"Ha llegado el momento de acordar por quien elegir"

Ha llegado el momento de acordar por quien elegir

Foto: Wikipedia – Donald Trump by Gage Skidmore 3Leer también: Julianne Moore, Amy Schumer y Susan Sarandon, votos famososLeer también: Hillary Clinton se impone a Sanders en Nueva York La hora de la verdad llegó para los votantes de la Florida. Es el lunes a las 7 a.m, aunque ya muchos han elegido por papeleta […]

DonaldTrumpbyGageSkidmore3.jpg

Foto: Wikipedia – Donald Trump by Gage Skidmore 3

La hora de la verdad llegó para los votantes de la Florida.

Es el lunes a las 7 a.m, aunque ya muchos han elegido por papeleta ausente. cuando se da principio a la votación adelantada de la primaria presidencial del estado. Los votantes, que estén registrados como demócratas o republicanos, podrán elegir su aspirante favorito para la nominación partidaria en julio.

Los votantes que registraron su afiliación política como independiente no pueden elegir en elecciones primarias, y deberán esperar hasta la votación general el 8 de noviembre. Pero los votantes registrados como demócratas o republicanos podrán elegir en cualquiera de los 20 recintos que estarán funcionando todos los días hasta el 13 de marzo, dos días antes de la primaria. La primera semana de lunes a viernes el horario va a ser de 7 a.m. a 3 p.m. y el fin de semana de 8 a.m. a 4 p.m. La segunda semana, el horario de lunes a viernes va a ser de 11 a.m. a 7 p.m. y el fin de semana de 8 a.m. a 4 p.m.

Hay cinco candidatos republicanos – Donald Trump, Marco Rubio, Ted Cruz, John Kasich y Ben Carson – y dos demócratas – Hillary Clinton y Bernie Sanders – a escoger en la boleta que fue impresa meses atrás con listas que incluyen más candidatos, como Jeb Bush, que ya no están en la contienda.

La votación adelantada sucede en la víspera de la votación más relevante hasta el momento, el aglomerado de primarias y asambleas partidarias en 11 estados, incluyendo Texas, conocido como Super Tuesday, o Súper Martes, que se espera defina el probable favorito para la nominación de ambos partidos.

En Texas, por ejemplo, el republicano que se perfila como favorito es Cruz en vez de Rubio, el senador republicano por la Florida. Mientras que en la Florida los sondeos dan como favorito a Trump, cruz es el senador federal del estado. Si la animada discusión del jueves pudiera haber modificado el panorama luego de una buena representación por parte de Rubio que ha parecido más seguro, los sondeos mencionarán de si mismo y más combativo, atacando a Trump por sus prácticas empresariales y ética así como por sus posturas sobre inmigración, particularmente sobre la contratación de trabajadores ilegales pese a su amenaza de deportar a 11 millones de indocumentados.

Donald Trump es un ejecutivo, político, empresario y millonario de Estados Unidos.

Ha sido Rubio el que en la discusión ha encabezado el ataque en contra de Trump mencionando que en repetidas oportunidades contrató a trabajadores ilegales para proyectos suyos como el afamado Trump Tower. También Rubio hizo referencia a que Trump no ha hecho su patrimonio sino que la ha heredado y que sus empresas declararon bancarrota cuatro veces.

También Rubio usó diferentes tácticas para tratar de romper la imagen de Trump. En un momento memorable Rubio ha increpado al magnate por repetir frases en vez de dar detalles sobre sus probables estrategias si es que llega a presidente.

“Se repite así mismo todas las noches, dice cinco cosas, todo mundo es tonto, que va a hacer América grande de nuevo y que vamos a ganar, ganar, ganar – pero esta ganando solo en las encuestas”, dijo Rubio en tono de burla

Rubio ha parecido haber imitado las tácticas del ex aspirante Chris Chrstie que como si fuese autómata, en una discusión previa ha acusado a Rubio de repetir frases. El viernes, Christie – gobernador de Nueva Jersey – ha otorgado su respaldo a Trump y caracterizó a Rubio como “desesperado” porque tiene miedo de perder.

Rubio, por su parte, siguió atacando a Trump el viernes dando entrevistas a las cadenas nacionales de televisión.

En el programa Today de NBC mencionó Rubio: “Nos encontramos en el umbral de tener a alguien que se apoderaría del desplazamiento conservador y del Partido Republicano, que es un embaucador”.

Tras una aguerrida batalla por lograr la nominación del Partido Republicano a las elecciones presidenciales 2016, “el comité de campaña de Donald Trump parece apostar  por la xenofobia”.

