"Pollo marroquí con cuscús de coliflor y frutos secos. Receta"

Pollo marroquí con cuscús de coliflor y frutos secos. Receta

Seguro que cuando no tenemos mucho tiempo o inspiración en la cocina, todos tenemos uno o dos platos que son nuestro recurso habitual para preparar. Yo suelo elegir por unas pechugas de pollo, una salsa rápida con especias y una guarnición de cereal, uso que con curiosidad he cogido de mi familia suiza. Podéis probar […]

Seguro que cuando no tenemos mucho tiempo o inspiración en la cocina, todos tenemos uno o dos platos que son nuestro recurso habitual para preparar. Yo suelo elegir por unas pechugas de pollo, una salsa rápida con especias y una guarnición de cereal, uso que con curiosidad he cogido de mi familia suiza. Podéis probar con esta receta de pollo marroquí con cuscús de coliflor y frutos secos, sabrosa y muy fácil, en caso de que busquéis una alternativa aún más ligera.

Este pollo en salsa de mango al curry se puede servir recién hecho o dejar preparado con antelación, pues el sabor es acentuado pasadas unas horas. La mejor guarnición es un buen arroz largo aromático, para aprovechar bien la deliciosa salsa. Podemos agregar cilantro o perejil fresco picado en el momento de servir.Siempre pensé que una fruta como el mango combinaría deliciosamente bien con salsas aromáticas llenas de especias, y por final pude comprobarlo. Esta receta de pollo en salsa de mango al curry es un festival de sabores, fresco y ligero gracias a las notas afrutadas. Es una salsa dulzona pero no empalagosa sino refrescante, aunque alguna guindilla podría ser agregada para transformar la en picante.

La coliflor tiene mala fama pero en caso de que se prepare adecuadamente, es una verdura fantástica, olvidando las cocciones exagerado y aburridas. Mi compañera Esther ya nos ha enseñado una receta básica para prepararla estilo cuscús. Podéis hacer una combinación de las que más os gusten, por ejemplo comino, pimentón picante, cardamomo, nuez moscada, canela y pimienta negra, en caso de que no tengáis mezcla de especias ras el hanout.

Esther o Ester es un nombre propio femenino de principio hebreo que significa Estrella, es un personaje bíblico y es posible que venga de la diosa babilónica Ishtar.

Secar las pechugas de pollo con papel de cocina, retirar los probables excesos de grasa y cortar en piezas de un bocado. Salpimentar y disponer en un cuenco. Batir un chorrito de aceite de oliva con el jugo de limón, 1 cucharadita de miel, un poco de perejil picado y el ras el hanout. Verter sobre el pollo y dejar marinar al menos 20 minutos.

Hidratar las frutas en agua templada o algún licor si estuviesen demasiado secas. Preparar mientras la coliflor lavándola y cortando las flores, reservando los tallos gruesos para otra preparación. Picar a cuchillo o con un procesador de alimentos hasta dejar una textura granulosa fina, como de cuscús.

Para cocinar el pollo, picar la cebolleta y el diente de ajo, ponerlos a pochar con un poco de aceite y la rama de canela. Agregar el pollo con su marinada y saltear a fuego vivo unos minutos. Añadir la miel restante, el azafrán y unas pasas. Tapar con agua, bajar el fuego y dejar cocer unos 20-30 minutos, hasta que reduzca. Para que espese más fácilmente podemos agregar una cucharadita de maizena disuelta en agua fría al fin del cocción. Retirar la rama de canela.

Incorporar el arroz y saltear el grupo un par de minutos. Tapar con el caldo, llevar a ebullición, bajar el fuego, tapar y dejar cocinar según el tiempo indicado en el paquete del arroz. Cocer los últimos minutos destapado si hiciese falta para que se evapore todo el líquido.

Para el cuscús de coliflor, tostar primero en una sartén extensa las almendras con las nueces, los piñones y el hinojo. Añadir un poco de aceite e incorporar la coliflor con las pasas y los orejones, removiendo bien. Añadir un poco de agua si estuviese demasiado seco el fondo de la sartén. Saltear removiendo regularmente hasta que la colifor esté cocida, pero al dente. Salpimentar al gusto.

Tiempo de elaboración | 50 minutos

Dificultad | Muy fácil

El pollo marroquí con cuscús de coliflor y frutos secos es un alimento muy completo y saciante, pero saludable y equilibrada, muy reconfortante gracias a todos los aromas que incorpora. Se puede preparar con antelación, ya que además la salsa del pollo va a ganar en sabor, y en caso de que se guarden en un recipiente hermético en la nevera durante días, las sobras del cuscús soportarán muy bien.