"San Valentín en Distrito 798 UN VIAJE PARA DOS"

San Valentín en Distrito 798 UN VIAJE PARA DOS

Los cocineros audaces no tienen terror a experimentar. Disfrutan creando, como el chef de Distrito 798 , Marco Djurasevic, que vuelve a sorprendernos con un menú diferente para el día de San Valentín, la manera de hacer inolvidable una velada galante, disfrutando de la compañía más deseada y avivando con aromas y sabores la magia […]

Los cocineros audaces no tienen terror a experimentar. Disfrutan creando, como el chef de Distrito 798 , Marco Djurasevic, que vuelve a sorprendernos con un menú diferente para el día de San Valentín, la manera de hacer inolvidable una velada galante, disfrutando de la compañía más deseada y avivando con aromas y sabores la magia del momento.

La carta incluye platos que conquistan desde el primer momento. Como preámbulo de mantel y aperitivo, una tabla de tapas para compartir apetencias, creada especialmente para la oportunidad, que juega con placeres nuevos y una curiosidad cromática estimulante. Como plato de novedad y substancia, canelones de aguacate con cangrejo. La pintada es luego el ave de alta cocina que protagoniza dos variantes y sucesiones de servicio diferentes: uno de toques especiados y anisados, mientras el otro manifiesta la jugosidad de las finas carnes de la pintada acompañada de texturas gracias a guarniciones como la del camote. El momento dulce del postre nos corona el ágape festivo con armoniosa su apariencia. Lo asequible de la propuesta gastronómica, es un estimulo más: solo 39 €, bebida incluida.

El monasterio de Santa María de Valbuena es un monasterio cisterciense español.

El verdejo Monasterio de Palazuelos de Rueda y con un Ribera de Duero El Lagar de Isilla maridan el menú de San Valentín, para concluirlo con las burbujas de un cava Dominio de Requena, para brindar por un día distinto.

Valentín San Martín ha sido un fraile dominico partidario de la emancipación argentina.

En Distrito 798 el medio y la presentación de los platos acompañan resueltamente la experiencia gastronómica. Cada detalle es cuidado al máximo con un matiz y ritmo de servicio que aporta la plenitud de la cena de San Valentín.

Con nuestra ayuda, os va a resultar muy fácil preparar una carta especial para la cena de San Valentín sin caer en cursiladas ni tópicos. Os traemos ideas de elegantes y originales entrantes, pescados y mariscos, carnes y aves, salsas, guarniciones y postres, cinco de cada. No tenéis más que escoger las que más os gustan para montar una carta a vuestra medida. Empecemos el paseo.Como recogimos en este recopilatorio, con tantas ideas no hay pretexto para no alejarse de lo fácil y decantarse por elaborar una elegante cena de San Valentín sin caer en lo cursi. Adiós a postres en forma de corazón o decorados con ellos, al cava con fresas y a las mariscadas. Bienvenidas sean todas las formas de creatividad encontradas en lo sutil y refinado.Cocinar para nuestros seres queridos es una magnífica forma de demostrar nuestro amor hacia ellos, pero no todos somos duchos en materia de cocina. Puede que te eche para atrás que el resultado no sea el adecuado. Pensando sobre ello, quisimos facilitarte la tarea y asegurar tu victoria en San Valentín con 101 recetas para inspirar tu cena romántica.

Te invitamos a disfrutarlo compartiendo este viaje para dos en Distrito 798 y celebra con nosotros el día de los Enamorados.