"Pulsómetros sin banda pectoral: los vas a amar"

Pulsómetros sin banda pectoral: los vas a amar

Es la banda de pecho, en caso de que haya algo que siempre me ha molestado de los pulsómetros. Al fin te acostumbras a ellas pero es molesta de llevar, sobre todo en deportes como la carrera. Pero parece que este año será el ocaso de los grupos de tronco. Casi todas las grandes marcas […]

Es la banda de pecho, en caso de que haya algo que siempre me ha molestado de los pulsómetros. Al fin te acostumbras a ellas pero es molesta de llevar, sobre todo en deportes como la carrera. Pero parece que este año será el ocaso de los grupos de tronco.

Casi todas las grandes marcas ya tienen un pulsómetro en sus hileras con sensor de frecuencia cardíaca en la muñeca. Aunque todavía tenga margen de mejoría, nosotros probamos esta tecnología y la verdad que nos persuadió.

Mencionaba en la introducción que es una buena solución para los que tienen un pulsómetro bueno porque es un modo de entrar a la tecnología del sensor óptico sin necesidad de gastarse una pasta en un nuevo pulsómetro.

Sin incertidumbre, uno de los pedidos que hoy en día pondría para renovar mi pulsómetro sería que el nuevo contara con sensor de frecuencia cardíaca en la muñeca. Aunque algunas marcas han elegido por este tipo de sensor solo en matiz alto, otras lo adaptaron a un valor más de matiz media.

A poco que uno sea tomado los entrenamientos más en serio va a tender al minimalismo, a llevar los menos cacharros probables encima pero que el que lleve recopile toda la información que necesitemos, aunque haya gente que le encante salir repleto de gadget por el cuerpo para entrenar.

Los mejores pulsómetros sin grupo pectoral

De entre los pulsómetros sin grupo pectoral que podemos encontrar hoy en día en el mercado, podemos enfatizar los siguientes:

TomTom Runner Cardio: es uno de los pulsómetros pioneros en implementar el sensor de frecuencia cardíaca en la muñeca. Desde los 199€ podemos encontrarlo en su web.

Polar A360: un híbrido entre pulsera cuantificadora y pulsómetro a un valor muy conseguido: 200€. Polar es un referente en esta área y no podía faltar este tipo de reloj, aunque se echa de menos un matiz alto con este tipo de tecnología.

Garmin Forerunner 235 y Garmin Forerunner 225: otra de las marcas punteras en pulsómetros se ha sumado a la fiesta de desechar la banda de pecho, con un precio más elevado con el Forerunner 235, y con un modelo más asequible con el Forerunner 225

Adidas miCoach SMART RUN: Adidas no es exactamente un referente en pulsómetros, pero ha ingresado por el acceso grande al mundo del sensor de muñeca. Eso sí, por 400€, aunque hay que mencionar que también es reproductor mp3 y su diseño está conseguido.

Mio Alpha 2: uno de los nuevos actores que ha aparecido en el mundo de los pulsómetros, una marca poco conocida pero que nos brinda uno de los valores más reducidos: 179€. También está la opción de Mio Link, a un precio de 99€ y que es básicamente un sensor de muñeca sin pantalla que enviará las pulsaciones a dispositivos como nuestro smartphone o pulsómetro.

Mio Link es un pulsómetro de muñeca con sensor óptico que se puede emparejar con muchos de los pulsómetros del mercado y por supuesto con el móvil a través de su conectividad bluetooth y ANT. También puede utilizarse solo a través de su aplicación para smartphone.

Se echa de menos que marcas como Suunto no hayan ingresado todavía en esta parcela. Al igual que también se echa de menos que las marcas punteras como Garmin o Polar no tengan más modelos son sensor de muñeca. En mi parecer 2016 va a ser el año en el que los pulsómetros se van a irán desprendiendo del grupo pectoral.

Garmin es como la empresa es conocida familiarmente que desarrolla y fabrica artefactos de GPS para el Entorno civil, principalmente para tránsito terrestre, aunque también naval y aéreo.