"¿Podrán parar a Trump? ¿Cuál es su arma secreta? ¿Quién ha ganado el debate republicano?"

¿Podrán parar a Trump? ¿Cuál es su arma secreta? ¿Quién ha ganado el debate republicano?

Foto: Wikipedia – Donald Trump by Gage Skidmore 3Leer también: Julianne Moore, Amy Schumer y Susan Sarandon, votos famososLeer también: Hillary Clinton se impone a Sanders en Nueva York Nota del editor: Jorge Dávila Miguel es columnista y analista político de CNN en Español. Las opiniones expresadas en este artículo corresponden exclusivamente a su autor. […]

DonaldTrumpbyGageSkidmore3.jpg

Foto: Wikipedia – Donald Trump by Gage Skidmore 3

Nota del editor: Jorge Dávila Miguel es columnista y analista político de CNN en Español. Las opiniones expresadas en este artículo corresponden exclusivamente a su autor.

Queridos amigos, no sería exagerado mencionar que nunca se observó una campaña política en Estados Unidos tan alegrada y al mismo tiempo tan riesgosa. Grandes figuras republicanas declararonle la guerra paulatinamente a Donald Trump, pero después de este supermartes, esa guerra ha tomado una nueva dimensión: dos excandidatos republicanos, John McCain y Mitt Romney, han salido a la luz pública en zafarrancho de pelea y lo menos que le mencionaron a Trump ha sido “falso” e “embaucador”. Ninguno de los dos quieren que “el Donald” sea lo aspirante republicano.

Del costado de los demócratas, Clinton no tiene mucho que inquietarse. Su adelanto en relación a Sanders es confortable y, con curiosidad, su única inquietud es cautivarle votos a Trump en aquellos estados dudosos. Por eso, en la mañana del martes, sus voluntarios de campaña están alertando a los electores hacia la posibilidad de que los republicanos puedan interferir. Particularmente en Massachusetts donde los dos aspirantes demócratas están virtualmente igualados, según las encuestas, y un alto nivel de cambio de partido es registrado , de demócratas hacia los republicanos, en las últimas horas. Y, naturalmente, la gente de Clinton sospecha que es para elegir por Trump. Recuérdese que Massachusetts es un estado tradicionalmente demócrata pero en el caso de Mitt Romney, ex aspirante presidencial republicano, lo escogió como gobernador.Donald Trump mencionó que, pese a lo que le haya al New York Times de modo confidencial, no es “muy flexible” en relación a su propuesta de construir una pared en la frontera con México y obligar a ese país a tapar los valores.

Donald Trump es un ejecutivo, político, empresario y millonario de Estados Unidos.

Los barones del republicanismo tradicional temen que no sea un buen presidente o quizás “que pierda frente a Hillary”. Pero esa postura de la cúpula republicana es incierta y también muy riesgosa. ¿Por qué buscan debilitarlo, en caso de que teman que Trump pierda frente a Hillary Clinton? A fin de cuentas: ¿Van a dejar que los votantes sean soberanos al escoger alo aspirante, o van a maniobrar con todo su poder para elegirlo a su criterio y medida?

Por su parte, el candidata Marco Rubio, continuado de cerca por Ted Cruz, siguió atacando a diestra y siniestra a Donald Trump. Como resultado, entre los tres transformaron una supuesta discusión de ideas en uno de agravios y una procesión de tonterías, que alegran pero que dan mucha más pena. Cuando logra serlo— algunos votos, el que más dentelladas da es Rubio, quien ha acordado ser simpático y pretender ganar —. algunos votos. Rubio quiere ser igual de ocurrente que “el Donald”, pero al fin y al cabo, termina siendo solamente un “miniDonald”.

Rubio llevó la discusión con Trump hasta el nivel personal, descuidando sus soportes por la falta de presencia en momentos claves, como la inauguración de su sede de campaña en la ciudad de Miami, en Florida, su estado natal. En las últimas semanas varios observadores en Florida se han interrogado en la radio y televisión ¿dónde está Marco Rubio? a quien le parece más relevante atacar por detalles sin gran relevancia a Trump que, a fin de cuentas y según las últimas encuestas, tiene 56% de los votos republicanos en este Super Tuesday.

Y Trump, que en efecto ha mostrado a la audiencia que tiene de verdad las manos grandes —como contestación a Rubio, que lo había atacado mencionando que las tenía pequeñas, con la evidente referencia hacia otras partes—, manos grandes, repito, pero a quien le falta grandiosidad, se deja causar, engrifa la cabeza, saca el tronco y lamentablemente ingresa al ruedo. Por su parte, Cruz no resiste quedarse fuera de la presentación y Kasich, que es el único que no se rebaja al show, termina no existiendo en la discusión, exactamente porque no ha ingresado ala presentación.

Una cruz es una figura geométrica que consiste en dos líneas o barras que se entrecruzan en ángulo recto, de tal forma que una de ellas queda dividida por la mitad.

¿Podrán detener a Trump? Esa es hoy por hoy una pregunta sin contestación, aunque los ataques de Romney y McCain, muy probablemente, hayan sido un lindo presente a la campaña del multimillonario. ¿El arma secreta de Trump? No hay incertidumbre de que es el gran voto blanco, defraudado hasta hoy; un voto nunca cortejado en bloque y al que Trump, milimétricamente, convoca diariamente en su campaña.

Y ¿quién ha ganado la última discusión republicana? Hay quien menciona que Trump, hay quien menciona que Kasich, otros mencionan que quien ha perdido ha sido la cordura.

Yo pienso, humildemente, que quien ha ganado en la última discusión republicana en Detroit ha sido…. Hillary Clinton.