"Estado de salud de George H. W. Bush, hoy 29 de diciembre de 2014"

Estado de salud de George H. W. Bush, hoy 29 de diciembre de 2014

El expresidente estadounidense, George H. W. Bush ha recobrado una respiración normal, pero permanecerá internado en un hospital de Houston, Texas.

George H. W. Bush sonriendo
George H. W. Bush continuará internado en Houston, Texas. (Foto: Twitter)

La oficina del expresidente informó que George H. W. Bush ha recobrado una respiración normal, pero habrá de permanecer al menos hasta mañana en el hospital de Houston, Texas, en el que fue ingresado el martes de la semana pasada tras experimentar una insuficiencia respiratoria.

“La respiración del presidente Bush ha vuelto a la normalidad, pero pasará la noche en el Hospital Metodista de Houston a la espera de la aprobación final de sus doctores antes de regresar a casa”.

En noviembre de 2012, Bush fue ingresado en el mismo hospital, donde pasó más de un mes por complicaciones con una bronquitis. Bush, que padece la enfermedad de Parkinson y tiene dificultades para mover las piernas, celebró el pasado junio su 90 cumpleaños con un salto en paracaídas, al igual que cuando cumplió 75, 80 y 85 años.

Veterano de la II Guerra Mundial (1939-1945), el republicano George H.W. Bush, que dirigió el país de 1989 a 1993, ejerció como vicepresidente durante el mandato de Ronald Reagan (1981-1989) y es padre del también expresidente George W. Bush (2001-2009).

Bush comenzó a experimentar problemas de salud en 1991, cuando, todavía siendo presidente, fue ingresado por una arritmia cardíaca y los médicos le detectaron la enfermedad de Graves. Esta afección, que padece también su esposa Barbara, se manifiesta por una superactividad de la glándula tiroidea.

En el año 2000, también necesitó tratamiento en el Hospital Comunitario Naples en Florida, tras sentirse indispuesto en una recepción con banqueros. En aquella ocasión, los médicos le diagnosticaron una arritmia cardíaca por fibrilación auricular, condición que provoca que las dos cámaras superiores del corazón vibren en lugar de producir el bombeo apropiado.