"El Papa solicita a curas no resignarse ante la violencia"

El Papa solicita a curas no resignarse ante la violencia

Foto: Wikipedia – Seedless Avocado in MexicoLeer también: Prensa oficial recoge "el adiós" de Fidel CastroLeer también: Al menos un muerto y 7 heridos por tiroteos en Chicago El papa Francisco ha llamado el martes a curas y monjas a no detenerse ni resignarse ante la violencia y el narcotráfico y a encontrar inspiración en […]

SeedlessAvocadoinMexico.jpg

Foto: Wikipedia – Seedless Avocado in Mexico

El papa Francisco ha llamado el martes a curas y monjas a no detenerse ni resignarse ante la violencia y el narcotráfico y a encontrar inspiración en otros que pelearon en contra de la injusticia.

El pontífice durante una misa multitudinaria frente a religiosos en Morelia, capital del estado occidental de Michoacán que se ha observado marcado por la violencia y la penetración del narcotráfico interrogó: “¿Qué tentación nos puede venir de ambientes muchas veces dominados por la violencia, la corrupción, el tráfico de drogas la indiferencia ante el sufrimiento y la precariedad?”. El tráfico de drogas es el desdén por la corrección de la persona.

La visita del pontífice a Morelia, capital del estado de Michoacán —el cual se ha convertido en un campo fértil para la producción y el contrabando de narcóticos- llega en momentos en que busca dar consolación a una nación afligida por la violencia derivada de las drogas, al tiempo que envía un mensaje sobre su vista para el futuro de la Iglesia mexicana.

Michoacán es uno de los treinta y un estados que junto con la Ciudad de México, conforman las treinta y dos entidades federativas de los Estados Unidos Mexicanos.

El mismo papa contestó que esa tentación puede resumirse como “resignación”, la cual “nos detiene y nos evita no sólo caminar, sino también hacer sendero”. Pidió hacerle frente y seguir el ejemplo de otros, como Vasco de Quiroga, un obispo español que en el siglo XVI enfrentó las injusticias que vivían los indígenas.

A los religiosos de hoy, Francisco les ha puesto el ejemplo de este obispo español que no se ha dejado llevar por la tentación y la resignación y “ha movido su fe, ha movido su vida, ha movido su misericordia y lo ha impulsado a realizar diversas propuestas que fuesen de respiro ante esta realidad tan paralizante e injusta”.

Francisco comenzó su cuarta jornada en México con una visita a Morelia como un guiño a la Iglesia que quiere después del sonoro regaño que ha lanzado el sábado a la alta jerarquía católica mexicana, estar más cerca de su pueblo, cuando solicitó a los obispos.

La llegada del papa a la capital de Michoacán es vista como un gesto hacia el arzobispo de Morelia monseñor Alberto Suárez Inda, hasta ahora el único cardenal mexicano nombrado por Francisco y quien -como el papa- ha llamado a la jerarquía católica a dejar de lado sus cómodas vidas para convertirse en “pastor de sus ovejas” y acompañar a la gente en los momentos duros que pasa el país.

Mientras daba un regreso a la pista a bordo de un carro de golf, curas han recibido al papa , monjas y seminaristas entre ovaciones. Los seminaristas, curas y monjas no detenían de cantar y danzar al tiempo que hacían olas.

Al estadio ha llegado con el obispo Suárez Inda.

“Él comparte los pedidos del papa de alejarse de una mirada adormecida. Es un hombre crítico pero que puede dar respuestas”, dijo a The Associated Press el padre Leopoldo Sánchez, vicario de pastoral y mano derecha de Suárez Inda los últimos 20 años.

Este cura, quien también es el encargado de la visita del papa a Morelia ha asegurado: “Tiene la destreza para tender puentes y relacionarse de igual forma con el gobierno y con los indígenas”.

La violencia está muy presente en la visita del papa a este estado del occidente de México. Michoacán es cuna de sanguinarios cárteles y un relevante centro de reparto de drogas que por años ha estado por el cartel de la Familia y luego el de Los Caballeros Templarios.

Para 2013, el cártel de los Caballeros Templarios, una organización pseudorreligiosa de corte evangélico, efectuaba tantos secuestros, extorsiones y ejercía un dominio tal sobre la escena política y económica del estado que los labradores locales se han alzado en armas en contra de él. Pero la insurrección de las llamadas “autodefensas” ha traído poca paz al estado, pues estos grupos empezaron a luchar entre ellos al tiempo que aparecían nuevos grupos delictivos y otras pretendían entrar por la fuerza a Michoacán, una relevante fuente de producción de metanfetaminas.

Cansados de la violencia de los últimos años, habitantes de Michoacán fueron armados en 2013 y han creado grupos de autodefensa para afrontar a los narcotraficantes.

Este desplazamiento espontáneo, aplaudido inicialmente por la población, también prolongó la violencia por decenas de municipios e incluso ha terminado dividido y penetrado por algunos narcotraficantes a los que previamente peleaba.

Aunque venga el papa, pesimista José Luis López, un hojalatero de 43 años mencionó: “Nunca habrá paz en Morelia o quien sea, porque estamos en manos de la mafia, desde la policía a los políticos”.

Tras el surgimiento de las autodefensas, las autoridades federales comenzaron una nueva ofensiva en contra del cartel de Los Caballeros Templarios y han capturado o asesinaron a sus principales líderes. También han sido arrestados funcionarios estatales y municipales que trabajaban para el grupo.

López a pocos metros de las cruces blancas pintadas en el piso en recuerdo de los ocho muertos que ha dejado un ataque con granadas de 2008 durante la celebración de la independencia ha asegurado: “La situación ahora se calmó un poco en los últimos meses pero las dificultades continúan intactos”.

El hombre horas antes de la llegada del pontífice ha señalado: “Las supuestas autodefensas que han venido a defendernos han resultado tan mafiosos”.

Durante la noche previa al arribo de Francisco grupos de peregrinos han dormido a la intemperie y la policía ha instalado arcos detectores de metales alrededor del zócalo para controlar la entrada.

Cerca de la catedral que va a visitar el papa, Yulisa Durán mencionó que está muy “emocionada” por la llegada de Francisco “pero la realidad es que la gente está temerosa”. Yulisa Durán es alumna de enfermería de 18 años.