"Mensaje de paz del papa Francisco para terminar con la guerra en Medio Oriente"

Mensaje de paz del papa Francisco para terminar con la guerra en Medio Oriente

El papa Francisco dio un mensaje de paz que alienta a las personas de Medio Oriente y Siria a terminar con la guerra por medio del perdón y el amor. Lee aquí todo el mensaje.

Mensaje de paz del papa Francisco
Papa Francisco habla sobre el conflicto en el Medio Oriente y los crímenes de guerra. (Foto: Reuters)

El papa Francisco dio un mensaje de paz a los fieles de lengua árabe y en particular a los de Siria y Medio Oriente a hacer frente al odio con amor y a vencer la violencia con el perdón.

En los saludos en diversos idiomas después de la audiencia general de este miércoles, el papa se dirigió, entre otros, a los fieles de lengua árabe y en particular a los procedentes de Siria y Oriente Medio.

Les dijo que la iglesia, “siguiendo el ejemplo de su Maestro es ‘maestra de misericordia: hace frente al odio con el amor, vence la violencia con el perdón, responde a las armas con la oración”.

“El Señor -añadió- recompense vuestra fidelidad, infunda valor en la lucha contra las fuerzas del maligno y abra los ojos de los que están cegados por el mal, para que vean pronto la luz de la verdad y se arrepientan de los errores cometidos”.

Francisco también saludó a los oficiales y marineros de las fuerzas navales italianas que forman parte de la operación “Mare Nostrum”, en ayuda de los emigrantes y prófugos que atraviesan el Mediterráneo. “Les doy las gracias -dijo- por esa tarea admirable en favor de tantos hermanos en busca de esperanza”.

Antes de la audiencia general, en el Aula Nervi, el pontífice saludó a un grupo de enfermos, sobre todo niños, que no podían estar presentes en la Plaza de San Pedro. Francisco agradeció a todos esa visita y les pidió que rezasen por él.

En la audiencia general en la plaza de San Pedro y ante unas 30 mil personas, el jefe de la iglesia católica habló de la misericordia.

Señaló que un aspecto particular de la “maternidad” de la iglesia es la educación a través de la misericordia.

“Necesariamente el cristiano debe ser misericordioso porque ese es el centro del Evangelio. Por eso la iglesia se comporta como Jesús: no da lecciones teóricas sobre el amor ni sobre la misericordia, ni difunde en el mundo un camino de filosofía o de sabiduría. Ciertamente el cristianismo es también todo esto, pero como consecuencia, de reflejo”, indicó.

“La madre iglesia enseña con el ejemplo, y las palabras sirven para iluminar el significado de sus gestos”, añadió.

Así, la madre iglesia “nos enseña a dar de comer y de beber a quien tiene hambre y sed, a vestir al que está desnudo… Y lo hace con el ejemplo de tantos santos y santas … pero también con el de tantos padres y madres que enseñan a sus hijos que lo que a nosotros nos sobra es para aquel que carece de lo necesario”, dijo.