"Trump se hace más fuerte tras ganar el caucus de Nevada en EEUU"

Trump se hace más fuerte tras ganar el caucus de Nevada en EEUU

Foto: Wikipedia – Donald Trump by Gage Skidmore 3Leer también: Julianne Moore, Amy Schumer y Susan Sarandon, votos famososLeer también: Hillary Clinton se impone a Sanders en Nueva York El magnate Donald Trump ha consolidado este martes su mando en el Partido Republicano de cara a las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos, al […]

DonaldTrumpbyGageSkidmore3.jpg

Foto: Wikipedia – Donald Trump by Gage Skidmore 3

El magnate Donald Trump ha consolidado este martes su mando en el Partido Republicano de cara a las elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos, al ganar con extensa ventaja el caucus de Nevada.

Cruz es la opción principal de las áreas más a la derecha del Partido Republicano y su soporte de voto de confianza está en los electores ultra religiosos, pero el video sobre Rubio era claramente una tergiversación y de esa forma el candidato presidencial no ha tenido otra salida que eliminarse de su jefe de comunicaciones.

Donald Trump es un ejecutivo, político, empresario y millonario de Estados Unidos.

Nevada es uno de los 50 estados de los Estados Unidos, encontrado en el oeste de la nación.

Contabilizado cerca del 90% de los sufragios, los medios estadounidenses le otorgaban 46% de los voto de confianza en este procedimiento de asambleas abiertas donde los ciudadanos eligen a mano alzada.

Trump en su discurso tras conocerse los resultados mencionó: “Es una noche increíble”. Trump es ex estrella de telerealidad.

El magnate de los bienes raíces añadió: “Hace unos meses no nos esperábamos ganar aquí y ahora estamos ganando, ganando, ganando la nación”.

Frente a una muchedumbre de partidarios ha asegurado: “Ganamos con el voto de confianza de la gente más culta, ganamos con el voto de confianza de los indigentes cultos, quiero a los indigentes cultos”.

El resultado pone de relieve el enorme reto que tienen por delante los adversarios partidarios de Trump a medida que se aproxima el “súper martes”, la semana que viene, cuando se realizan primarias en 11 estados.

CNN y Fox News colocaban al senador por Florida Marco Rubio en segundo sitio en Nevada con 23,7% de los votos, y al senador ultraconservador Ted Cruz tercero con 21,5%.

Iowa ya votó en la primera votación de la nación el 1ro de febrero, dándole la primera victoria al senador cubanoamericano de Texas Ted Cruz – para sorpresa de los encuestadores que vaticinaban un aplastante triunfo para Trump, que tal vez ha cometido el error de no haber participado en la discusión previa al voto.

Este triunfo de Trump es agregada a las ya conseguidas en las primarias de New Hampshire y Carolina del Sur. Hasta el momento solo perdió el caucus de Iowa, primera fase del largo sendero de las primarias, donde ha ganado Cruz.

Pese a que el caucus de Nevada no tiene un impacto significativo, pues contribuye solo 30 delegados al congreso -poco más del 1% de los votos- ha constituido el primer capítulo de la contienda republicana en el oeste de la nación.

Adicionalmente, casi el 28% de sus tres millones de habitantes es de principio hispano.

Pero pese a sus persistentes observaciones denigrantes en contra de la población latinoamericana, casi la mitad de esta minoría respaldó a Trump.

El empresario repitió, casi como un mantra, que construirá un muro en la frontera sur del país, en caso de que llegue a la Casa Blanca, que los mexicanos pagarán “encantados”.

Y mencionó que los dos próximos meses -durante los cuales se festejarán primarias en la mayoría del nación- serán “increíbles”.

Pero “quizás no necesitamos dos meses”, ha lanzado, dando a comprender que podría conseguir en un menor plazo los delegados necesarios para obtener la candidatura republicana a la Casa Blanca en la Convención de Cleveland en julio.

Dan Lee, profesor asistente de Ciencias Políticas en la Universidad de Nevada, mencionó que el pulso de Nevada fue producido en momentos en que el establishment republicano comienza a reconocer, a regañadientes, el suceso de que Trump pueda efectivamente transformarse el aspirante del partido.

Lee mencionó: “Muchos republicanos -en particular el establishment republicano, profesionales, gobernadores- no quieren realmente que Trump gane la nominación”. “Quieren sacar a Cruz y que Rubio sea el adversario de Trump”.

Pero Cruz descarta esa idea.

“La historia nos menciona que nadie ganó la nominación sin ganar una de las tres primeras primarias. Y solo hay dos personas que ganaron una de las tres primarias: Donald Trump y yo”, mencionó frente a sus seguidores.

Cruz se ha llevado por sorpresa el caucus de Iowa, la primera interna del partido.

En tanto, el neurocirujano retirado Ben Carson y el gobernador de Ohio, John Kasich, han terminado con menos del 10% de los votos.

En este caucus estaban en pelea los votantes que respaldaban al exgobernador de Florida Jeb Bush, que ha abandonado la carrera presidencial el sábado tras su fracaso en Carolina del Sur.

Trump no tenía incertidumbres antes de conocerse los resultados del caucus.

“@FoxNews termina de comunicar que mucha gente que respaldaba a @JebBush ahora me respalda. Sabía que pasaría esto, pero los especialistas no!”, festejó en su cuenta de Twitter.

Hillary Clinton y Bernie Sanders, de su costado, festejaron un encuentro con los votantes de Carolina del Sur, popularmente llamado como “town hall”, cuatro días antes de afrontarse en las primarias demócratas.

Solo uno de los nuevos ciudadanos entrevistados mencionó haberse registrado como demócrata. Karina Clonda, de Alemania, mencionó que su aspirante es Hillary Clinton.

Ambos tuvieron que contestar a preguntas relacionadas con el dificultad del racismo, uno de los temas de mayor inquietud en este estado donde el voto negro es clave.

“Tenemos desafíos muy relevantes por delante y creo que es relevante que la gente, sobre todo los ciudadanos blancos, sean honestos. De lo contrario, nunca vamos a ser el país que tenemos que ser”, mencionó Clinton.

Sanders, de su costado, ha acusado a Trump de favorecer el racismo con la dura campaña que está haciendo en contra de algunas minorías.

La semana próxima, demócratas y republicanos enfrentarán el “súper martes” con primarias en Alabama, Arkansas, Georgia, Oklahoma, Tennessee, Texas, Virginia, Massachusetts, Vermont.

Minnesota y Colorado festejarán de su costado caucus y Alaska albergará la interna de los conservadores.