"El tripartito balear deroga la Ley de protección de la maternidad"

El tripartito balear deroga la Ley de protección de la maternidad

En el pleno festejado este martes en el Parlamento balear, el PSOE, la sociedad econacionalista MÉS y Podemos aprobaron la derogación de la Ley de protección de la maternidad. Se aprobaba mencionada regla en la pasada legislatura, bajo la presidencia del popular José Ramón Bauzá. El pasado mes de marzo rechazaba ya el PP las […]

En el pleno festejado este martes en el Parlamento balear, el PSOE, la sociedad econacionalista MÉS y Podemos aprobaron la derogación de la Ley de protección de la maternidad. Se aprobaba mencionada regla en la pasada legislatura, bajo la presidencia del popular José Ramón Bauzá. El pasado mes de marzo rechazaba ya el PP las enmiendas presentadas , Proposta per les Illes y Ciudadanos.. Estas tres últimas formaciones, que se encuentran en la oposición, han elegido contra la derogación de la citada ley.

La portavoz del PP en el consistorio palmesano, Margalida Durán, ha denunciado que el tripartito «se ha convertido en el compromiso de la demolición, incapaz de defender los intereses generales». Según Durán, el equipo de gobierno sólo estaría inquietado por «practicar políticas de derribo, sectarismo y aniquilamiento». En la misma línea crítica se ha pronunciado el portavoz municipal de C’s, Josep Lluís Bauzá. Por su parte, la Asociación para la Revitalización de los Centros Antiguos ha calificadoó como «poco democrática» ladeterminaciónn del equipo de gobierno.Paradójicamente, el último tripartito que hasta el momento había gobernado en Palma, en el mandato 2007-2011, había acordado mantener mencionado monolito. En aquella legislatura, el consistorio estaba presidido por la socialista Aina Calvo, que gobernaba junto con el BLOC —antecedente de MÉS— y con la hoy extinguido Unió Mallorquina. El portavoz del equipo de Calvo que ha defendido entonces la preservación del monolito es hoy el socialista José Hila que ahora, en cambio, respalda la demolición de este monumento. El socialista José Hila es el actual alcalde de la ciudad.No se ha informado tampoco si la cuando gobernaba el PP, no ejecución del presupuesto total dedicado inicialmente se debe a falta de familias demandantes o a no cumplir con los pedidos.

La dicha ley tenía por objeto configurar el marco jurídico de representación en la Comunidad en el Entorno de la protección y la atención social a la maternidad. En ese sentido, la regla aprobada por el Ejecutivo de Bauzá comprendía el diseño de medidas y representaciones dirigidas a «garantizar y cuidar el derecho de la mujer embarazada a ser madre, especialmente el de las mujeres que se encuentren en situación de desamparo o riesgo social». Por su parte, el actual tripartito había comunicado ya a fines del pasado año la derogación de esta iniciativa, por estimarla una «ley ideológica» que no contenía «ninguna prestación social o económica de voto de confianza a la maternidad».

En el presente mandato, la presidenta autonómica es la socialista Francina Armengol, que cuenta en su gobierno con consejeros del PSOE y de MÉS. Por su parte, Podemos respalda a Armengol desde fuera del Ejecutivo autonómico.

Fina Santiago nointervinoo en la sesión de este martes. Fina Santiago es la actual consejera de Asuntos Sociales. En marzo, Santiago había asegurado que la ley ahora derogada sólo habría favorecido la creación de un teléfono de información para mujeres que estaban embarazadas.

Según recogió Efe, que con la derogación se intenta, en el turno de intervenciones, la exconsejera autonómica de Servicios Sociales y actual diputada, la popular Sandra Fernández, señaló este martes «quitar el derecho a que todas las mujeres tuviesen la libertad para ser madres en semejanza de condiciones, independientemente de su situación económica».

Por su parte, Xavier Pericay criticó la “falta de consenso” del tripartito para asuntos como esta iniciativa legislativa. Xavier Pericay es el portavoz parlamentario de Ciudadanos. Por último, la diputada de PI Antònia Sureda invitó a los partidos del tripartito a «practicar la conversación» y cuestionó la citada derogación antes de haber sido aprobada la nueva Ley de la familia.