En This Morning de CBS ha señalado Rubio: “No puede haber forma de que permitamos que un embaucador se apodere del desplazamiento conservador y Donald Trump es un con artist [un embaucador]”.

“Es una anunciación que Donald Trump tendría que repudiar, demandar de inmediato que este grupo ponga final a sus operaciones. Es una bajeza y es precisamente el mismo tipo de trucos sucios que lo desacredita”, ha resaltado..

A Good Morning America de ABC mencionó le: “Voy a continuar luchando porque no permitiré que se capture a él el partido de Reagan y el desplazamiento conservador por un embaucador”.

En caso de que los ataques de Rubio tuvieren efecto, lo que importa ahora es y frenan la marcha inexorable del magnate en los sondeos hacia la nominación republicana.

Un sondeo de la Universidad Quinnipiac menciona que Trump tendría una ventaja del 44 por ciento sobre 28 para Rubio en la Florida. Otro sondeo, este del grupo Industrias Asociadas de la Florida, también pone a Trump a la cabeza en la Florida – pero con un margen mucho más estrecho sobre Rubio, de solo siete por ciento.

Esta situación ha llevado a algunos analistas a especular que si Rubio no puede ganar en su propio estado entonces debería retirarse de la contienda y dejar que se dirima la campaña entre Trump y Cruz, el cubanoamericano de Texas, que es el primer candidato hispano en la historia de Estados Unidos en ganar una votación de asambleas partidistas o caucuses: la de Iowa el 1ro de febrero.

“Florida es el único gran premio de la temporada de primarias, ya que es el estado más grande en asignar sus delegados a un ganador que se lleva todo,” mencionó Peter A. Brown, director del encuesta Quinnipiac. “Es difícil observar cómo, en caso de que el senador Rubio no pueda ganar en su propio estado puede ganar en otro sitio”.

Con respecto a los demócratas, la sondeo Quinnipiac muestra que Clinton lidera la contienda en contra de Sanders por un extenso margen de 59 por ciento en contra de 33.

Para las votaciones del Súuper Martes, los sondeos muestran que Sanders bien podría dar una sorpresa en algunos estados. Las encuestas le dan el triunfo en su estado de Vermont, y lo ponen ligeramente delante de Clinton en Massachusetts y solo un poco detrás de Clinton en Oklahoma. En Colorado y Minnesota, donde hay caucuses, Clinton y Sanders van cabeza a cabeza.

Para los republicanos, las encuestas – todas realizadas antes del debate del jueves – parecían favorecer a Trump en muchos de los estados del Súper Martes – con quizás la excepción de Texas donde Cruz es el favorito.

Una dimensión que las encuestas nacionales no muestran es cual es la postura de los votantes hispanos hacia los aspirantes. ¿Prefieren estos a los aspirantes hispanos, Cruz y Rubio?

En apariencia, los representantes de Cruz y Rubio han denunciado el caso ante las autoridades que atienden los comienzos de éticas electoras, a lo que el candidata Trump respondió que no respalda el contenido del mensaje en cuestión.

Trump ha encolerizado a los activistas que defienden los abogacías de los inmigrantes al mencionar que obligaría a México a pagar por la construcción de una pared fronteriza, y que deportaría a 11 millones de indocumentados. Por ende, se piensa que la mayoría de los votantes hispanos rechazan al magnate.

Nevada es uno de los 50 estados de los Estados Unidos, encontrado en el oeste de la nación.

Pero encuestas realizadas con votantes hispanos en Nevada, que ha ganado ampliamente Trump, han mostrado que el 44 por ciento de los votantes republicanos latinoamericanos le han dado su respaldo al magnate, cosa que le llevo a mencionar que eso confirmaba que pese a su retórica antiinmigrante, los hispanos lo respaldan.

Pero durante la discusión del jueves, la periodista de Telemundo María Celeste Arrarás le hizo ver a Trump que una encuesta de Telemundo revelaba que tres de cuatro hispanos a nivel nacional no respaldan al magnate y que por tal causa no podía ganar la elección general. A lo que Trump contestó airado: “Primero que todo, no creo nada de lo que Telemundo menciona, y segundo, que en la actualidad uso a miles de hispanos y por años he usado a decenas de miles de hispanos”.

Por otra parte, un análisis de los votos hispanos en Nevada muestra que a pesar de que Trump ha ganado el 44 por ciento de los sufragios de votantes republicanos latinoamericanos, esto solo representa un siete por ciento de todos los votantes latinoamericanos en ese estado.

Por otra parte, más de dos docenas de cubanos entrevistados por el Nuevo Herald en el último mes indican que la mayoría piensa elegir en la primaria de la Florida por Rubio, pero en caso de que salga, elegirán por Trump designado.