"Las víctimas del crimen de la peluquería habían quedado para cerrar una venta de droga"

Las víctimas del crimen de la peluquería habían quedado para cerrar una venta de droga

La Policía Nacional trabaja con la hipótesis de que el crimen cometido en la peluquería de la calle de Costa Rica, 13 , el viernes por la noche contesta a un ajuste de cuentas. Fuentes de la investigación han señalado a este diario que el fallecido y el dueño del negocio, que está grave, se […]

La Policía Nacional trabaja con la hipótesis de que el crimen cometido en la peluquería de la calle de Costa Rica, 13 , el viernes por la noche contesta a un ajuste de cuentas. Fuentes de la investigación han señalado a este diario que el fallecido y el dueño del negocio, que está grave, se habían citado con sus agresores para cerrar una venta de droga. Sin embargo, han sido cosa de lo que en la jerga se denomina un «vuelco»: se han quedado sin droga y sin plata.

A las 22.38 horas, el salón del 091 recibía el aviso de que se había producido una balacera en el establecimiento, colocado en un local del bajo del número 13 de la calle de Costa Rica. Los primeros datos eran confusos y se ha especulado en un primer momento de que se tratara de un asalto. No obstante, fuentes policiales han indicado que la violencia del ataque y el suceso de que no se llevasen nada han hecho descartar esta suposición.

Se ha fijado ella la hora de la cita respecto de las diez y media de la noche. La peluquería y centro de estética Essi estaba cerrada al público. Pero en su interior aguardaban Harold Wilson Quintero, que ha recibido dos disparos en la cabeza, que lo han dejado fallecido de modo instantáneo, , colombiano de 41 años , y su amigo Fabián José Hernández Cardona, de 43 y peluquero. Presuntamente, estaban esperando a cuatro personas, al parecer dominicanas, para un intercambio de narcótico.

Según nuestros informantes, podría ser el valor que iban a pagar por la cocaína, sin embargo, los colombianos, supuestamente, han sido víctimas del «vuelco» y los asaltantes les cautivaron 3.000 euros, que. Han opuesto resistencia ante el «fraude», se ha generado una discusión y los dominicanos les han disparado. Se ha tiroteado a Fabián José en el abdomen y ha quedado en estado grave. El Samur-Protección Civil ha trasladado a La Paz a él.

SAMUR-Protección Civil corresponde a las siglas S.A.M.U.R. que actúa en el Entorno municipal madrileño. S.A.M.U.R. es el servicio de atención sanitaria de urgencias del Ayuntamiento de Madrid.

La pareja del finado esperaba en una taberna cercana y, al enterarse de lo sucedido, se tapó entre unos setos, presa del miedo y en estado de «shock».

Los homicidas han subido al Seat León negro en el que habían llegado y escaparon hacia el paseo de la Castellana.

La cita entre el dueño de la peluquería, Fabián José Hernández, y su compatriota Harold Wilson Quintero, al parecer, se repetía casi todos los viernes desde hacía un tiempo. «Su amigo solía venir después del cierre, pasadas las 9 de la noche. Se tomaban unos vasos dentro. Y, a veces, también les acompañaban sus parejas», cuentan quienes les conocían desde hacía ocho años, cuando ha abierto el negocio.

Hernández, que había comprado el centro de estética en 2008, consiguió reflotar un negocio que se traspasa en plena crisis. Desde hace cuatro años vivía con su mujer y su hijo de 5 años en unos bloques del barrio, de clase media-alta. «Tenía don de gentes y sabía camelarse a los clientes», relatan sus vecinos.«Llevaba alo menor a un colegio privado.Estaban totalmente integrados y en pocos años habían logrado tener un buen nivel de vida», agregaban.

Al cierre de esta edición, el Grupo VI de Homicidios continuaba buscando a los cuatro agresores.

Un hombre de nacionalidad colombiana falleció en la noche de este viernes de un tiro en la cabeza y otro ha resultado herido en un salvaje ataque perpetrado en una peluquería latinoamericana del distrito de Chamartín. Al cierre de esta edición, la Policía buscaba a cuatro personas que escaparon en un vehículo negro.