"Unidad para defender los 300 empleos de Lauki y Dulciora"

Unidad para defender los 300 empleos de Lauki y Dulciora

Trabajadores representantes sindicales y políticos se unieron este domingo en una concentración en Valladolid para defender los empleos de las históricas factorías de Lauki y Dulciora, cuyos cierres anunciaron las multinacionales propietarias, Lactalis y Kraft Foods Group Trabajadores son familiares. cuyos cierres anunciaron las multinacionales propietarias, Lactalis y Kraft Foods Group, y que supondrían un […]

Trabajadores representantes sindicales y políticos se unieron este domingo en una concentración en Valladolid para defender los empleos de las históricas factorías de Lauki y Dulciora, cuyos cierres anunciaron las multinacionales propietarias, Lactalis y Kraft Foods Group Trabajadores son familiares. cuyos cierres anunciaron las multinacionales propietarias, Lactalis y Kraft Foods Group, y que supondrían un duro varapalo para la ciudad con el aniquilamiento de más de 300 usos.

Lactalis es una empresa multinacional de productos lácteos propiedad de la familia Besnier y con soporte en Laval, Mayenne, Francia.

Varios centenares de personas acudieron a la céntrica plaza de Fuente Dorada de la capital vallisoletana a mediodía pese al intenso chaparrón para solicitar a la dirección de las compañías que den marcha atrás y para demandar soluciones que permitan mantener los puestos de empleo. El acto, convocado por los sindicatos, congregó a representantes de diferentes partidos políticos, que apostaron por la unidad de acción en un momento delicado en el que están en peligro los 232 puestos de empleo de Dulciora -185 fijos y 47 eventuales- y los 86 de Lauki.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente , acompañado por parte de su equipo de Gobierno y compañeros de partido como la diputada socialista Soraya Rodríguez, garantizó a los trabajadores el «voto de confianza absoluto» del Consistorio en su pelea y ha asegurado que recientemente ha mantenido un diálogo con la vicepresidenta de la Junta de Castilla y León y consejera de Empleo, Rosa Valdeón, y le ha transmitido «más tranquilidad» en relación a Lauki, que es el asunto que «más apremia», ya que la multinacional francesa Lactalis fechó el cierre de la factoría vallisoletana para el próximo 30 de junio. En el caso de Dulciora hay «más margen de maniobra», si bien ha asegurado, ha mencionado, porque la multinacional Kraft Foods Group, previamente Mondelez, ha comunicado el cierre para 2017 que «no tiene que estar tranquilos porque el anuncio es muy grave».

«Continúan aferrados al cierre y bajo esa suposición se complica él negociar nada», ha concretado, al tiempo que agregó que los abogados de la empresa, al lado de los directores de recursos humanos e industrial, han señalado que de forma directa no recibieron ninguna oferta de adquisición de un grupo que -tal y como ha señalado la Junta de Castilla y León sin citar nombres- está interesada en comprar Lauki.

Según ha informado el concejal de Urbanismo, el próximo viernes, el pleno del Ayuntamiento de Valladolid va a aprobar que el empleo del piso en el que se encuentra colocada Lauki quede reservado para el Entorno industrial lácteo como medida de voto de confianza , Manuel Saravia, de Valladolid Toma la Palabra , una acción que es más complicado desarrollar en el caso de Dulciora, ya que la fábrica está colocada en un polígono industrial. Por la unidad de representación apostó el presidente del PP en el Ayuntamiento de Valladolid entre otros El Ayuntamiento de Valladolid es josé Antonio Martínez Bermejo, quien estuvo acompañado del exalcalde de Valladolid Francisco Javier León de la Riva. y ha estimado que es necesario respaldar a la «parte más débil» de la situación, que son «los trabajadores».

En el Entorno sindical, el secretario general de CC.OO. en Castilla y León, Ángel Hernández, insistió en que las dos plantas fueron «rentables» y «podían tener más carga de trabajo», sin embargo las compañías propietarias han elegido por la «deslocalización». Una vez agradecido el voto de confianza y el respaldo de los grupos políticos al motivo de los trabajadores de Lauki y Dulciora, el dirigente sindical ha solicitado a los parlamentarios de las Cortes Generales que deroguen la reforma laboral, que, a su proceso, es la que ha favorecido este tipo de situaciones empresariales.

En su parecer, la factoría vallisoletana «está claro que estaría en muchas mejores condiciones y con mayores beneficios, si produjese más que otras del grupo». A su vez, el dirigente sindical ha sostenido que «no puede hablarse de planes por que la mejor de todas es tener en cuenta que hay oferta y demanda para el producto que elabora Lauki en Valladolid y que su viabilidad económica está lejos de toda incertidumbre».

Rentables y productivas

Los representantes de los trabajadores afectados defendieron la rentabilidad de las fábricas vallisoletanas a las que se intenta echar el cierre. La portavoz del Comité de empresa de Dulciora, Belén Bueno, aseguró que «no hay pérdidas» ni pueden justificar el cierre porque sea «poco productiva». Por parte de Lauki, el representante de UGT en el Comité, Juan Carlos García, señaló que rechazan la determinación de Lactalis porque la planta láctea es «viable» y recordó que la empresa se rechaza a negociar con compradores que intenten envasar leche en su factoría con el objetivo de no dar mercado a la competencia. Mientras que los de Lauki tienen, los trabajadores de Dulciora van a tener una reunión con la empresa a fines de abril previsto festejar un encuentro el día 11 del mismo mes.