantas peticiones o órdenes bajo la AWA hasta que el gobierno ha expuesto el pasado octubre durante un procedimiento legal en Brooklyn que había solicitado -con éxito- la ayuda de Apple 70 veces antes de esa fecha.

Los casos de Nueva York y California tienen algunas diferencias notables. En el caso de Nueva York, el teléfono es un iPhone de matiz más alta que el artefacto usado en San Bernardino: un 5S frente a un 5C. El 5S tiene un lector de huellas digitales, lo que da una seguridad más dura. Pero el teléfono está ejecutando iOS 7 en comparación con iOS 9 en San Bernardino. El software de dos años de edad tiene controles de seguridad menos rigurosos, lo que tendría que hacer más fácil obtener datos del teléfono.

Y en el caso de Nueva York, el FBI quiere que Apple extraiga los datos desde el iPhone 5S, no que ayude a determinar el código de acceso, como en California. Apple habría tenido que crear un nuevo software para esquivar su propia seguridad en el iPhone usado por el terrorista de San Bernardino. La empresa argumentó que hacerlo sería una carga exagerado y pondría a todos los usuarios de iPhone en peligro. En Nueva York no se debería crear un software completamente nuevo para obtener información del artefacto.

El caso de California transformó los compromisos previamente privados entre Apple y el FBI en una batalla pública y ha desatado una discusión más amplia sobre la privacidad y la seguridad. Las empresas de tecnología y grupos de protección de derechos civiles alegan que es necesaria una fuerte encriptación, que codifica los datos para que la persona adecuada solo lea éstos , para mantener la seguridad y cuidar la privacidad. El gobierno sostiene que a menos que tenga acceso a la información en los artefactos móviles, no puede pelear en contra de los delitos.

En un caso de California el año pasado, un magistrado jueza federal ha aprobado el pedido de un agente del FBI para que Google le diera la contraseña de dos teléfonos Android de una persona que se sospechaba que era distribuidor de metanfetamina.

La carta queha enviadoó el Departamento de Justicia a una corte de Nueva York puede leerse enestaerelacióne.

La semana pasada el FBI acordó postergar un encuentro en un juzgado con Apple tras aceptar públicamente que un tercero le había brindado ayuda para desbloquear, de una forma alternativa hasta el momento desconocida, el iPhone involucrado en ataque terrorista cometido en diciembre en San Bernardino, California, que ha dejado un saldo de 14 muertos y 22 heridos. Pocos días después, el Departamento de Justicia de EE.UU. rechazó por completo la demanda y petición de ayuda a la empresa de Cupetino porque el método alternativo había funcionado.