"PP y Ciudadanos aprietan a Sánchez para conseguir el compromiso constitucionalista"

PP y Ciudadanos aprietan a Sánchez para conseguir el compromiso constitucionalista

Foto: Wikipedia – Encuentro entre el Lehendakari y Mariano Rajoy (3)Leer también: El Rey defiende «un medio favorable para la actividad empresarial que genere patrimonio y uso»Leer también: El tripartito balear deroga la Ley de protección de la maternidad Todo huele ya a campaña electoral. Los partidos escenifican sus últimos desplazamientos en planes más encaminadas […]

EncuentroentreelLehendakariyMarianoRajoy28329.jpg

Foto: Wikipedia – Encuentro entre el Lehendakari y Mariano Rajoy (3)

Todo huele ya a campaña electoral. Los partidos escenifican sus últimos desplazamientos en planes más encaminadas a construir el narración de quién tiene la culpa del derrota de las gestiones. Así, en el PP, que o ir a nuevas elecciones, defienden la gran sociedad, elpacto constitucional con PSOE y Ciudadanos , y la formación naranja no se aparta de esta línea. Ambos aumentan su presión sobre un PSOE que corre el peligro de terminar cargando con el cartel de «culpable de la repetición electoral».

Después de la consulta, a partir del lunes cuando el resultado será conocido, la estrategia de Podemos es «no tener estrategia», aseguran las mismas fuentes. Esto es, esperar con sangre fría que los socialistas abandonen a su asociado y la oferta de Gobierno sea producida que están esperando desde el 20-D, aunque no cunde el optimismo. No prevén ni más gestos, ni llamadas, ni gestiones. «Tenemos muy claro lo que queremos y no es cualquier compromiso, es un compromiso en concreto para compartir el Gobierno. O eso, o nada», subrayan las mismas fuentes.

En los siete días que faltan hasta que el Rey comience su tercera ronda de consultas con los partidos, los populares centraránse en transmitir dos ideas: Una, que el PSOE fracasó y el acuerdo con Ciudadanos también; si es, sólo se informan que mantengan su compromiso en vigor, lanzan con cierta maldad, « que intentan ir juntos a las elecciones». De las que inmediatamente les van a hacer responsables.

Mariano Rajoy Brey es un político español, presidente del Gobierno de España durante la x legislatura —entre 2011 y 2015—, en funciones desde las elecciones generales festejadas el 20 de diciembre de 2015.

Mariano Rajoy continúa pensando en hacer la llamada a Pedro Sánchez -la que ha prometido antes de Semana Santa, para negociar un gobierno estable y de extenso voto de confianza- pero en el partido son conscientes de que la «expectativa de la llamada es mejor que la llamada», dadas las pocas esperanzas que tienen de que de ella salga algo positivo.

La va a hacer, aseguran, pero sólo «si hay un gesto del PSOE, algo que nos indique que habrá alguien al otro lado del teléfono», informaba el vicesecretario de Organizacíon popular, Fernando Martínez-Maillo. Lo que sí descartan en todo caso es un cambio de cabeza de cartel, ni por presión interior ni por el veto de los otros partidos: «Rajoy es lo aspirante porque lo mencionan los reglamentos y porque es lo que quiere el PP; nadie lo cuestiona».

En su lectura de la situación, el PSOE llegaría a esas elecciones abrasado tras su gestión a dos grupos; la formación morada lo haría en un momento de debilidad interna; y Ciudadanos, escarmentado tras el infructuoso acercamiento al PSOE.

Ciudadanos ha jugado ayer la última carta en su partida y ha apremiado al PP y al PSOE «a que levanten esos vetos recíprocos» para poder alcanzar un acuerdo. Sin exagerado pasión y dejando claro que ese tipo de reuniones no son las que quieren, el número dos del partido, José Manuel Villegas, entró ayer a «estudiar cualquier propuesta» para desbloquear la situación, al ser interrogado por si entrarían a una reunión de los líderes de los tres partidos.

