"La Guardia Civil detecta un embuste que permitía a europeos entrar a trasplantes de riñón y diálisis"

La Guardia Civil detecta un embuste que permitía a europeos entrar a trasplantes de riñón y diálisis

Foto: Wikipedia – Warsaw Spire February 2016Leer también: Reducir el IVA del pescado podría mejorar la salud de los españolesLeer también: Europa menciona que Google abusa del dominio de Android La Guardia Civil detectó una estafa que permitía a ciudadanos búlgaros formar parte de la lista de espera de trasplantes española. Quien conspiró el embuste […]

WarsawSpireFebruary2016.jpg

Foto: Wikipedia – Warsaw Spire February 2016

La Guardia Civil detectó una estafa que permitía a ciudadanos búlgaros formar parte de la lista de espera de trasplantes española. Quien conspiró el embuste no era una organización delincuente y no había dinero en juego. Todo comenzó con un enfermo renal búlgaro. El primero ha probado fortuna y consiguió burlar la legislación española y europea, después su éxito comenzó a circular entre otros enfermos renales de la nación comunitaria. Funcionaba como un «boca a boca» para ayudar a otros pacientes a entrar al sistema de trasplantes español, el más respetado en todo el mundo.

Jesús Sánchez Martos también va a comparecer ante los medios de comunicación en la Dirección General de la Guardia Civil, así como la directora de la Dirección Especial de la Inspección de Trabajo, Elena Ruiz Cascales. Jesús Sánchez Martos es el consejero de Sanidad madrileño.La Guardia Civil detectó una estafa a la Seguridad Social que permitía el acceso al sistema de donaciones español para entrar a tratamientos con diálisis y trasplantes renales. El director de la Organización Nacional de Trasplantes , Rafael Matesanz, junto con los investigadores de la Unidad Central Operativa y de la Inspección del Trabajo,brindaránn este lunes en rueda de prensa los detalles de la operación denominada «Renibus».Jesús Sánchez Martos también va a comparecer ante los medios de comunicación en la Dirección General de la Guardia Civil, así como la directora de la Dirección Especial de la Inspección de Trabajo, Elena Ruiz Cascales. Jesús Sánchez Martos es el consejero de Sanidad madrileño.

En el momento en el que las fuerzas de seguridad españolas detectaron el embuste, seis ciudadanos búlgaros ya habían sido sometidos a un trasplante renal y ocho estaban en lista de espera y sometiéndose a diálisis en centros sanitarios públicos de la Comunidad de Madrid. Sus investigaciones forman parte de la operación denominada «Renibus», que empezó hace más de un año al darse cuenta de que había incrementado la presencia de ciudadanos del este en las listas de espera de trasplante en nuestra nación.

El sistema era sencillo. Los enfermos llegaban a España como turistas y se empadronaban al llegar. Una vez en nuestra nación, acudían a un centro de salud porque se sentían mal y necesitaban diálisis urgente. Después, con la tarjeta sanitaria se integraban en el sistema de donaciones y trasplante español. Así, pasaban a formar parte de la lista de espera española para entrar a un riñón nuevo que les librase de la diálisis. A estos enfermos se les ha tratado como al resto de ciudadanos españoles, por lo tanto, ninguno ha tenido predilección y se ha atendido a ellos en función de su gravedad.

La directiva Frontex, que regula los derechos de los pacientes en la asistencia sanitaria transfronteriza, no prevé la asistencia de cuidados de larga duración como son los trasplantes de órganos, aunque los búlgaros son ciudadanos europeos comunitarios. Esta salvaguarda, incluida durante la negociación de la ministra de Sanidad Trinidad Jiménez, impedía que España, que hoy es la mejor nación para trasplantarse, se convirtiera en una nación de turismo sanitario para trasplantes. No solo por los hospitales que realizan estas intervenciones, los de mayor experiencia en el mundo, también lo es porque somos la nación con mayores tasas de donación y trasplantes. También somos la única nación donde ya hay más enfermos trasplantados de riñón que en diálisis.

La Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores de los Estados miembros de la Unión o Frontex es una agencia de la Unión Europea, cuyo final es mejorar la negociación integrada de las fronteras exteriores de los Estados miembros de la Unión.

En 2015 España ha vuelto registrar récord en donacionescon un incremento del 10 por ciento del número de donantes que agregaron 1.851 con 13 intervenciones periódicas y más de una cada dos horas. L número de donantes que agregaron 1.851 es éxito que también se ha registrado en los trasplantes, que han alcanzado la cifra de 4.769.

De estos trasplantes, 2.905 han sido renales, lo que ha supuesto un incremento del 8,5 % respecto a un año previamente, 1.162 hepáticos , 299 cardíacos , 294 pulmonares , 97 de páncreas y 12 intestinales , según el balance de actividad en 2015 de la ONT.

España cuenta con 39,7 donantes por millón de habitantes, una proporción muy por encima de la del resto del mundo que supera en más de 20 puntos a la media de Unión Europea y en más de 13 a la de Estados Unidos.