"La casa hinchable de la NASA, antecede a la creación de un hotel en el espacio"

La casa hinchable de la NASA, antecede a la creación de un hotel en el espacio

Foto: Wikipedia – NASA spacecraft comparisonLeer también: La NASA presenta un festival de auroras en ultraalta definiciónLeer también: Argentina: Fallecen cinco en festival de música electrónica Es el paso previo para que pueda plantearse la llegada de turistas al espacio. Van a ser los cosmonautas los que pondrán en funcionamiento el primer módulo que intenta […]

NASAspacecraftcomparison.jpg

Foto: Wikipedia – NASA spacecraft comparison

Es el paso previo para que pueda plantearse la llegada de turistas al espacio. Van a ser los cosmonautas los que pondrán en funcionamiento el primer módulo que intenta crear un espacio diferente a lo que hasta ahora se había probado.

Los cosmonautas van a tener un espacio similar a una casa que tendrá que ser hinchada para que puedan trabajar en sus investigación en el espacio.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio, más conocida como NASA, es la agencia del gobierno estadounidense responsable del programa espacial civil, así como también de la investigación aeronáutica y aeroespacial.

La NASA ha comunicado la puesta en órbita del módulo BEAM el próximo 8 de abril.

El engranaje consiste en una cápsula con sensores que se va a hinchar para que lo cosmonauta pueda entrar y trabajar en su interior.

Es un proyecto de la NASA en colaboración con Bigelow Aerospace que se morará durante un tiempo breve, unas horas, en los dos primeros años para probar su seguridad y fiabilidad como potencial futura “casa” en futuras expediciones a la Luna y Marte.

BEAM lleva en pruebas desde el año 2006. En 2012, la NASA ha firmado un contrato de 17,8 millones de dólares con Bigelow Aerospace para construir un prototipo como parte de la Misión a Marte. La expedición del espacio profundo pedirá nuevos sistemas habitacionales extensos y fiables pasar largas temporadas muy lejos de la Tierra, y los módulos inflables pueden ser la solución. Especialmente porque son muy ligeros y pueden lanzarse sin inflar.

Lo cosmonauta inglés Tim Peake forma parte de la tripulación de la Estación Internacional del Espacio que comenzará a probar el módulo.

El módulo BEAM pesa 1.400 kilogramos y va a ir a bordo de la nave Dragon del Espacio X, cuya salida está programada para el 8 de abril. desde Cabo Cañaveral .

Según la NASA, cuando la nave llegue a su destino el módulo será extraido por un brazo automático de la estación espacial para luego ser acoplado en el estado “tranquility”. A partir de ese momento los cosmonautas van a proceder a hinchar su nueva habitación en una operación que va a durar 45 minutos.

Los cosmonautas ingresarán cuatro veces al BEAM para verificar la temperatura, la protección en contra de la radiación y el funcionamiento general. La prueba más larga va a durar tres horas. Si quisiesen, podrían permanecer mucho más : aunque sea inflable y flexible, el BEAM brinda una gran protección. El tejido con el que están fabricados estos módulos es más resistente que el metal de la Estación Espacial Internacional. Bigelow utiliza muchas capas superpuestas de Vectran, un material el doble de resistente que el Kevlar.

De esta forma van a tener un espacio extra de 16 metros cuadrados habitables. Y durante las horas de prueba que va a permanecer prolongado los sensores comprobarán la resistencia del espacio a las radiaciones y al impacto de los pequeños partes del espacio.

Con los resultados del funcionamiento del módulo BEAM empezará la posibilidad real de que un lugar pueda ser habilitado en el espacio que albergue no solo a cosmonautas.