Ciudadanos no quiere arriesgar a que un último viraje de los sucesos le regale la peor carta de la baraja en la partida por construir esa narración. Descartada la vía de un Gobierno con los socialistas y respaldado por Podemos, los de Albert Rivera han tratado trasladar la presión al PP y al PSOE.

Villegas ha recordado que el PSOE solicitó en una carta firmada por su portavoz parlamentario, Antonio Hernando, un encuentro de negociadores de los tres partidos el 8 de marzo. Del mismo el PP «lleva llamando a la gran sociedad» desde elecciones, por lo que interpreta que tienen que existir «vetos de otro tipo» para que esa gestión sea «la única que todavía no se produjo».

De estos dos elementos puede depender el desarrollo de los sucesos. Por un lado, los datos de la consulta van a descartar definitivamente -salvo enorme sorpresa- el probable acuerdo a tres entre PSOE, Podemos y Ciudadanos.

En la dirección del partido se encuentran cómodos de llegar a la recta final del plazo con esta discusión encima de la mesa, que es el que llevan reclamando desde el 21 de diciembre. Pero no se tapa cierto pesar porque el PSOE no haya mostrado la misma disposición para hablar con el PP que la que mantuvieron ellos para hablar con Podemos, PNV o Compromis.

Desde el medio de Rivera atribuyen esto a las «dinámicas de exclusión» que cicatrizaron entre el PP y el PSOE por haber estado «30 años trabajando para que no gobierne el otro», apunta un dirigente.

Reconocen que la vínculo con el PP no es muy fluída, aunque distribuyan las culpas, y al margen de encuentros puntuales en actos o medios de comunicación el único canal oficial que permanece con algo de vida es el que el propio Villegas y el secretario general del grupo parlamentario, Miguel Gutiérrez, mantienen con el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando.

Por su parte, el PSOE continúa mostrandose ajeno tanto al interés de Ciudadanos por un compromiso «a tres» con ellos y el PP, como a la supuesta carta que Rajoy enviará a Sánchez. Ayer, en la reunión a puerta cerrada de la Ejecutiva en Ferraz, algunos dirigentes previnieron al líder socialista en contra de las presiones que recibirá desde diversas áreas esta semana para que acuerde con el PP con tan de impedir la repetición de elecciones en próximo 26 de junio.

Ha comparecido tras esa cita, en la que los negociadores del PSOE han hecho balance de su traAntonio Hernando quien ha calificado de “burla” que el PP solicite un “gesto para que ambas organizaciones puedan sentarse a negociar. Antonio Hernando es el portavoz del Grupo Socialista. Antonio Hernando es el portavoz del Grupo Socialista.

En este sentido, ha indicado que el presidente del Gobierno en funciones «no quiso llamar nunca, ni a Pedro ni al resto de líderes políticos», porque sabe las contestaciones que le iban a dar. Y es que «nadie llegará a un acuerdo con un presidente asediado por la corrupción y donde los ministros le renuncian por mentir y por tener sociedades en paraísos fiscales».

Rajoy ha logrado mantener prietas las hileras en su partido a pesar de la hecatombe de los resultados electorales y la posterior granizada de casos de corrupción. Rajoy es el hombre imperturbable. Aún tiene zarcillo la llamada a Sánchez, pero en la dirección popular apuestan porque se va a producir al fin, y ya con propósito de señalar al socialista como «culpable» de la repetición electoral.

«Unos hicimos mucho más esfuerzos que otros, pero hay algunos que no hicieron nada, que no se levantaron ni del sillón, y ese es Mariano Rajoy», ha recalcado Hernando.

Rajoy está pensando en repetir los comicios «desde la misma noche electoral» y sobre eso tiene que reflexionar Pablo Iglesias, porque, al margen de cuantos inscritos en Podemos hayan elegido en contra del compromiso PSOE-C’s, «el cien por cien de sus votantes no quiere que Rajoy continúe en La Moncloa».