"El Papa cumple el deseo de una nena que quería conocerlo antes de perder la visión"

El Papa cumple el deseo de una nena que quería conocerlo antes de perder la visión

Foto: Wikipedia – Bartolomé Esteban Murillo – St Francis of Assisi at PrayerLeer también: Trump y Clinton parten como favoritos en las primarias de Nueva YorkLeer también: La comunidad internacional muestra su solidaridad con Ecuador El Papa Francisco ha saludado este miércoles en el Vaticano a Elizabeth «Lizzy» Myers, una nena estadounidense de seis años, […]

BartolomC3A9EstebanMurilloStFrancisofAssisiatPrayer.JPG

Foto: Wikipedia – Bartolomé Esteban Murillo – St Francis of Assisi at Prayer

El Papa Francisco ha saludado este miércoles en el Vaticano a Elizabeth «Lizzy» Myers, una nena estadounidense de seis años, cuyo quiero era conocerle y que sufre una alteración genética que le causará ceguera y sordera en los próximos años.

De la segunda mitad del siglo XI en adelante su empleo es prolongado a causa del sobrenombre que Pedro Bernardón ha otorgado a su hijo” San Francisco de Asís”.

La nena, que vive en Ohio , ha asistido a la audiencia general que el Papa Francisco brindó este miércoles en la Plaza de San Pedro del Vaticano y, al término, ha podido saludarle e intercambiar con el pontífice unas palabras.

A diferencia de otros encuentros jubilares ya festejados para grupos muy específicos como el personal de los santuarios, los religiosos o la Curia vaticana, el Jubileo de la Espiritualidad de la Misericordia reunía en la plaza de San Pedro a personas de todo tipo.El Santo Padre festejará este domingo por la mañana, también en la plaza de San Pedro, la misa conclusiva del Jubileo de la Espiritualidad de la Misericordia.«El Evangelio es el libro de la piedad de Dios, pero sigue siendo un libro abierto abierto donde se continúan escribiendo los gestos concretos de amor de los discípulos de Cristo, el mejor testimonio de la piedad», fue el mensaje del Papa Francisco a decenas de miles de participantes en el Jubileo de la Espiritualidad de la Misericordia.Con la mayor naturalidad, el Papa Francisco ha asegurado el miércoles que «no tenemos que tener terror de nuestras escaseces, cada uno de nosotros tiene las suyas». La causa para no temerlas es que la piedad divina las borra, y «tenemos la certidumbre de haber, cuando las confesamos en el sacramento de la Reconciliación sido perdonados».

Mientras que la nena ha regalado a Jorge Bergoglio «un pequeño asteroide», durante unos minutos, el Papa bendijo los ojos de Myers, le acarició el rostro y le aseguró que va a rezar por su familia mencionaron los papás en una rueda de prensa. Lizzy Myers, que había expresado a sus papás «el deseo de conocer» a Bergoglio, sufre síndrome de Usher, una alteración genética que ocasiona sordera y ceguera congénita , y

El propósito de los papás de Myers de cumplir el deseo de su hija y trasladarse al Vaticano antes de que perdiese la visión y el oído ha sido recogida por medios de comunicación de todo el mundo.

Adicionalmente, ha generado un desplazamiento solidario que ha culminado con la invitación a toda la familia por parte de la compañía aérea Turkish Airlines de trasladarse sin valor a Roma, según medios locales.

Myers ha acudido a la audiencia general de este miércoles en el Vaticano con sus papás y su hermana