"Salsa boloñesa de Orson Welles, una receta de cine"

Salsa boloñesa de Orson Welles, una receta de cine

Foto: Wikipedia – Orson Welles 1937Leer también: Tapas, pinchos y banderillas en Ribera del DueroLeer también: Carpaccio de calabacín con aguacate y frambuesas. Receta saludable La gran noche del cine está a la vuelta de la esquina y, para ir entrando en materia, hoy venimos con una receta de cine: la salsa boloñesa de Orson […]

OrsonWelles1937.jpg

Foto: Wikipedia – Orson Welles 1937

La gran noche del cine está a la vuelta de la esquina y, para ir entrando en materia, hoy venimos con una receta de cine: la salsa boloñesa de Orson Welles. Esta variante de la tradicional salsa italiana es un tanto ortodoxa, pues le faltan ingredientes elementales y le sobran otros que no lleva la original. No obstante, es una salsa exquisita que bien merece una ocasión en vuestras mesas.

En una ocasión a Orson Welles le pidieron un consejo que dar a los jóvenes actores y él respondió con esta receta. Sabiendo, por su propia experiencia. del hambre que se pasa en los principios de la carrera cinematográfica, con esta contestación lo ha dejado claro para los demás. Hoy en día, gracias a su sarcasmo, la salsa boloñesa de Orson Welles se ha convertido en una popular “receta de cine”.

George Orson Welles ha sido un actor, director, guionista y productor de cine estadounidense.

Calentamos un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén y salteamos en ella los dos tipos de carne picada, removiendo incesantemente para que se dore ligeramente por todos costados y quede suelta. Añadimos el vino, el orégano y la albahaca y cocemos hasta que se evapore el líquido. Retiramos del fuego y reservamos.

1 pechuga de pollo, 1 naranja grande, 1 cucharada de maizena y algo más para espesar, ajo granulado, comino en polvo, tomillo, 1 cucharada de salsa de soja reducida en sal, 1 cucharadita de miel, 1 cucharadita de mostaza, 1/4 cucharadita de salsa Perrins, 1 ají rojizo, 1/4 vaso de vino blanco, 1/4 taza de caldo o agua, perejil, pimienta negra, sal y aceite de oliva virgen extra.

Picamos en brunoise todas las verduras. En una cazuela extensa, calentamos un poco de aceite de oliva virgen extra y las rehogamos por orden de mayor a menor dureza. Empezamos con el ajo y la cebolla, después de cinco minutos añadimos la zanahoria, el ají y el apio. Dejamos cocer a fuego muy suave, tapadas, durante unos 15 minutos o hasta que estén tiernas.

Pelamos los tomates, los cortamos en dados y los añadimos a las verduras junto con la carne que tenemos reservada, la salsa Perrins y un golpe de Tabasco. Salpimentamos al gusto, tapamos y cocemos a fuego suave durante una hora y media, removiendo esporádicamente y agregando un poco de agua si se seca demasiado.

Devolver el pollo y dar unos regresos. Regar con el vino y dejar que reduzca el alcohol. Mezclar en un cuenco el jugo de la naranja, la salsa de soja, la miel, la mostaza, la salsa Perrins y el caldo. Agregar a la sartén, descender el fuego y dejar cocinar unos 10 minutos, hasta que espese. Si hiciese falta, diluir 1 cucharadita de maizena en agua o caldo frío para dar más consistencia. Servir con perejil picado.

Tiempo de elaboración | 120 minutos

Dificultad | Media

Ortodoxa o no, lo cierto es que la receta de salsa boloñesa de Orson Welles merece ser incorporada a nuestro recetario. Es excelente para rellenar una lasaña, para acompañar unos espaguetis o cualquier otro tipo de pasta. También le va de maravilla a un puré de patata espeso. Es contundente y llena mucho, por lo que lo mejor es tomarla a mediodía y como plato único.